Los posibles escenarios que se vienen para Dominga

Esta semana el Tribunal Ambiental deberá definir si acepta los argumentos esgrimidos en la reclamación de Andes Iron. Fuente: El Día de La Serena, 8 de abril de 2018.


Noticia relacionada Fallo estaría listo el Viernes

Esta semana esta instancia legal deberá definir si acepta los argumentos esgrimidos en la reclamación de Andes Iron sobre si el proceso a través del cual se rechazó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) tuvo ‘vicios’ o si la decisión que se tomó tanto en la Comisión de Evaluación Regional como en el Consejo de Ministros fue la correcta.
El proyecto minero portuario Dominga que la empresa Andes Iron pretende levantar en la comuna de La Higuera, nuevamente enfrentará un proceso clave, luego que el 23 de marzo pasado el primer Tribunal Ambiental de la serena Antofagasta anunciara que antes de la segunda semana de abril dictaría sentencia respecto de la reclamación presentada por la compañía.

Cabe destacar que el 1 de diciembre pasado esta instancia declaró admisible esta apelación presentada por la empresa controladora de Dominga en contra de la Resolución Exenta Nº 1.146 de fecha 13 de octubre de 2017 del director ejecutivo (S) del Servicio de Evaluación Ambiental y secretario del Comité de Ministros, que rechazó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Durante todo este proceso, se realizaron audiencias en las que expusieron sus argumentos los abogados de la firma, de la comunidad, el SEA, los pescadores y organizaciones detractoras. Incluso, el Tribunal Ambiental propuso la realización de un proceso de conciliación a través del cual , actuando como amigable componedor, podía proponer bases de arreglo para la solución de la controversia.

Sin embargo, a horas de que se cumpliera el plazo para su realización, el Gobierno anunció que se restaría de participar. ‘Como el objeto de lo que se alega por parte de la empresa es la ilegalidad de un acto administrativo, creemos necesario un fallo del tribunal sobre la materia sometida a su decisión y no una conciliación entre las partes que puede, en definitiva, terminar agregando más incertidumbre a todo el proceso’, indicó en esa oportunidad la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos. La secretaria de Estado recalcó que si bien el gobierno considera que en la actualidad los procesos de evaluación ambiental tienen falencias, la opción de la actual administración es corregir esas fallas por la vía legal.

De lo contrario, aseveró, ‘corremos el riesgo de que se produzca más incertidumbre en los proyectos y, a la larga, terminar en una negociación directa y que todos procesos anteriores pierdan fortaleza’. Tras esta determinación, finalmente, la propuesta de lograr un acuerdo por esta vía quedó en nada. Días después, el tribunal informó que ya se encuentra en acuerdo para dictar sentencia en este caso y que esta resolución sería dada a conocer antes de la segunda semana de abril.

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ EN JUEGO?

El proyecto minero-portuario Dominga sin duda ha marcado la agenda noticiosa en el último año y lo seguirá haciendo por los próximos meses, dependiendo de lo que se resuelva en el Tribunal Ambiental en los siguientes días. Si bien este organismo legal no determina si la iniciativa minera es viable ambientalmente, sí definirá si el proceso a través del cual se rechazó en las dos instancias anteriores, es decir, la Comisión de Evaluación Regional y el Consejo de Ministros, fue ‘ilegal y arbitrario’, tal como alega Andes Iron.

‘El tribunal simplemente va a fallar y se va a pronunciar sobre si el acto administrativo realizado fue fallido o no, en el fondo si lo que ocurrió en el Consejo de Ministros fue o no acorde a cómo tenía que haber ocurrido’, explica Alex Godoy, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad (CISGER) de la Universidad del Desarrollo. Así también lo detalla Jaime Solari, experto de la firma Soluciones en Gestión Ambiental (SGE), quien manifiesta que ‘tiene que fallar respecto de lo que le pidieron los que apelaron, no hay una alternativa de que el Tribunal Ambiental apruebe el proyecto, porque no es lo que pidió la empresa, sino que se retrotraiga a una cierta etapa post Informe Consolidado de Evaluación Ambiental (ICE)’, precisó.

¿QUÉ PASA SI EL TRIBUNAL NO ACOGE LA RECLAMACIÓN? 

A raíz del fallo se podrían dar dos escenarios. El primero de ellos es que el tribunal deseche la apelación de Dominga y confirme la decisión del Consejo de Ministros, rechazándolo quedaría sólo la Corte Suprema, tendría que ir de casación, es difícil, no imposible, pero difícil’, argumenta. nuevamente. Esto, a juicio de Jaime Solari, pondría en una complicada situación la continuidad del proyecto.

‘Sería una lápida bastante difícil de levantar y le Así también lo considera Alex Godoy, quien expresa que ‘en caso de que diga que no hubo ningún vicio al sistema, lo que le queda a la compañía es apelar a la Corte Suprema y será ésta la que podrá revocar lo que va a decir el tribunal, es la última instancia’, puntualizó el profesional. Lo otro que podría suceder post fallo sería que Andes Iron decidiera repensar el estudio y volverlo a ingresar desde cero al sistema de evaluación ambiental, ‘pero lo más probable es que tenga que hacer todo el proyecto de nuevo’, indica Godoy.

