Postergan votación de Los Rulos para después de las elecciones

Ayer se debían tramitar cinco recursos que exigen frenar el proyecto. Fuente: El Mercurio de Valparaiso, 7 de noviembre de 2017.


Se esperaba un escenario similar al de principios de año. Así incluso lo entendió la administración de la Intendencia de Valparaíso, que puso a disposición a la mayoría de sus guardias de seguridad en el Salón Esmeralda, que a diferencia de otras oportunidades mantenía un separador de fila entre el lugar que ocupan las autoridades y el del público general. La advertencia era tal, que incluso por momentos el gobernador Jorge Dip estuvo monitoreando la situación en persona. Y es que ayer, la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) de Valparaíso debía resolver cinco decisivos recursos presentados en contra del proyecto energético “Los Rulos”, que busca emplazarse en la comuna de Limache. Las acciones habían sido ingresadas en marzo de este año, días después de que la misma instancia aprobara -por unanimidad- la controvertida termoeléctrica.

 

Por tal razón, la expectativa era alta, en cuanto al precedente con el que cargaba la comisión, que es presidida por el intendente regional, Gabriel Aldoney, además del director del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Valparaíso y de nueve seremis con competencia en la materia. Como en febrero de este año la comisión había dado luz verde a la central a gas -a cargo de la empresa Cerro El Plomo, filial de IC Power-, se esperaba que los ánimos entre el público no estuvieran del todo tranquilos. Y es que el fondo que se debía resolver era si se invalidaba el permiso (RCA) de la iniciativa. Prueba de la importancia de la votación fue que estuvo presente la plana mayor de la empresa, encabezada por su gerente general, Peter Hatton, y el vocero del proyecto, Hugo Lecaros. En la vereda contraria, cerca de veinte opositores llegaron hasta el edificio de la Intendencia. Algunos de ellos ingresaron a la votación y otros se quedaron manifestándose en el frontis del edificio.

POSTERGAN VOTACIÓN 

Una vez que comenzó la sesión, uno de los abogados del SEA expuso los argumentos de los reclamantes -cuatro comunidades indígenas y una persona natural- y la respuesta que ante ello entregó la compañía. Tras analizar ambas posturas, el servicio recomendó a los integrantes rechazar las cinco solicitudes, que principalmente exigían dejar sin efecto la aprobación del proyecto por no haber realizar una Consulta Indígena durante el proceso de evaluación ambiental. Algunos de los argumentos del servicio fueron que las comunidades no habrían identificado los impactos que eventualmente tendrían con el proyecto, no existiría una afectación directa, y no se habría señalado de qué manera la ejecución de la central impactaría en las tradiciones y costumbres de las agrupaciones.

Sin embargo, pese a la recomendación del servicio, el intendente Aldoney planteó una serie de dudas sobre el real impacto que tendría el proyecto, proponiendo aplazar la votación a la espera de contar con un informe de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) que aclare la cantidad de organización indígenas presentes en el área de influencia de la termoeléctrica. Como dicha petición fue aprobada por unanimidad, la comisión postergó la votación e informó que la Conadi tendrá diez días hábiles para emanar su informe. Luego de ello, el servicio deberá volver a citar -con el debido tiempo de anticipación- a una nueva votación, la que en ningún caso se realizará antes del 19 de noviembre, día en que están programadas las elecciones presidenciales y parlamentadas en el país.

POST ELECCIONES 

Conocido es el rechazo que el proyecto genera no sólo en Limache, sino que también en Quilpué, Villa Alemana, Olmué e incluso en Quillota, comunas que reúnen el mayor electorado del Distrito Cordillera (6). Consultado sobre una eventual estrategia política al aplazar la votación para después de las elecciones, lo primero que respondió el intendente fue que “pero de qué se preocupa si va a haber segunda vuelta”.

Al ser insistido sobre el impacto que podría tener dicha decisión en las elecciones de senadores y diputados, la autoridad regional se defendió diciendo que “yo no actúo así”.

“No hay tal intención. Yo he velado fundamentalmente porque se garanticen los procesos de la mejor manera posible. Aquí todo el mundo puede hacer las interpretaciones que quiera, pero esto (la postergación) es independiente de la situación política actual”, comentó Aldoney, recordando que a principios de año la comisión también había aplazado una votación por falta de antecedentes, cuyo proyecto finalmente fue rechazado. Más aún, el intendente precisó que “nosotros podríamos eventualmente haber hecho la votación mucho antes o mucho después (de las elecciones). Si bien los plazos que se manejan están predeterminados, existe una cierta holgura para poder manejarlos. Pero el SEA lo puso en tabla dado que nos parecía que había que cumplir con lo establecido. Por eso no hay tal intención”.

PRINCIPALES ARGUMENTOS 

Ya en lo que se refiere a las razones que tuvo para proponer un aplazamiento, Aldoney explicó que sus dudas persisten sobre si hay o no más comunidades indígenas en el área de influencia del proyecto. “Dado que esto se produce después de ser aprobado el estudio, del cual algunas organizaciones no participaron, nosotros estimamos conveniente solicitarle a los organismos del Estado, en este caso a la Conadi, que nos informe si en la zona de influencia hay organizaciones cuyas tradiciones y costumbres se podrían ver afectadas”, precisó Aldoney. La autoridad regional aseguró que la razón se debe a que, legalmente, cualquier persona puede continuar presentando invalidaciones al proyecto por el transcurso de dos años.

“Nuestro único objeto es tener una certeza que a nosotros nos parece necesaria, que es evitar que en un plazo de dos años estas organizaciones pudieran presentar otra invalidación que retrotraiga el proceso al mismo punto de hoy. Me parece que no hacerlo deja en indefinición, no sólo a quienes se pueden ver afectados en sus derechos, sino a los propios incumbentes”, cerró el intendente de Valparaíso. En tanto, los opositores al proyecto celebraron que la discusión de los recursos se haya postergado. A su juicio, en la comisión quedó de manifiesto que entre las autoridades “existen serias dudas de cuál es el real impacto que puede traer la termoeléctrica”

-“Se pueden hacer las interpretaciones que quiera, pero la decisión es independiente a la situación política”
Gabriel Aldoney Intendente de Valparaíso y presidente de la comisión

-OBJETORES

Comunidades

– Asociación Indígena Artesanos de Pueblos Originarios ADEPO.
– Asociación Indígena Antutripantu-Sol de Primavera.
– Centro Cultural Aymara Pachakuti.
– Comunidad Indígena Witrapürran.

Particulares

– Salvador Donghi
– Arturo Chadwick Dittborn.

-¿Qué es la central Los Rulos?

De acuerdo a lo que consta en la ficha tramitada durante la evaluación ambiental, el proyecto corresponde a una Central termoeléctrico de Ciclo Combinado (CC) operada con gas natural para la generación de energía eléctrica con capacidad máxima de 540 MW de potencia bruta. La central operará principalmente con gas natural proveniente del terminal regasificador de GNL localizado en la zona de Quintero, Región de Valparaíso, o gas natural proveniente de Argentina.

-“Existen serias dudas de cuál es el real impacto que puede traer la termoeléctrica”

Opositores al proyecto

-15 días hábiles, a lo menos, es el tiempo por el cual se aplazará la votación de los recursos de invalidación.

-US$ 594 millones es la inversión total del proyecto energético, que busca emplazarse en la comuna de Limache.

-11 votos a favor y ninguno en contra recibió la iniciativa durante la votación de su permiso ambiental.

Cristián Rodríguez F.

Comments are closed.