Termoeléctricas efectuarán su primer pago de impuesto verde en abril

El gravamen a fuentes fijas tendrá un costo de US$5 por cada tonelada emitida e incluirá plantas con potencia térmica nominal mayor a 50 MWt. Fuente: Revistaei.cl, 18 de enero de 2018.


Junto con todas las demás fuentes fijas con emisiones de MP, SO2, NOx y CO2, de calderas y turbinas con potencia térmico nominal mayor a 50 MWt de generación, las termoeléctricas deberán pagar por primera vez el impuesto verde, según lo que se estipuló en el artículo 8° de la Ley 20.780 del Ministerio de Hacienda.

Durante 2017 se recopilaron datos de emisiones y en el mes de abril de este año, las empresas con fuentes de generación fija efectuarán su primer pago del impuesto verde. En el caso del CO2, el impuesto es de US$5 por cada tonelada emitida.

En marzo de 2018, la Superintendencia del Medio Ambiente enviará al Coordinador Eléctrico Nacional y a la Comisión Nacional de Energía, un reporte con los datos de las emisiones generadas por cada una de las unidades sujetas a la regulación, mientras que en abril, el SII debe enviar un informe con el cálculo del impuesto a las mismas entidades.

De acuerdo al Ministerio de Hacienda, la recaudación estimada del impuesto a las fuentes fijas será aproximadamente de US$168,7 millones anuales a 2018 y el CO2 será el compuesto que gravará el mayor porcentaje del cobro con un 85% del total.

Además, según el Ministerio de Medio Ambiente, el pago del sector de generación eléctrica se aproximará al 90% de la recaudación total efectiva.

Jorge Moreno, consultor de Inodú, asegura a este medio que “el impuesto no afecta decisiones de despacho o de operación en el mercado eléctrico, es totalmente independiente”, detallando que este no está incluido dentro del costo variable reportado.

Comments are closed.