“Indicadores Económicos: Cobre, el sueldo de unos pocos”

“Indicadores Económicos: Cobre, el sueldo de unos pocos”

Fundación Terram presenta su Análisis de Políticas Públicas N° 66: “Indicadores Económicos: Cobre, el sueldo de unos pocos”. Telye Yurisch realiza una revisión del escenario económico mundial, con respecto a la situación actual del mercado del cobre y sus impactos en la economía nacional.

Fundación Terram presenta su Análisis de Políticas Públicas N° 66: “Indicadores Económicos: Cobre, el sueldo de unos pocos”, el cual realiza una revisión del escenario económico mundial, con respecto a la situación actual del mercado del cobre y sus impactos en la economía nacional.

Revisa el documento completo acá APP Nº 66 Indicadores Económicos de la Minera Chilena – Cobre, el sueldo de unos pocos.

El documento “Indicadores Económicos: Cobre, el sueldo de unos pocos” es un estudio realizado por el Economista Telye Yurisch, quién a través de un análisis crítico analiza el comportamiento de los principales indicadores económicos de la minería, identificando los aportes reales del sector al desarrollo económico nacional.

El estudio señala que en 2015 la producción cuprífera del país fue de 5.764 miles de toneladas métricas de cobre fino (MTMF), representando un 30% de la producción mundial, siendo la mayor producción cuprífera a nivel global. Sin embargo, el documento asevera que “El desafío es superar el espíritu desarrollista que ha guiado la agenda de crecimiento económico, basado en la explotación y exportación del cobre”, argumentando que al revisar la participación del sector en los indicadores económicos se aprecia que tuvo una fuerte caída durante los últimos años, llegando a representar solo un 8,1% del PIB en el año 2015.

En cuanto al empleo, señala que en los últimos cinco años la minería ha generado solo un 3% de los empleos directos totales del país. Comparándolo con el sector comercio es una cifra baja, ya que durante el mismo periodo este último sector aportó con un promedio de un 19% de los empleos totales del país y la industria manufacturera con un promedio del 11% del total de empleos directos del país.

Además de esto, el documento señala que los aportes a los ingresos fiscales que provienen del sector han sido bastante irregulares, producto de los ciclos del precio del cobre. En los últimos tres años los aportes al fisco no han superado el 10%, representando para el 2015 solo el 6% de los ingresos fiscales del país.

China es el principal consumidor de cobre del mundo, sin embargo la demanda del metal continúa situándose por debajo de la expansión de la oferta. Al tener Chile un tercio de la producción y exportaciones cupríferas mundiales, éste se enfrenta a un complejo escenario que muestra la dependencia y vulnerabilidad que presenta el desarrollo económico nacional respecto del mercado del cobre, develando la necesidad de transitar hacia otro modelo de desarrollo.

Cobre: ¿el sueldo de quién?

El documento plantea que cabe revisar el nivel de producción de cobre y sus principales actores.

“Hay que considerar que en los últimos cuatro años (2012 – 2015) las empresas privadas (GMP-10) representaron en promedio el 68% de la producción cuprífera nacional y solo el 32% restante corresponde a la estatal Codelco”, señala.

Por otro lado propone avanzar en el fortalecimiento de los instrumentos de recaudación fiscal que aplican al sector, mediante la creación de un “verdadero royalty”, que permitiría al Gobierno recaudar una mayor renta de la actividad extractiva, e invertir estos remanentes en investigación y desarrollo a objeto de propiciar una diversificación productiva.

Dentro de las conclusiones plantea que “Es necesario superar el modelo económico extractivista actual, que rige a Chile desde su orígenes, iniciando una transición hacia una economía más diversificada, más justa y que asegure mejorar la condición de vida de las personas junto con la protección y conservación de la naturaleza”.

Revisa el documento completo acá APP Nº 66 Indicadores Económicos de la Minera Chilena – Cobre, el sueldo de unos pocos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*