Vecinos denuncian más vertimientos de riles en predio de Mocopulli

En el municipio de Dalcahue se hará oficial el ingreso de una denuncia en la PDI para que sea indagado este caso que afecta a familias de la comunidad. Fuente: La Estrella de Chiloé. 6 marzo de 2018.


Una nueva denuncia por el vertimiento de residuos industriales líquidos (Riles) en un vertedero industrial en Mocopulli la oficina provincial de la Autoridad Sanitaria.

El hecho fue captado en los últimos días por pobladores de este sector dalcahuino y una semana después de que se instruyera un sumario sanitario más la medida que prohíbe el ingreso de camiones al lugar, por la amenaza ambiental que representaría para el sector.

La acción fue confirmada por el jefe de este servicio, Cristian Araneda, quien aseveró que junto con acogerse la notificación de los vecinos se adoptaron nuevas medidas vinculadas a la problemática.

“Nosotros hicimos la fiscalización, está dentro del proceso de investigación, pero sí hicimos esa fiscalización una vez que recibimos esa nueva denuncia”, dijo el médico veterinario.

Desde el municipio de Dalcahue se ratificó la entrega de asesoría legal a favor de las familias que residen en las cercanías de este depósito industrial, el cual funciona con una resolución sanitaria desde 1994.

El concejal dalcahuino, Marcos Eujenio, recordó que el viernes último se realizó un encuentro entre dirigentes vecinales y representantes del municipio en las oficinas de la Autoridad Sanitaria.

A este respecto, el edil dijo que “tomamos el acuerdo de ver algunas vías de presentación con el fin de que los vecinos no sigan siendo afectados por estos residuos industriales”.

Añadió la fuente que desde el municipio se adoptó el acuerdo de presentar una denuncia ante la Policía de Investigaciones hoy por el vertimiento de “líquidos en lugar no autorizado, causando daño ambiental y además de atentar contra la salud de las personas”.

Eujenio dijo que se sugirió al municipio emprender igualmente otro tipo de acciones legales junto con formalizar la denuncia ante la Superintendencia del Medioambiente.

La problemática afecta en forma directa a unas 500 familias más la escuela y la Posta de Salud Rural que dependen de una fuente de captación de agua en el lugar.

Comments are closed.