Chile alista nueva política para reducir gases de efecto invernadero

Mientras se desarrolla la cumbre del clima en Alemania, el gobierno prepara plan para masificar uso de vehículos cero emisiones. Fuente: La Tercera, 7 de noviembre de 2017.


Cerca de un tercio del consumo energético en Chile corresponde al sector transporte y de este consumo el 98% corresponde a derivados del petróleo, al mismo tiempo este sector es responsable de más de un 22% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, señala el borrador de la Estrategia de Electromovilidad (uso de vehículos eléctricos o híbridos) que se dará a conocer este mes por parte del gobierno.

“La penetración en Chile de vehículos eléctricos aún es baja, pero nuestras proyecciones apuntan a un fuerte crecimiento en las próximas décadas. De acuerdo a nuestras estimaciones al 2050, el parque de vehículos livianos en Chile estaría conformado por 40% de autos eléctricos, esto es alrededor de cinco millones vehículos”, señala el ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

El ministro añade que están conscientes de que esta es una de las medidas más efectivas para mitigar efectos del cambio climático, el que será tema de debate esta semana en el contexto de la cumbre climática (COP 23), que se inició ayer en Bonn, Alemania, y que culmina el próximo 17 de noviembre (ver nota secundaria).

Cambio de estrategia 

Según el borrador de la Estrategia de Electromovilidad de 4.853.413 vehículos, el 76% es bencinero y el 24% diésel, solo aparecen 276 eléctricos y 8.096 a gas hasta 2016. Las cifras de autos eficientes son bajas si se considera que en el mundo la electromovilidad es una de las políticas fuertes que se han implementado en otros países para frenar el cambio climático, como Francia, que anunció que al año 2040 no venderá más autos diésel o gasolina.

Otro caso es Noruega, país en el que el ministro Rebolledo ayer firmó un acuerdo para fomentar la electromovilidad en Chile, y donde a partir de 2025 el 100% de los nuevos vehículos de pasajeros y camionetas livianas deberán ser cero emisiones y el 100% de los buses urbanos cero emisiones o utilizar biogás.

El acuerdo permitirá que Chile cuente con asesoría de expertos de este país en la formación de capital humano, como en el diseño de políticas para estimular la compra de autos, buses o embarcaciones con esta tecnología cero emisión.

El cambio tecnológico del parque automotriz es uno de los temas complejos que deberá enfrentar Chile los próximos años en materia de cambio climático, reconoce el ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena. “Chile tiene un doble desafío, tiene que crecer su economía, pero tiene, al mismo tiempo, un creciente uso de automóvil”, plantea.

El ministro Mena señala que esta presión es la que no reconocen los países desarrollados al hacer sus evaluaciones sobre las políticas locales contra el cambio climático. Por ejemplo, Climate Action Tracker, un organismo compuesto por tres centros de estudios internacionales, asesorados por el Instituto Postdam para la Investigación en Cambio Climático, clasificó las políticas de Chile como “críticamente insuficientes”, la categoría más baja.

“A pesar de tener un potencial significativo de energía solar y eólica, sin nuevas políticas, las proyecciones de gases de efecto invernadero de Chile casi se duplicarán respecto de los niveles de 2010 para 2030”, señala Climate Action Tracker.

Para Mena, quien viajará los próximos días a la cumbre de Alemania, el análisis es injusto. “No hay ningún país en toda Latinoamérica que haya tenido el crecimiento explosivo que ha tenido Chile en energías renovables, no hay ninguno (…). Nuestro talón de Aquiles tiene que ver con lo que tenemos que avanzar para el transporte”, señala.

Carlos González Isla

 

Comments are closed.