Salud ordena retirar 9 mil toneladas de sustancia peligrosa desde sector KM 12

Acopio irregular de cal viva colinda con humedal, zona poblada y cultivos de productos agrícolas que se expenden en la ciudad. Plazo para retiro del elemento ya se venció. Fuente: El Mercurio de Antofagasta, 12 de diciembre de 2017.

 


Un plazo de 30 días entregó -a fines de julio- la Seremi de Salud de Antofagasta para el retiro de unas 9 mil toneladas de cal viva desde el sector conocido como Kilómetro 12. El acopio de esta sustancia peligrosa -realizado sin permisos ni las medidas de resguardo exigidas por la autoridad-, reviste un riesgo inminente tanto para el medioambiente como para la población que habita el lugar.

A fines de junio tanto la Seremi de Salud como la Superintendencia de Medioambiente (SMA) recibieron una denuncia por el acopio irregular de cerca de 9 mil toneladas de cal viva en uno de los lotes industriales del kilómetro 12.

Según consta en los documentos, el material habría sido importado desde China por la firma Santa Teresita Limitada para la empresa Cal Tec Spa, y dispuesta en calle Las Nevadas 28 lote lb, sector industrial Salar del Carmen, sin ningún tipo de autorización ambiental.

La denuncia fue verificada por la autoridad de salud, que en una inspección desarrollada el 4 de julio constató una serie de irregularidades y ordenó el retiro total de la carga en un plazo de 30 días, situación que -sin embargo- hasta hoy no se cumple.

La cal es considerada una sustancia peligrosa y el acopio en cuestión está dispuesto en maxisacos y sólo cubierto por una carpa. Lo que puede resultar peligroso es que el sitio está ubicado a pocos metros de cultivos de distintos productos agrícolas desde donde se surten varios comerciantes de la Vega Central.

Además, colinda con el humedal que se formó con los residuos arsenicales de la planta de filtros Salar del Carmen de Aguas Antofagasta y está muy cercano a sectores poblados.

PERMISOS

En relación al tema, la seremi de Salud Lila Vergara, explicó que Cal Tec presentó una solicitud para que la institución sanitaria, le otorgara una autorización de tipo temporal, aclarando que ello les fue denegado, puesto que la entidad sólo entrega autorizaciones definitivas.

“Por lo tanto lo que correspondía -expresó- era que la empresa continuara con su proceso ante el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) para la aprobación de su galpón de acopios”.

En rigor, la firma ingresó en febrero de este año la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para su proyecto “Importación, almacenamiento y transporte de cal viva”, el cual aún está en tramitación.

“Aún así -prosiguió VergaraCal Tec almacenó de todos modos óxido de calcio (cal), dispuesto en maxisacos, hecho que dio origen al inicio de un sumario sanitario por incumplimiento del Decreto Supremo N°43 del 2015 del Ministerio de Salud, arriesgando sanciones que pueden llegar hasta las 1.000 Unidades Tributarias Mensuales (UTM), exigiéndo sele paralelamente y mediante Resolución, el redro de los materiales en un plazo de 30 días”.

SUMARIOS

La personera destacó que una nueva fiscalización de la SereI ni permitió establecer que la empresa no había cumplido con las demandas de la Autoridad Sanitaria lo que gatilló la materialización de un segundo sumario que también podría llegar hasta 1.000 UTM y que fue informado al Servicio de Evaluación de impacto Ambiental (SEIA).

Días más tarde una nueva actividad de fiscalización confirmó que Cal Tecno entregó el Programa de Retiro de la sustancia peligrosa, exigido previamente, por lo que la Seremi decretó esta vez, la medida sanitaria de Prohibición de Funcionamiento, explicó Vergara.

No obstante, “aquí lo importante es que los acopios sean dispuestos en conformidad a la normativa vigente y bajo las medidas que corresponden”. Por lo mismo, la Seremi de Salud decidió -a petición de la empresa-, permitir el movimiento de los acopios hacia un sitio autorizado.

Pese a lo informado por Salud, el gerente de Operaciones de la empresa, Luis Yáñez, aseguró que “tenemos carta de pertinencia con todas las autorizaciones y eso está regularizado ante Salud y quien nos está haciendo la vida imposible es inacesa porque no quiere competencia en la zona”, acusó.

Respecto de las órdenes de retirar el material instruidas por la Seremi, sostuvo que interpusieron un recurso de reposición que fue resuelto favorablemente para la compañía y no deben sacar la cal.

1.000
UTM puede alcanzar cada multa de las dos a que se expone la firma propietaria del acopio, según Salud.

Eugenio Sugg Gálvez

Comments are closed.