SEA no llegó a la audiencia y fracasó conciliación por proyecto Dominga

Gobierno había anticipado su decisión de no asistir al Tribunal Ambiental de Antofagasta, que ahora tiene 30 días para dictar sentencia. Fuente: El Mercurio de Antofagasta, 15 de marzo de 2018.


Noticia relacionada Declaración pública de Ministra Marcela Cubillos

Noticia relacionada Entrevista a Ministra

En un plazo de 30 días el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta deberá dictar sentencia sobre la reclamación interpuesta por Andes Iron en contra del Comité de Ministros por el rechazo del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto minero portuario Dominga.

Efectivamente, a las 15.25 horas de ayer en dependencias de la Corte de Apelaciones de Antofagasta comenzó la audiencia de conciliación convocada por el tribunal ambiental, en la cual se presentarían las bases para un acuerdo que zanjara la disputa.

Sin embargo, esta conciliación no prosperó debido a la no concurrencia del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), organismo que representa al Comité de Ministros.

“Queremos destacar que hoy se llevó a efecto la diligencia decretada y que concurrieron a la audiencia la totalidad de los intervinientes con excepción del SEA, organismo que hoy en la mañana se excusó de participar en la conciliación”, explicó el ministro titular abogado, Mauricio Oviedo una vez finalizada la audiencia.

“Dicho esto, la causa pasa al estado de dictar sentencia, la que como tribunal quisiéramos dictar prontamente, ojalá dentro del mes de abril”, cerró Oviedo.

MINISTRA

La decisión del gobierno ya había sido comunicada públicamente por la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos.

“Como el objeto de lo que se alega por parte de la empresa es la ilegalidad de un acto administrativo, creemos necesario un fallo del tribunal sobre la materia sometida a su decisión y no una conciliación”, explicó la secretaria de Estado.

“Lo queremos corregir por la vía legal, por la vía de las potestades más bien institucionales y no por esta vía, o sino corremos riesgos de que haya mucha mayor incertidumbre en los proyectos, porque a la larga cualquier proyecto puede pensar que la judicialización lo va a terminar ayudando en una negociación directa y por lo tanto todas las etapas anteriores pueden perder bastante fortaleza”, sostuvo.

Respecto de lo ocurrido, la directora ejecutiva de la oiganización de conservación marina Oceana, Liesbeth van der Meer, comentó que esta decisión del SEA es “parte de la institucionalidad”.

“A nosotros nos parece que esta opción de innovar con una conciliación, en momentos que hay un proyecto doblemente rechazado no nos parecía que fuera el camino correcto y ahora la sentencia llegará en 30 días y veremos qué es lo que pasa”, dijo.

Según su interpretación, la decisión de no presentarse tomada por el gobierno no debilita la institucionalidad ambiental. sino más bien la fortalece.

ACUERDOS

Pese a que los abogados de Andes lron declinaron hacer declaraciones, representantes de algunas terceras partes proclives al proyecto comentaron lo ocurrido en el tribunal antofagastino.

“Es lamentable que el SEA se haya restado de esta conciliación, considerando todo el trabajo que habían desarrollado los ministros del Tribunal Ambiental, pero era una de las opciones posibles. No estamos desanimados, creemos que este proyecto es posible desarrollarlo protegiendo nuestro patrimonio medioambiental”, sostuvo Alexis Sánchez, vicepresidente de la Mesa Comunal de Caleta Hornos.

No obstante, valoró la señal enviada por el gobierno “para dejar actuar a las instituciones, algo que en el gobierno anterior no ocurrió”, concluyó Sánchez.

Finalmente, el abogado Carlos Claussen -representante de la Asociación Gremial Minera de La Higuera-, opinó que la ausencia del SEA en la audiencia de conciliación “no fue una señal adecuada, toda vez que su justificación es que este proceso no fortalece la institucionalidad ambiental. Nosotros creemos todo lo contrario y creemos -tal como la ha planteado este gobierno- en la política de los acuerdos”, dijo.

Pese a esto, el profesional aseguró que no cree que esta decisión del SEA signifique ponerle una lápida a las conciliaciones de los tribunales ambientales.

US$2.500
millones de inversión que consideraban levantar una planta, un puerto y una desaladora.
Pie de paginaEugenio Sugg Gálvez-

Comments are closed.