El dolor de cabeza de Engie

Querella criminal en contra de la eléctrica en las últimas semanas se ha reactivado y hoy está a cargo de la fiscal del caso cascadas, Tania Sironvalle. Fuente: La Tercera, 26 de noviembre de 2017.


No todo ha sido celebración para Engie. La semana pasada la filial chilena de la firma franco-belga Engie (ex GDF Suez) fue protagonista del hito histórico de unir los dos mayores sistemas eléctricos del país, el SIC y Sing, a través de la línea de interconexión a cargo de Transmisora Eléctrica del Norte (TEN), ligada a Engie Energía Chile y a la hispana Red Eléctrica. Pero en las últimas semanas también es la protagonista de la disputa que enfrenta con Luis Silva y Luis Fredes, socios de inmobiliaria e inversiones Los Coihues. Este último presentó a inicios de año una querella criminal en contra de la eléctrica, proceso que en las últimas semanas se ha reactivado y que hoy está a cargo de la fiscal del caso cascadas, Tania Sironvalle, de la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte.

En la querella, Fredes cuestiona el proceso que diseñó la eléctrica para que su proyecto fuese considerado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) como la alternativa para la expansión del sistema troncal y señala que toda la información que la compañía entregó al mercado a inicios de 2014 es falsa. Por eso, pide que a la eléctrica se le acuse de infringir el artículo 59 letra a de la Ley 18.045, de Mercado de Valores.

Según el documento, el 29 de enero de 2014, en su momento E-CL (hoy Engie Chile) informó al mercado que su filial TEN había llegado a un acuerdo con Alusa Ingeniería (hoy Alumini) para la construcción del tendido. Para eso, la eléctrica emitió una orden de proceder para la ingeniería de detalles, ejecución de obras tempranas y para la compra de equipos electromecánicos para la futura construcción del tendido, donde sólo para la compra de equipos se disponía de un pago de US$ 20 millones. Un año después, el 18 de marzo de 2015, Alumini cedió sus derechos a Alstom Grid Chile, firma seleccionada por TEN para abastecer de cuatro subestaciones a la interconexión del SIC con el Sing. Esta cesión de derechos implicó un monto de US$ 1 millón, cuenta la querella, ‘suma a todas luces insuficiente para la efectiva compra de estos equipos’.

Este punto es vital, destaca la querella, pues con el acuerdo anunciado con Alusa (hoy Alumini), la línea fue declarada ‘en construcción’, calificación necesaria para ser incluida dentro del plan de expansión del sistema troncal, describe el documento.

Añade que ‘el solo hecho de haber transferido US$ 1 millón deja en evidencia no solo que la información entregada al mercado era falsa, sino que también nunca tuvo la voluntad real de adquirir este suministro al momento de emitir el hecho esencial’ del día 29 de enero de 2014.

El tema no sorprende a Engie, pues la eléctrica desde el año 2015 que sabe de los cuestionamientos de Silva y Fredes que hoy salen a la luz. De hecho, ese mismo año el fiscal de la firma, Aníbal Prieto, se reunió en dos oportunidades con los socios, quienes pidieron ser compensados por la eléctrica por el perjuicio que sufrieron al no poder impulsar el parque fotovoltaico Sierra Soleada, en la Región de Atacama, proyecto que cuenta con la aprobación ambiental y que, además, estaban ofreciendo a unos inversionistas extranjeros. La versión es corroborada por el abogado querellante Miguel Vargas, quien indica que hoy, más allá de una compensación económica -opción que ahora ve lejana-, lo que buscan es el castigo de la compañía por los delitos que describe en la querella. ‘Nuestra expectativa es castigar el delito, porque está muy claro. La información que entregaron es falsa y en ese sentido se puede dar una sanción’, explica Vargas.

El abogado está a la espera de que la fiscal Sironvalle, con quien se reunió hace dos semanas, cite a declarar al gerente general de Engie Chile, Axel Leveque, a Andrés Castro, gerente general de Alumini, y Juan Clavería, quien en ese tiempo era el representante de GDF Suez en Chile. Por su parte, indica una fuente del mercado, la eléctrica está analizando qué medidas judiciales tomar, pues se estima que Silva y su equipo están injuriando a la empresa. La decisión aún no está tomada, estiman en el mercado, porque hasta ahora Engie estaba preocupada de la construcción del tendido, el que fue conectado al sistema eléctrico el pasado martes, acto que contó con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet.

Comments are closed.