Dudas y desconfianza marcan reunión del CRUBC sobre creación de Área Marina Protegida

Una de las principales preocupaciones de gremialistas y pescadores fue el espacio que dejaría esta área protegida para el ejercicio de actividades económicas y el posible desarrollo de un puerto a futuro. Fuente: El Día de La Serena, 17 de enero de 2018.


Desde la Seremi de Medio Ambiente aseguraron que el proyecto no busca prohibir proyectos. ‘Si un puerto cumpliera con los estándares del AMCP-MU, se podría desarrollar perfectamente’, dijo el Seremi de Medio Ambiente, Eduardo Fuentealba.

En una reunión informativa que no estuvo exenta de roces y que duró más de tres horas en la Intendencia Regional de Coquimbo, se llevó a cabo un inédito encuentro de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) donde se abordaron las posibilidades y alcances que tendría la creación de un Área Marina Costera de Múltiples Usos (o AMCP-MU) en la comuna de La Higuera. Más de 40 fueron los asistentes a la reunión, entre líderes gremiales, académicos, expertos y autoridades, quienes después de escuchar los detalles del mencionado proyecto en boca del Seremi de Medio Ambiente, Eduardo Fuentealba, reaccionaron disparmente al proyecto que se impulsa desde el gobierno.

LAS ACTIVIDADES PERMITIDAS EN UN ÁREA DE MÚLTIPLES USOS

Según aseguraron desde el Gobierno Regional y de la Seremi de Medio Ambiente, la creación de un área marina protegida en la región viene desde el gobierno de Sebastián Piñera, cuando en 2010 se anunció oficialmente la iniciativa. Sin embargo, desde varios gremios acusan una premura preocupante respecto del impulso inusitado que cobró el proyecto, según afirman, para el Gobierno Regional, esto a solo dos meses de terminar la actual administración. Ante la duda expuesta durante el encuentro, Fuentealba señaló que ‘estamos terminando el proceso que nos corresponde como seremía, es decir preparar el informe sobre este tema y enviarlo. Aquí no hay ninguna intención de apurar nada. Nosotros no podemos irnos de vacaciones hasta marzo, sino que seguimos haciendo lo que tenemos mandatado’, aseguró. Asimismo, la autoridad estimó que esta es una iniciativa de largo aliento que va a continuar trabajándose. ‘Vamos a continuar reuniéndonos con las comunidades e informando los alcances del proyecto’.

DESINFORMACIÓN Y DESCONFIANZA ENTRE LAS COMUNIDADES

Con todo, el sentir general de los asistentes (tanto de comunidades como de dirigentes y representantes gremiales) fue de desinformación, pues la mayoría aseguró que las autoridades no han hecho la divulgación necesaria en torno a los alcances que tendría un área marina protegida en las actividades pesqueras, por ejemplo. En este sentido, Lidia Zapata, consejera regional, señaló que ha faltado participación ciudadana en el proceso, ‘no sólo de la comunidad sino que también en las autoridades y nos incluimos como consejo regional’. De hecho, una de las cosas que se comentaron durante el encuentro y que desmintieron desde la Seremi, fue que el próximo 20 de febrero se votaría la creación de esta área en el Consejo de Ministros. ‘Nosotros ni siquiera hemos enviado los antecedentes del proyecto al ministerio, por lo que es poco probable que el tema esté en carpeta para ser votado’, comentaron desde la Seremi.

TÚNEL DE AGUA NEGRA Y OTRO PUERTO: ¿SON FACTIBLES CON UN AMCP-MU?

Por otro lado, otra de las sensaciones que marcó la jornada fue la desconfianza ante el anuncio de creación de la bullada AMCPMU. Entre los argumentos que más se repitieron —en voz de Osciel Velásquez, el alcalde de La Higuera y otros—, fue la incertidumbre en torno al posible desarrollo de un puerto en el borde costero de la región de Coquimbo, con miras a atajar la llegada masiva de materia prima desde Argentina para exportación, una vez terminado el túnel de Agua Negra. En este sentido, Eduardo Soto, presidente de la Comisión de Ciudad y Territorio de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), sostuvo que si bien se celebran estos marcos regulatorios, ellos también confunden. ‘Esta iniciativa pone en duda muchas cosas, por ejemplo la factibilidad del túnel. Si no existe una infraestructura portuaria que sostenga la cantidad de productos que llegarán desde Argentina, el paso bioceánico no tiene mucho sentido’, advirtió Soto. Asimismo, sostuvo que las áreas protegidas no deben superponerse con el desarrollo económico, sino que deben ser compatibles con la actividad industrial y minera, que son las más emblemáticas de la región.

Ante las dudas del gremio de la construcción, el Seremi de Medio Ambiente respondió que la figura de las AMCP-MU no prohíbe ninguna actividad. ‘Si hay proyectos portuarios, estos sólo deben cumplir con los requisitos que exige la norma. Si bien el puerto de Coquimbo está haciendo todos los esfuerzos por ampliarse, si hubiera una iniciativa para un nuevo puerto que cumpla con los estándares del área protegida, no hay problema con que éste se desarrolle’, recalcó Fuentealba. Hay que destacar que frente a algunos comentarios en torno al proyecto minero portuario Dominga —donde se acusaba que la creación del AMCP-MU sería una iniciativa para bloquear la inversión—, las autoridades llamaron a ‘desdominguizar’ este proyecto.

DESARROLLO SUSTENTABLE ES NECESARIO A FUTURO

Hay que destacar que hubo quienes sí apoyaron la iniciativa que impulsa el Gobierno Regional en conjunto con el Ministerio del Medio ambiente. Fue el caso de Franklin Zepeda, presidente Fetramar Elqui, quien comentó que en el gremio están de acuerdo con la creación de esta Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos en el borde costero de La Higuera.

‘Necesitamos la sustentabilidad y creo que es el momento de hacerlo. Creo que esto no le pone traba a nada, sino que es una oportunidad para hacer las cosas bien en el futuro’, culminó. Con todo, las autoridades se comprometieron a continuar con la labor de informar a las comunidades acerca de los alcances de la creación de la citada área, incluyendo ejemplos exitosos de desarrollo sustentable en el mundo.

¿Qué es un AMCP-MU y qué conlleva?

Un AMCP-MU son áreas geográficas delimitadas puestas bajo protección oficial con el objeto de establecer una gestión ambiental integrada sobre la base de estudios e inventarios de sus recursos y una modalidad de conservación in situ de los ecosistemas y hábitat naturales, a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación.

En cuanto a la justificación de su creación, destacan ventajas vinculados con la pesca, pues el área otorgaría servicios ecosistémicos de aprovisionamiento asociados a alimentos y materias primas de interés comercial, como el loco, la lapa y los erizos, entre otros. Asimismo, aseguran que potencia el turismo, pues fortalece la oferta turística de valores naturales, aporta a la creación de cultura y conciencia, permite planificar y regular la actividad e incentiva la investigación.

Daniela Paleo

Comments are closed.