Flavia Liberona: La gestión ambiental de Michelle Bachelet fue bastante pobre

Este martes se entregó el Balance Medioambiental 2017. Fuente: Radio.uchile.cl, 26 de diciembre de 2017.


En el Balance anual elaborado por la Fundación Terram, la ambientalista criticó las medidas tomadas en materia ambiental. Entre las valoraciones, destacó a los movimientos ciudadanos que lograron, por ejemplo, detener proyectos como Dominga.

Este martes se entregó el Balance Medioambiental 2017. El documento elaborado por Terram subraya que dentro de lo más negativo que ocurrió este año está el problema de los incendios forestales, la inexistencia de una institución completa capaz de asumir un rol activo de prevención y acción eficaz al momento de ocurrida la catástrofe.

Flavia Liberona, directora ejecutiva de la fundación, precisó que la aprobación unánime por parte del Comité de Ministros de la mandataria Michelle Bachelet del proyecto de tratamiento de residuos industriales denominado ‘CIGRI’ en Til Til es otro factor que demuestra la debilidad de la institucionalidad ambiental chilena.

Para la experta ambientalista en ese proceso de evaluación y aprobación no se consideró realmente el impacto ambiental en los suelos, el agua, contaminación del aire o la carga de enfermedades que sumarán los habitantes de Til Til, convirtiendo al territorio en una zona de sacrificio que se sumaría a las más de 30 instalaciones contaminantes en la localidad.

‘La gestión de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet es relativamente pobre, hemos visto cómo el delegado presidencial del agua, aparte de hacer un informe, no logró generar políticas públicas reales; la Dirección General de Agua nos trancó el proyecto de glaciares, seguimos activamente la tramitación de la prenormativa que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, que en un 90% al igual que el anterior formulado por el Gobierno de Sebastián Piñera, es un mal proyecto, no protege nada’, afirmó.

Flavia Liberona agregó que otros de los aspectos negativos es la modificación reglamentaria del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), donde en muchos proyectos se pretende exceptuar proceso. Además del hundimiento del buque ‘Seikongen’, el que transportaba 200 toneladas de salmones-propiedad de Salmones Camanchaca en Chonchi, provincia de Chiloé.

Dentro de lo positivo del año, Terram destacó el fin a la construcción de la megacentral Hidroaysén, el rechazo al proyecto Minero Portuario Dominga, la creación de nuevas áreas marinas protegidas y la composición de la Licitación Eléctrica 2017, que favorece la incorporación de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

‘Los que trabajamos en el mundo ambiental sabemos que una administración de centro izquierda no garantiza nada en la materia, y esto no es solamente un fenómeno local, es un tema que afecta a Latinoamérica entera, un contenido que no se ha instalado, no se ha internalizado profundamente en la agenda de la centroizquierda y centroderecha, los que siempre privilegian beneficios económicos por sobre el factor de cuidado al medio ambiente y sus efectos en la población’, argumentó.

La directora ejecutiva de la Fundación Terram aseveró que los principales desafíos para este 2018 serán la creación del Servicio Nacional Forestal (SENAF), un aumento del presupuesto para prevención de incendios, además de recursos para áreas protegidas, el cierre de termoeléctricas a carbón y una ley que prohíba las bolsas plásticas. Así, planteó que el Servicio Nacional Forestal debería ser un tema prioritario al concluir el primer semestre del nuevo mandato de Sebastián Piñera y, también, que se comprometiera a no concesionar áreas protegidas. ‘La agenda para la próxima administración es extensa, tenemos temas como derechos de agua, protección de glaciares, una institucionalidad de agua y transparencia en la información’.

La Fundación Terram otorgó finalmente premios al aporte ambiental 2017, entre los ganadores destacan la campaña ciudadana Salvemos La Higuera y a la ambientalista Kristine McDivitt Tompkins, por la donación de 407 mil hectáreas de áreas silvestres que se sumará a una zona de conservación que reunirá cerca de 4,5 millones de hectáreas con alto valor ambiental. Una red compuesta por ocho parques nacionales, los que se proyecta desarrollar en los próximos diez años.

Comments are closed.