A juicio de Solari, si esto ocurriera tendrían que repensar todo, ver por qué se falló ‘porque, en el fondo, la gran oposición no es por la mina, sino que por el puerto y los temas asociados. Ahí el llamado sería a revisar, eso pienso yo, porque ha sido la gran oposición, hay opciones, alternativas, son más costosas tal vez, pero existen’, manifestó.

Efectivamente, la crítica a Dominga ha pasado principalmente por la instalación de un puerto en la zona costera de La Higuera, donde existe la presencia de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt. En varias ocasiones, incluso, el exintendente regional, Claudio Ibáñez, manifestó la alternativa de que se diera el vamos a la operación del proyecto minero, pero que la salida del mineral se realizara por otro puerto. Desde el inicio, Andes Iron ha señalado que no está entre planes esta medida.

Pero cabe destacar que solo unos kilómetros al norte, otra firma minera, CAP, sí cuenta con un proyecto portuario aprobado y, dadas las dificultades que ha tenido Dominga para su aprobación, ha comenzado a tomar fuerza la opción de un ‘monopuerto’, que pueda acoger la demanda de ambas compañías e incluso de lo que pudiera venir en el futuro con la puesta en marcha del corredor bioceánico a través del túnel de Agua Negra. Nada de esto está definido y dependerá, obviamente, del fallo final de los jueces en Antofagasta.

SI SE ACOGE LA RECLAMACIÓN

La otra opción es que el Tribunal Ambiental efectivamente acepte los argumentos expuestos por Andes Iron, en los que señala que el proceso a través del cual se rechazó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) de Dominga tuvo ‘vicios’ y acoja la reclamación.

‘Lo que pide la empresa es retrotraer hasta cualquier decisión post ICE y ahí lo que puede ocurrir es que lo devuelva a la votación de la Comisión Regional o bien a la votación del Consejo de Ministros’, explica Jaime Solari. Si la determinación es volverlo al Consejo de Ministros, esta instancia también tiene la opción de retrocederlo a la votación regional. ‘El Consejo de Ministros también puede retrotraerlo administrativamente hacia la evaluación, pedir un nuevo ICSARA, que haya cambios o que haya una mejor línea base, que es lo que los opositores han pedido’, puntualiza Solari. Según Alex Godoy, si el organismo legal dice que no fue un proceso debido, ‘vuelve a caer en el sistema, en el sentido de que la RCA no es válida. Regresa al sistema previo al de la resolución de calificación ambiental, donde ellos pueden apelar e incluso modificar parte del proyecto. En este caso, podría volver a la comisión regional que tendría que evaluarlo nuevamente y hacer las modificaciones’.

Cabe destacar que entre los argumentos que ha expuesto la empresa se encuentran que, en el caso de la comisión regional, hubo ‘falta de motivación’ de parte de los seremis, quienes, a su juicio, al momento de emitir su voto, no habrían dado argumentos consistentes. A eso se sumaba, plantean, que en las evaluaciones anteriores del ICE habían firmado mostrando su conformidad con los informes. Luego, en el Consejo de Ministros, alegan que se citó primero a una sesión para analizar el proyecto Cerro Casale, pero que el viernes se anunció que lo que se discutiría el lunes sería finalmente lo concerniente a Dominga, con lo cual los secretarios de Estado no habrían tenido el tiempo suficiente para leer la documentación respectiva. Se agregaría, además, lo ocurrido durante la votación misma, donde el ministro de Economía de ese entonces, Luis Felipe Céspedes, habría pedido más tiempo para la revisión, el que no se habría concedido.

Respecto a si estos antecedentes podrían tener cabida en el tribunal, Jaime Solari indica que es difícil emitir un juicio al respecto, pero argumenta que ‘en el fondo creo que se ha demostrado en el ICE, donde solo un organismo (Conaf) estuvo en contra’. Además, dice, la explicación de este organismo tiene que ver fundamentalmente con el riesgo que ellos evalúan puede suponer para la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt la aprobación del proyecto, ‘entonces entramos ahí en una evaluación de riesgo más que impacto y ellos (Dominga) han ajustado las medidas de mitigación. O sea, hay argumentos razonables para decir que el proyecto podría ser aprobado por el Consejo de Ministros’, especifica.

SEGUIRÁ PRESENTE EL TEMA POLÍTICO

Si la decisión de la instancia legal es retrotraer el proceso, cabe la posibilidad entonces de que vuelva a ser analizado en la comisión de evaluación regional o el Consejo de Ministros. Pero en ambas instancias ahora se presenta un nuevo escenario político, luego del cambio de gobierno, cuyos representantes, en varias ocasiones, incluyendo al mismo Presidente Sebastián Piñera, se han mostrado a favor de que Dominga pueda materializarse.

