Banco Mundial anuncia cese de recursos para combustibles fósiles

En el marco de la Cumbre de París, encuentro realizado para conmemorar dos años de la firma del tratado de París, el Banco Mundial informó que para 2019 no financiará proyectos que tengan como foco la extracción de petróleo y gas. Fuente: Radio.uchile.cl, 13 de diciembre de 2017.


La cumbre de París, organizada por el presidente Emmanuel Macron, fue una forma de mantener vivo el acuerdo firmado en dicha ciudad hace dos años. Como ha sido la tónica de los acuerdos sobre cambio climático, Estados Unidos, país que genera más del 20 por ciento de las emisiones de gases efecto invernadero al planeta, no fue representado por su presidente en dicha conferencia mundial.

Recordemos que el país norteamericano se retiró del tratado de París y no firmó el acuerdo de Kioto que buscaba bajar las emisiones de gases efecto invernadero en el planeta, generado un circuito de venta de bonos de carbono.

En la cumbre, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que ‘se está perdiendo la batalla contra el cambio climático’, por lo mismo, insistió en generar un mayor circuito de financiamiento para iniciativas de este tipo.

Javiera Valencia, analista de Fundación Terram dijo que la posición de Estados Unidos, en términos geopolíticos, no afecta a la decisión mundial de bajar las emisiones de carbono y terminar con las energías fósiles. ‘En general, el escenario está mucho más favorable a la acción climática que a los retrocesos y creo que Estados Unidos es un actor solitario. Al decir esto me refiero al presidente, ya que hay estados como California y otros que han adherido a otras acciones y alianzas relacionadas a la acción climática. Entonces, geopolíticamente, Estados Unidos no quiso adherir al protocolo de Kioto y siempre se ha mantenido al margen, con una actitud bastante egoísta’.

En la instancia desarrollada en Francia, el Banco Mundial dio luces de un cambio en la matriz de financiamiento, anunciando que para 2019 no se volverá a entregar recursos para proyectos de prospección y extracción de petróleo y gas, lo que pone en un escenario complejo a Estados Unidos que sigue generando guerras en medio oriente para conseguir este combustible fósil.

En la misma línea, el Banco Mundial financiará con 4500 millones de dólares a ciudades que estén siendo afectadas por programas agresivos de acción climática. En este sentido, nuestro país queda en un escenario favorable para los millonarios proyectos del gobierno, los que apuntan al cambio de matriz energética, construyendo diferentes plantas de producción de energía solar y eólica.

Pilar Moraga, miembro del Centro de Cambio Climático CR2 de la Universidad de Chile, explica que ‘al reorientarse el financiamiento internacional del petróleo a lo que van a ser las energías verdes, hay un fuerte desafío para países como Chile, que no se limitan solamente a la explotación de estas energías renovables, sino que también hay una perspectiva de generación de tecnologías y capacidades y, en ese sentido, países como el nuestro deberían tomar un liderazgo no solo en seguir las políticas del Banco Mundial, que nos favorecen muchísimo, sino que debería avanzar en tecnología y especializarse en el desarrollo y producción de energías limpias’.

El salto del desarrollo en la producción de energías renovables que ha hecho nuestro país es cuantitativamente importante, ya que pasó de ser un uno por ciento del total de la matriz en 2006 a un 15 por ciento en 2017 y la proyección es que el mismo 10 por ciento que avanzó en diez años sea alcanzado en 2020.

Esto pone a nuestro país marcando un liderazgo a nivel mundial, ya que actualmente se encuentra en el décimo lugar de los que más ha invertido en fuentes limpias con una inversión de tres mil cuatrocientos millones de dólares. Una cifra que podría seguir incrementándose, asumiendo que ha sido uno de los compromisos del gobierno de Michelle Bachelet y que, sin duda, ha dejado proyectos firmados para continuar en los próximos gobiernos.

Es una buena noticia, si se considera que el cuarenta por ciento de la energía que se produce en Chile es a partir de plantas termoeléctricas, que mantienen al menos, cinco localidades del país como zona de sacrificio con un estado profundo de contaminación.

Francisco Velásquez |

Comments are closed.