14 empresas se agrupan en inédito acuerdo para bajar sus residuos a cero

Dejarían de enviar hasta 70 mil toneladas de basura al año a los vertederos del país. Fuente: La Segunda, 8 de enero de 2018.


Catorce grandes empresas del país avanzaron durante las últimas semanas en estrategias para eliminar el envío de residuos al relleno sanitario de sus industrias y oficinas, luego que firmaran en diciembre el Acuerdo de Producción Limpia (APL)

“Cero residuos”, articulado junto a la ONG Acción Empresas, el ministro del Medio Ambiente y la Agencia de Sustentabilidad y cambio climático, organismo dependiente de Corfo.

CCU, Concha y Toro, Falabella, Sodimac, Grupo CAP, Walmart, Nestlé, Codelpa, Tottus, Laboratorios Bagó, Sodexo Chile, Watt’s y Grupo Disal adscribieron al acuerdo que comenzó con un diagnóstico en que cada empresa buscará estandarizar la medida que usan para calcular los residuos industriales que generan para luego fijar metas para reducirlos a cero.

Así, las 13 compañías seguirán el ejemplo de otro miembro del acuerdo, la multinacional británico-holandesa Unilever (con lo que suman 14), que desde 2015 recicla o procesa todos los desperdicios que genera su cadena de producción en Chile y en el mundo, y que fue quien impulsó el acuerdo.

Sólo con el caso de Unilever, los vertederos del país han dejado de recibir 7.000 toneladas de basura al año, algo equivalente a lo que acoge el vertedero Santa Marta en tres días. También la empresa redujo sus emisiones de gases de efecto invernadero en 60 mil toneladas. Todo gracias a una serie de políticas, algunas complejas como hacer cambios en algunos de los eslabones de la cadena productiva y otras simples como dejar de usar vasos plásticos (más de 32 mil ocupaba Unilever al año) o que no haya papeleros en las oficinas para que los empleados deban siempre ir a los basureros para reciclaje establecidos en sus edificios.

“Si nuestra política significa 7.000 toneladas de basura menos en los vertedores, con 14 empresas de este tamaño podríamos duplicar eso por 8 010. Son 60 o 70 mil toneladas menos de residuos a los rellenos sanitarios del país”, comenta el gerente general de Unilever en Chile, Hans Eben Ivanschitz.

Algo de experiencia

Aunque algunas de las empresas que se adscribieron al acuerdo ya tenían políticas que apuntaban a disminuir el impacto medio ambiental de sus operaciones, la nueva iniciativa busca crear un estándar global para medir los residuos industriales, que se pueda extrapolar a cualquier industria. “Todos teníamos una visión de sustentabilidad, unas más y otras menos, pero la gracia es que esta vez trabajaremos en conjunto, compartiendo experiencias, conocimientos, e incluso generar sinergias”, comenta el gerente general de CCU Chile, Francisco Diharasarri.

La embotelladora ya tenía un plan para reducir a cero sus residuos industriales para 2020, que había desarrollado de forma individual.

Otras empresas, como Sodimac, tenían medidas para reducir el impacto ambiental en sus operaciones. Según el gerente de Asuntos Legales y Sostenibilidad de Sodimac, Juan Carlos Corvalán, la empresa recuperaba 5.200 toneladas de cartón al año, pero “no recuperábamos o no nos preocupábamos de todos los residuos que generábamos”, dice.

Experimento en La Reina

“Con este acuerdo vamos a instaurar una línea base que establezca cuántos son todos los residuos industriales que generamos y de qué operaciones provienen. Muchas empresas no tienen eso 100% determinado, porque hay un sinnúmero de residuos que no están reglados legalmente, que no se miden exhaustivamente y que van a parar a los vertederos”, describe Corvalán.

Sodimac ya tenía como meta antes de firmar el acuerdo el reducir en al menos en un 30% el impacto que producen al medio ambiente a 2020. “Aunque creo que con este acuerdo en conjunto podemos llegar a más que eso”, dice.

Así como Sodimac, que comenzará el experimento” en una de sus tiendas de La Reina, la minera de hierro CAP, decidió iniciar el proceso con un diagnóstico en una de sus plantas en Lonquén.

“No sabemos muy bien cómo lo haremos, pero nos pondremos la meta e iremos aprendiendo para ir mejorando nuestros procesos”, comenta la gerente Corporativo de Personas y Sustentabilidad de CAP, María Elena Sanz. “La idea es que partamos en Lonquén y que cuando funcione, hagamos la venta interna en todo el grupo. Decir, miren, esto sirve, hay espacios de mejora y se pueden ir sumando otras operaciones”, agrega.

Este acuerdo de producción limpia está muy en línea con otras iniciativas que se están poniendo en marcha en el país, como la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP), que busca que las empresas se hagan cargo de los desechos que generan sus productos, promoviendo la reutilización y reciclaje entre sus clientes.

Comments are closed.