‘El problema es que si cae de nuevo en la comisión regional va a volver a tener el componente político, por una razón sumamente simple, porque siempre va a ser así, por más que se diga que es técnico, no es así, todos sabemos que no es así’, indica Alex Godoy. La dificultad que ve en este caso, dice el docente de la Universidad del Desarrollo, es que Dominga ha tenido demasiada repercusión mediática por otros aspectos que nos son los técnicos, sino que se ha discutido su vinculación, por ejemplo, con la familia Délano, en su momento también con el primer mandatario ‘lo que puede influir en cierta medida’.

Respecto a si considera que tal vez se pueda llegar a una solución más salomónica, que permita la construcción del puerto pero que apunte también a proteger el parea costera de La Higuera, indicó que ‘podría ser, lo que pasa es que todo proyecto es realizable siempre y cuando tenga la inversión y la salvaguarda de proteger el medio ambiente. Puede aprobarse, pero el tema es cuanto le vamos a pedir al proyecto en sí mismo, que mejore sus capacidades para poder operar en el territorio’. Para Jaime Solari, lo que podría suceder en el futuro, en el caso que la reclamación de Andes Iron tuviera una respuesta positiva, es que, al volverse a analizar, se realicen algunos ajustes en aquellos puntos que han estado en conflicto. ‘Lo que para mucha gente es la solución ideal es que el Comité de Ministros pida algunos cambios importantes en el tema del puerto’.

A su parecer también va a estar presente el tema político, pero más allá de eso sostiene que la discusión no solo se basará en si se hace Dominga o no, sino en otros factores como las proyecciones que tiene la región para esta zona marina. Hay un tema interesante en ese sentido, precisa, porque está el tema de Agua Negra, que es un proyecto anunciado, pero le falta una carretera y un puerto, ‘porque la región claramente necesita de un puerto para recibir esa carga, que no puede llegar a Coquimbo, porque es muy pequeño’.

Tendrá que haber una decisión del gobierno en ese sentido también, ‘de ver por donde saldría esa carga si es que se hace Agua Negra, porque entiendo que la decisión es hacerlo y eso arrastra un poco esta determinación, que es más macro’. De lo contrario, advierte, significa que tienen que buscarse otro puerto o irse a la región de Atacama. ‘Entonces es una decisión que no sólo involucra la resolución de Dominga, porque si se acepta hacer un puerto ahí entre comillas sería lógico que toda la carga saliera por ahí’, puntualiza. Habrá que esperar, entonces, a saber durante los próximos días cuál será la decisión del Tribunal Ambiental. Sea cuál sea ésta, lo que sí es seguro es que continuará trayendo repercusiones a nivel regional y nacional y que Dominga seguirá estando en la palestra noticiosa.

2.500 Millones de dólares es la inversión que proyecta Andes Iron para el proyecto minero-portuario Dominga

Área marina protegida

Punto aparte es lo que pueda suceder con la declaración de Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos (AMCP-MU), que buscaba generar medidas de protección entre Punta Zorro (límite norte) y Punta Poroto (límite sur), correspondientes a 144.400 hectáreas protegidas en el área marina y 3.195 hectáreas en la zona costera terrestre en la comuna de La Higuera y que, según anunció la propia ex Presidenta Michelle Bachelet, fue aprobada unos días antes del término de su mandato. El problema es que, pese a que lo mencionó la exmandataria, nunca llegó a concretarse la firma del decreto que así lo establecía.

Lo que se sabe es que si bien se le dio el vamos a esta iniciativa, se decidió aplicarlo en una superficie más reducida que la propuesta inicial, de manera que permitiera el desarrollo de otras actividades económicas en el sector, como la instalación de puertos. La delimitación la debían hacer los entonces titulares de Medio Ambiente, Marcelo Mena y de Economía, Jorge Rodríguez. No obstante, la situación habría generado una pugna entre ambas autoridades, que se tradujo en que finalmente no se definiera una postura. Está pendiente también esta decisión que ahora deberá enfrentar el nuevo Consejo de Ministros compuesto por secretarios de Estado del oficialismo. Será clave también la determinación que puedan adoptar en este sentido para saber si finalmente se puede hacer compatible con la instalación de los puertos que se proyectan en la zona.

El tribunal simplemente va a fallar y se va a pronunciar sobre si el acto administrativo realizado fue fallido o no’ ALEX GODOY, director del Centro de Investigación en Sustentabilidad (CiSGER) de la UDD

El proyecto

El objetivo de Andes Iron a través del proyecto minero- portuario Dominga, en la comuna de La Higuera, es producir y comercializar concentrado de hierro (Fe) como producto principal y concentrado de cobre (Cu) como subproducto. Se estima que producirá anualmente 12 millones de toneladas de concentrado de hierro y 150 mil toneladas de concentrado de cobre como subproducto. La inversión estimada para su construcción es de US$ 2.500 millones.

30 Días judiciales (de lunes a sábado) desde la audiencia de conciliación es el plazo que se fijó para la lectura de sentencia, que se cumplen la segunda semana de abril.

Sería una lápida bastante difícil de levantar y le quedaría sólo la Corte Suprema, tendría que ir de casación, es difícil, no imposible, pero difícil’

JAIME SOLARI, experto de la firma Soluciones en Gestión Ambiental (SGE)

Daniela Guajardo

Comments are closed.