Ministra de Energía: Descarbonización no debe poner en riesgo la seguridad de suministro ni las tarifas

Se decidió fijar un cronograma que permita retirar, de manera gradual, tanto las centrales a carbón como las que no cumplan con el sistema de almacenamiento y captura que se estipula. Fuente: Emol.com, 16 de abril de 2018.


“Ahora en mayo vamos a conformar la mesa, tratando de incorporar todas las aristas, entre ellas la calidad de suministro”, dijo la secretaria de Estado, Susana Jiménez.

La ministra de Energía, Susana Jiménez, destacó este lunes que el plan de expansión de la red de transmisión contempla 32 nuevas obras, equivalentes a 1.326 kilómetros, con una inversión de alrededor de US$1.857 millones.

Al exponer en un foro de Cigré (Consejo Internacional de Grandes Redes Eléctricas), la secretaria de Estado dijo que otro de los desafíos de la cartera es ampliar las redes energéticas, cuidando suplir la demanda al mínimo costo y los precios para los clientes finales, algo que está ligado al proceso de expansión de la red de transmisión.

“Sin duda, uno de los mayores desafíos que tendremos este año es la elaboración y tramitación de los reglamentos de transmisión. Al respecto, estamos estudiando en detalle la regulación de servicios complementarios para que las señales de mercado operen eficientemente”, sostuvo la titular de Energía.

Para ejemplificarlo, apuntó a las empresas renovables en el Norte Chico, que han debido enfrentar restricciones para inyectar su energía al sistema, lo que ha traído consigo pérdidas de energía a bajo costo y perjuicios económicos para las generadoras.

“Debo hacer énfasis en que el proceso de descarbonización no partió ahora, sino que se inició antes, idealmente con la publicación de la norma de prohibición de emisiones de las centrales termoeléctricas en el primer gobierno del presidente Piñera. Y fue una decisión clara de reducir las emisiones justamente de todas las centrales termoeléctricas en el país”, aseguró Jiménez.

La titular de Energía hizo hincapié en que el tras el acuerdo firmado entre el Gobierno y las generadoras a fines de enero -para poner un freno a las centrales a carbón- se decidió fijar un cronograma que permita retirar, de manera gradual, tanto las centrales a carbón como las que no cumplan con el sistema de almacenamiento y captura que se estipula.

“Ahora en mayo vamos a conformar la mesa, tratando de incorporar todas las aristas, entre ellas la calidad de suministro. Por otro lado hay temas evidentes, como de salud y medioambientales: esta última tiene que ver con nuestro compromiso respecto al Acuerdo de París, y por lo tanto queremos escuchar todas las posiciones y a partir de eso hacer un cronograma que nos dé la certeza de que va a haber un proceso de descarbonización, pero que no ponga en riesgo las variables económicas y las cuentas de la luz”, recalcó.

Consultada si ya se ha se ha establecido un diálogo con las empresas generadoras, Jiménez manifestó que aún no se les ha citado, pero se contempla hacerlo en las próximas semanas.

Comments are closed.