Plan de descontaminación del Gran Concepción entra a etapa decisiva

Dentro de los próximos días el Ministerio de Medio Ambiente debería responder a las últimas observaciones que la ciudadanía y empresas le hicieron al anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PDA) del Gran Concepción. Fuente: El Sur de Concepción, 21 de octubre de 2017.


El Ministerio de Medio Ambiente se encuentra respondiendo las últimas observaciones que hizo la ciudadanía. Éstas apuntan a aumentar la cantidad de calefactores que se deben cambiar, como también de incluir la temática ambiental en las aulas de las escuelas.

Dentro de los próximos días el Ministerio de Medio Ambiente debería responder a las últimas observaciones que la ciudadanía y empresas le hicieron al anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PDA) del Gran Concepción.

Tras un largo proceso que duró varios años, sólo falta ese paso para consolidar la información que se le enviará al Consejo de Ministros para que sea votado en noviembre. De ser aprobado se lo entregarán a la Presidenta Michelle Bachelet para su firma final y posterior ingreso a Contraloría en diciembre.

Es en esta última etapa donde se definirá si se incorporan algunas de las 700 observaciones que realizaron los vecinos durante los 60 días hábiles que duró la consulta ciudadana. Ésta se realizó en el Gran Concepción (Concepción, Talcahuano, Coronel, San Pedro de la Paz, Lota, Hualpén, Chiguayante, Tomé, Penco y Hualqui), zona donde se aplicará el plan.

CON POSIBILIDADES

Dentro de las indicaciones que recibieron, Richard Vargas, seremi de Medio Ambiente, sostuvo que la de aumentar la cantidad de calefactores que determina el plan -y que llegan a 15 mil- tiene posibilidades de ser incorporada.

“Es una cifra artificialmente baja, porque la consolidación de los proyectos que se presenten al Servicio de Evaluación Ambiental deberán contemplar un incremento del programa de subsidio de recambio de calefactores”, declaró la autoridad medioambiental.

Este incremento se daría con los planes de mitigación que deban realizar las empresas que no pueden paralizar su producción en episodios críticos. Sería a través de ese mecanismo como se aumentaría la cantidad de calefactores en la zona.

Otras de las observaciones que hizo la comunidad y que el seremi considera que se podrían incorporar en el PDA son la educación ambiental dentro de los establecimientos del Gran Concepción, además de apoyar a las pymes, como pequeñas panaderías, para que inviertan en tecnología que les ayude a contaminar menos.

“Debemos apalancar recursos de Corfo, Sercotec u otras instituciones que vayan en apoyo al sector privado”, planteó Vargas.

CRONOGRAMA

“Desde la Región ya se respondieron las observaciones que nos correspondían (…). Ahora es el nivel central el que debe terminar de responder las observaciones y acelerar la propuesta del plan”, contó el seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas.

Si se cumplen los plazos, el PDA del Gran Concepción debería estar operando en la zona durante el próximo invierno. También debería estar operando el Plan de Descontaminación de Los Ángeles. Estos dos se sumarán al de Chillán y Chillán Viejo, que está vigente desde 2016.

RECAMBIO DE CALEFACTORES

Entre 2016 y 2017 en las comunas de Chillán y Chillán Viejo se han cambiado 878 estufas, lo que ha significado una inversión que llegó a los $675 millones. En tanto, en Los Ángeles, donde aún no está vigente el PDA, la cifra es de 200, con una inversión que supera los $116 millones.

El recambio de calefactores en la comuna de la Provincia de Biobío y en las ciudades de la Región de Ñuble está fijado en un plazo de 10 años y considera 20 mil equipos.

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, si bien valoró la medida de cambiar estufas contaminantes por otras que emiten menos material particulado, reveló que este proceso ha sido muy lento debido a que no se han entregado todos los recursos para que más gente postule a esta medida.

“Hay voluntad, pero no hay efectividad”, expuso el jefe comunal.

Zarzar sostuvo que al ser lento este proceso, la gente está encendiendo igual las estufas en días de emergencia para proporcionar calor a los niños y adultos mayores en los días de más frío.

“Independiente que esté preocupado del aire y la contaminación, los que no tienen posibilidades del recambio de calefactores prefieren correr el riesgo a que los sancionen”, aseguró el alcalde de Chillán.

Otro de los puntos que abordó Zarzar fue que se debe apoyar a los adultos mayores, quienes tienen pocos recursos para aportar el copago de $100 mil -10% total del costo e instalación- que se realiza para obtener el recambio de una estufa.

Sobre la lentitud del procedimiento, el seremi de Medio Ambiente reconoció que la cifra es menor a la proyectada, pero aseguró que debería ir aumentando para cumplir con la meta en el plazo estipulado.

“Para cumplir con lo que esperábamos, que son cuatro mil calefactores cambiados, se requería una inversión superior a la que hemos tenido hoy. Eso es algo que se va corrigiendo en el tiempo y en el presupuesto de este año fue superior al de 2016 y esperamos que el próximo año sea superior, ya que viene con un reajuste de un 3,9%”, declaró Vargas.

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, aunque valora la medida de recambiar calefactores, expresó su preocupación por la lentitud con la que se está realizando en su comuna.

Comments are closed.