Proyecto proinversión haría ajustes al Código de Aguas y en Medio Ambiente

Iniciativa es impulsada por el Ministerio de Economía y cuenta con el apoyo del MOP, Justicia, Defensa, Minvu y Hacienda, además de instituciones como la DGA y Corfo. Fuente: Revista Electricidad. 14 mayo de 2018.


Ha sido uno de los estandartes del ministro de Economía, José Ramón Valente, desde que aterrizó en el gobierno del Presidente Piñera, a comienzos de marzo: Reducir la burocracia para potenciar la inversión.

Hoy el Gobierno dará dos pasos concretos en ese sentido. En una ceremonia encabezada por el Presidente Piñera en La Moneda, el Ejecutivo firmará el decreto que crea la Oficina de Grandes Proyectos, instancia que es liderada por Juan José Obach y, además, el Mandatario firmará el primer proyecto de ley proiversión.

Esta última iniciativa fue anunciada el 10 de abril por el ministro Valente, tras una reunión con el Comité Ejecutivo de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC). La idea es “agilizar la tramitación de proyectos, que se cumplan los plazos y que se elimine la burocracia excesiva”, dijo Valente en esa oportunidad.

En el proyecto colaboraron diversos ministerios, como el de Hacienda, Obras Públicas, Vivienda, Defensa y Justicia, además de instituciones como la Dirección General de Aguas (DGA) y Corfo.

En una minuta con parte del proyecto a la que tuvo acceso “El Mercurio” aparece que la iniciativa contendría 18 medidas. Estas “provienen de proyectos de ley presentados tanto por el Presidente Piñera en su primer gobierno (11) como por la ex Presidenta Bachelet (3) que no alcanzaron a materializarse en ley y 4 nuevas medidas”.

La “Agenda Proinversión”, busca generar un clima propicio para la inversión, “eliminando imperfecciones o trabas regulatorias e inyectando eficiencia y modernización al Estado”.

El proyecto propone introducir cinco medidas que modifican el Código de Aguas y 6 a la Ley sobre Bases Generales del Medio Ambiente, y una para el Decreto con Fuerza de Ley sobre Concesiones Marítimas, entre otras.

Menos trámites para adquirir derechos de agua
En materia de aguas, el documento señala que se buscará “flexibilizar los procedimientos de aprobación en casos en que las obras no coincidieran con el punto preciso de la captación y/o de la restitución de las aguas aprobadas originalmente”. Esta medida pretende que los “errores georreferenciales de las obras que menoscaben derechos de terceros puedan ser ajustados por la Dirección General de Aguas (DGA) a solicitud del particular y evitar así una nueva resolución”.

La otra medida en esta materia es la de “Reducir el número de asuntos que requieren de una aprobación de la DGA como de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH)”, que tiene como objetivo reducir los tiempos para la aprobación de los proyectos de obras de regularización o defensa de cauces naturales por parte de la DGA”.

“Permitir revisores independientes para inspecciones oculares y trámites de aprobación de obra” también estaría incluido, para facilitar los procedimientos para la adquisición o ejercicio de Derechos de Aprovechamiento de Aguas (DAA).

Piñera y medio ambiente
Son tres los proyectos que se rescatarían del primer gobierno del Presidente Piñera. Se considerarían e incluirían las medidas de “Crear un sistema informático en la DGA” y la de “Externalizar el trámite de recepción de obras hidráulicas”.

Además, en materia de concesiones, el Ministerio de Economía, en conjunto con el Ministerio de Defensa, recogería la idea de “constituir garantía sobre la concesión marítima”. La propuesta busca “promover el financiamiento externo para la ejecución de obras en proyectos productivos, tal como ocurre en las concesiones de obras públicas, portuarias, bienes fiscales”.

Si bien la minuta no detalla las medidas sobre cambios en materia de medio ambiente, en abril pasado, el ministro Valente adelantó a “El Mercurio” que se buscará “establecer que el SEIA sea una ventanilla única respecto a los permisos sectoriales. Que los permisos que sean aprobados, favorablemente calificados en una RCA, reemplacen a los permisos sectoriales”, explicó Valente.

Patentes provisorias y fomento al capital de riesgo
Son tres las medidas que contiene el proyecto de ley que son rescatadas de la administración de Michelle Bachelet. La primera tiene que ver con “entregar patente municipal provisoria por un plazo determinado”. Esta tiene como objetivo “agilizar la implementación y operación de un local comercial”. La siguiente es facultar a Corfo a “no perseguir recursos otorgados a fondos de capital de riesgo que se encuentre en liquidación”. La medida busca “impulsar el capital de riesgo. La idea es que no necesariamente haya que demandar judicialmente a los fondos, sino que verificar que el negocio no resultó por razones ajenas a su voluntad”.

Esta iniciativa fue propuesta y elaborada por el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo Eduardo Bitrán, quien explica que “la interpretación jurídica más estricta, dado el instrumento jurídico usado -contrato de mutuo- (indica que) si no hay suficientes recursos, la visión de algunos abogados es que hay que recurrir contra la administradora y cobrarle a esta entidad jurídica. Esto es contrario al menos al esquema propuesto por Corfo desde 1997. Esto puede destruir toda la industria de capital de riesgo creada en 20 años por Corfo. La más relevante de todos los países emergentes. Es por ello que es necesario clarificar legalmente este tema. De otro modo se arriesga afectar seriamente el desarrollo de emprendimientos dinámicos que requieren capital de riesgo para crecer”.

La otra propuesta rescatada de Bachelet es la de “digitalizar los trámites ante las direcciones de obras municipales (DOM) en línea”, la que busca “hacer más eficiente la gestión pública”.

Comments are closed.