Autorizan cultivo de salmones en la costa argentina

Argentina: Según lo informado por el diario Clarín, se proyecta desarrollar un cultivo de entre 20 mil y 50 mil toneladas de salmónidos, con hasta 4 concesiones marítimas en el Canal de Beagle. Fuente: Salmonexpert. 14 mayo de 2018.


En marzo pasado, los reyes nórdicos Harald V y Sonia, visitaron la Casa Rosada en Argentina y fruto de ese encuentro el ministerio de Agroindustria suscribió con Noruega un convenio de cooperación para estudiar la factibilidad de desarrollar la acuicultura en el país: el cultivo industrial de peces en jaulas oceánicas o en estanques en tierra.

La Subsecretaría de Pesca trasandina confirmó a diario Clarín que el salmón es la especie elegida para el desarrollo acuícola, tanto en el Canal de Beagle como en el litoral santacruceño del mar argentino.

El organismo estatal del país trasandino comentó a Clarín que se está trabajando para desarrollar actividades acuícolas que produzcan entre 20 y 50 mil toneladas. La hipótesis es de dos a cuatro concesiones en el Canal Beagle y Santa Cruz. También San Julián, pero para una segunda etapa.

“En los próximos dos meses tenemos previsto iniciar el estudio de factibilidad y cargas, con el objetivo de evaluar la capacidad de carga de la zona para generar una acuicultura sustentable, evitando así errores que se cometieron en otros países por exceso de cargas. Se trabaja entre la Subsecretaria de Pesca y Acuicultura y la Secretaria de Pesca de la Provincia de Tierra del Fuego”, expresaron desde la cartera

Actualmente, Argentina es un mercado reducido para los salmones de su país vecino, Chile, ya que se importan 8.100 toneladas, aproximadamente, por un valor de US$ 62 millones, que se consumen principalmente en platos de sushi, de acuerdo con el medio de comunicación argentino.

Cuestionamiento

El acuerdo entre Argentina y Noruega no está exento de polémica y ya es rechazado por amplios sectores ambientalistas, de acuerdo con lo expresado en el diario.

Grupos ambientalistas como Greenpeace expresaron a el Clarín cuestionamientos relacionados con que “el salmón es una especie exótica” y que “su producción es contaminante”.

“La concentración de heces y pellets con antibióticos que se asientan en el lecho marino, y que otras especies como crustáceos pueden ingerir, constituyen una amenaza para la salud del mar. Ese debate en el litoral chileno está actualmente al rojo vivo, con miles de activistas que aseguran que el exceso de concesiones para la salmonicultura ha saturado al ecosistema marino. Afirman que el resultado es la proliferación de algas tóxicas emparentadas con la marea roja”, se expone en el medio de comunicación argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*