Lo Mejor y lo Peor de la semana del 20 de octubre de 2017.

El equipo de Fundación Terram selecciona lo que considera lo más positivo y lo más preocupante que ha acontecido en la semana que culmina.


Lo Mejor

Nuevo plan regulador Metropolitano prohíbe nuevas termoeléctricas en Coronel

El Plan Regulador Metropolitano (PRM) que regula las relaciones espaciales y funcionales de las principales comunas de la Provincia de Concepción llevaba 14 años sin ser actualizado. Esta nueva disposición de ordenamiento territorial prohibirá la instalación de nuevas termoeléctricas en Coronel, lo que se condice con lo determinado por las autoridades locales a partir de la actualización del Plan Regulador de la comuna en 2013.

Recordemos que Coronel es un territorio profundamente afectado por el complejo industrial que incluye tres unidades generadoras eléctricas a carbón -Bocamina I-II y Santa María I-, situación que se ha expresado en denuncias a Endesa -titular de las unidades Bocamina- por la contaminación de recursos hidrobiológicos y la afectación a la salud de la población.

En este sentido, la decisión del Minvu -organismo encargado de los PRM- fue bien recibida por el alcalde de la comuna y organizaciones locales, luego de que en enero de 2016 desde la municipalidad surgieran observaciones al Proyecto de Modificación del PRM de Concepción, producto de que a esa fecha la propuesta por el Minvu permitía en Coronel la instalación de Centrales Termoeléctricas.

Ver noticia completa aquí.

Lo Peor:

Hundimiento de un buque salmonero en Chiloé con 60 mil litros de petróleo y 200 toneladas de peces vivos

El día miércoles ocurrió el hundimiento de un buque de la industria salmonera con 60 mil litros de petróleo y 200 toneladas de peces, frente a la comuna de Chonchi. La embarcación, que transportaba salmones vivos hacia centros de cultivo, habría sufrido un desperfecto en las cercanías de la playa de Pilpilihue, activando una señal de alarma y logrando así acercarse hasta la costa para evitar un mayor derrame de combustible.

La tripulación, de propiedad de la empresa CMT, de Puerto Montt, estaba compuesta por once personas, quienes lograron evacuar el buque gracias al apoyo de lugareños. Cuatro naves de la Armada trabajan en el lugar, instalando barreras y paños absorbentes para evitar un derrame mayor de combustible. El director regional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Eduardo Aguilera, decidió cerrar la zona para facilitar el retiro de la carga señalando que es la empresa quien debe presentar un plan para realizar el retiro, de forma segura, de los salmones muertos.

Ver noticia completa aquí.

Etiquetas:

Comments are closed.