No hubo acuerdo: Corfo insiste en término anticipado de contrato con SQM

Agencia estatal acusa a SQM de ocultar información, no pago de rentas y actuar de mala fe. Fuente: El Mercurio de Antofagasta, 17 de octubre de 2017.


Sin acuerdo finalizó ayer la ronda de negociación entre Corfo y SQM para alcanzar un acuerdo, en el marco del arbitraje que se sigue en el Centro de Arbitraje y Mediación (CAM) de la Cámara de Comercio de Santiago por las diferencias en torno al contrato de arriendo de pertenencias mineras y explotación de litio en el Salar de Atacama, y respecto del cual la entidad estatal había pedido su término anticipado.

El conflicto se desencadenó a partir de 2013 cuando Corfo propietaria del Salar de Atacama- iniciara acciones judiciales en contra de SQM por lo que denominó graves incumplimientos a los contratos suscritos”.

Según explicó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán -una vez terminada la reunión- en mayo de 2014 Corfo interpuso demandas pidiendo al árbitro el término anticipado de los contratos con la firma y la devolución del salar. De esta demanda se hizo parte el Consejo de Defensa del estado (CDE) en 2015.

Al año siguiente la agencia estatal demandó por incumplimiento de contrato para proyecto (joint venture), ya que según explicó Bitrán- “SQM desde los años 90, mediante acciones deliberadas vulneró la integridad de los derechos del Estado en el salar”.

Bitrán aseguró que SQM “no ha pagado las rentas, ha ocultado información y actuado de mala fe. Con el propósito de impedir una licitación competitiva en 2030, fecha en que termina su contrato”.

Además, la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) lleva adelante una investigación en contra de SQM por graves incumplimientos a la RCA que autorizó la explotación en el salar, proceso que aún está en curso.

CONTROL

Sin embargo, si bien la disputa contractual se centra en impuestos atrasados, faltas “graves” y “gravísimas” al cumplimiento medioambiental y derechos de agua, Corfo ha ido un poco más allá y está pidiendo que Julio Ponce Lerou deje definitivamente el control de la compañía.

El empresario -ex-yerno del general Augusto Pinochet- adquirió la empresa durante el gobierno militar y hoy se mantiene como principal accionista y controlador a través de sus sociedades cascada.

Ayer Corfo volvió a presentar sus condiciones para un acuerdo conciliatorio: que SQM pague el total de las comisiones que debe, la modificación de los contratos para aumentar la renta de arrendamiento al mismo nivel del suscrito con Albemarle, reserva del 25% de la producción de litio para vender en Chile a eventuales interesados en agregar valor al mineral a precio preferencial, cumplimiento irrestricto de las normas ambientales y la restitución de derechos de agua y mineros al Estado.

Adicionalmente, Corfo solicitó mejoras significativas en el gobierno corporativo de SQM.

“Se exigió la pérdida del voto dirimente del presidente de la compañía, con lo cual se modificaría la estructura de control de la sociedad”, dijo Bitrán.

Esta propuesta no fue aceptada por SQM. “No hay conciliación entre Corfo y SQM, por lo tanto mantenemos nuestra exigencia inicial de devolución anticipada del Salar de Atacama por parte de la empresa. Esperamos que el tribunal acoja nuestras pretensiones, poniendo término anticipado a los contratos”.

CUOTA

En caso contrario -advirtió Bitrán la cuota de extracción de litio autorizada para SQM se extinguirá -en los regímenes de extracción proyectada- a más tardar en 2023.

En rigor, la empresa tiene contrato de arrendamiento del salar hasta 2030, sin embargo, su cuota de extracción de litio la completaría en esa fecha dado su régimen actual de extracción y los aumentos previstos.

En relación al arbitraje con Corfo, SQM declinó hacer declaraciones.

Sin embargo, han señalado con anterioridad que siempre tuvieron plena disposición a solucionar las diferencias que mantienen respecto al contrato de arrendamiento en torno al proyecto que desarrollan en el Salar de Atacama.

“Por el bien del aporte al país, de nuestros múltiples accionistas y clientes, así como de los más de 3.300 trabajadores de esta operación, siempre hemos manifestado la plena voluntad de realizar los máximos esfuerzos para solucionar de la mejor manera este conflicto”.

Así, y dado que las conversaciones no llegaron a buen término, el juez Héctor Numeres, deberá dictar un fallo, en el arbitraje que mantienen Corfo y la empresa, que podría ser en
diciembre.

-3.300
personas componen la dotación de SQM que labora asociada a la extracción del Salar de Atacama.

SQM PRODUCE GRACIAS A SUS OPERACIONES EN EL SALAR CARBONATO E HIDRÓXIDO DE LITIO, ADEMÁS DE FERTILIZANTES DE ESPECIALIDAD.

Eugenio Sugg Gálvez

Comments are closed.