Un cuarto del planeta será desierto si no limitamos el calentamiento global

 Un aumento de la temperatura global de 2°C por encima de los niveles preindustriales podría afectar a muchas regiones que enfrentan una mayor amenaza de sequía e incendios forestales, dice un nuevo informe publicado en ‘Nature’. Fuente: The Guardian. 2 de enero de 2018.


Según los científicos, más de un cuarto de la superficie del planeta podría volverse significativamente más seca si las temperaturas mundiales aumentan 2ºC por encima de los niveles preindustriales.

El estudio es una de las evaluaciones más detalladas de la aridez futura y sugiere que muchas regiones podrían enfrentar una mayor amenaza de sequía e incendios forestales.

Limitar el calentamiento global a menos de 1,5°C evitaría cambios extremos en dos tercios de estas áreas, sugirió el estudio.

Chang-Eui Park, primer autor del estudio y académico de la Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur (Sustech) en Shenzhen, China, dijo que ‘la desertificación es una amenaza grave porque puede afectar críticamente áreas como la agricultura, la calidad del agua y la biodiversidad. También puede provocar más sequías e incendios forestales similares a los que se observan en toda California’.

La aridez es una medida de la sequedad de la superficie de la tierra, que puede calcularse combinando predicciones de precipitación y evaporación.

Los científicos estudiaron las proyecciones de 27 diferentes modelos climáticos globales para identificar las regiones donde se espera que la tierra se seque significativamente, ya que el calentamiento global alcanza 1,5°C y 2°C por encima de los niveles preindustriales.

‘Nuestra investigación predice que la aridificación emergería en el 20 a 30% de la superficie terrestre del mundo para cuando el cambio de temperatura media global sea de 2°C. Pero se podría evitar que dos tercios de las regiones afectadas sufrieran una aridificación significativa si el calentamiento se limita a 1,5°C ‘, dijo Manoj Joshi, académico de la Universidad de East Anglia (UEA) en Inglaterra y coautor del estudio publicado en la revista Nature Climate Change.

Durante el siglo XX la severidad de la sequía ya aumentó en todo el Mediterráneo, el sur de África y la costa este de Australia, mientras que las zonas semiáridas de México, Brasil, el sur de África y Australia han comenzado a convertirse en desierto a medida que el mundo se calienta. El estudio sugirió que las regiones ecuatoriales y los países en latitudes altas podrían llegar a ser más húmedos.

‘Las áreas del mundo que se beneficiarían más de mantener el calentamiento por debajo del 1,5 ° C son partes del sudeste de Asia, el sur de Europa, el sur de África, América Central y el sur de Australia, donde más del 20% de la población mundial vive hoy’, dijo el profesor Tim Osborn, otro de los autores de la UEA.

Comments are closed.