Ruta Energética busca reducir en un 25% el tiempo de tramitación de proyectos del sector

Este es uno de los once compromisos que tiene la iniciativa del Ministerio de Energía, cuyo documento de siete ejes de acción fue entregado por Susana Jiménez al Presidente Sebastián Piñera. Fuente: Revista Electricidad. 25 mayo de 2018.


Reducir en 25% el tiempo de tramitación ambiental de los proyectos que se acojan al Plan Energía, respecto a los plazos registrados desde 2014, además de la creación de un marco regulatorio de la eficiencia energética para promover una demanda eficiente son parte de los once compromisos que tiene la Ruta Energética 2018-2022 que implementará el Ministerio de Energía.

El documento de trabajo fue entregado al Presidente de la República, Sebastián Piñera por parte de la ministra de Energía Susana Jiménez, en una ceremonia realizada en el Palacio de La Moneda ante la presencia de los principales representantes del sector privado de la industria.

Objetivos

El jefe de Estado destacó el contenido del documento, señalando que uno de los grandes desafíos del sector es enfrentar la mayor demanda eléctrica que plantea el mayor crecimiento económico y productivo en el país.

“El compromiso que asumimos es que el país no solamente avanzara hacia un desarrollo integral, inclusivo y sustentable, sino que también hacia una matriz de energía más competitiva, más limpia, más sustentable y a eso apunta precisamente la Ruta Energética, que es producto de un trabajo que se desarrolló en todas las regiones, con más de 2.200 participantes”, afirmó Piñera.

Por su parte, la ministra Jiménez indicó que “lo que vamos a empezar a ver ahora es cómo vamos ejecutando todos estos compromisos, implementando las medidas que se anuncien en beneficio de la ciudadanía”.

En su discurso la autoridad dijo que la Ruta Energética “plantea soluciones ligadas a la innovación y al desarrollo tecnológico como las nuevas fuentes de generación eléctrica, la generación distribuida, las alternativas de almacenamiento, la electromovilidad y la gestión de la demanda energética, y un tema muy relevante será la descarbonización de la matriz, tanto para la generación eléctrica y el transporte”.

Los siete ejes

La Ruta Energética tiene siete ejes de acción:

  1. Modernización energética.
  2. Energía con sello social.
  3. Desarrollo Energético.
  4. Energía baja en emisiones.
  5. Transporte eficiente.
  6. Eficiencia energética.
  7. Educación y capacitación.

Piñera planteó que estos siete ejes buscan cumplir diez compromisos, los cuales son:

  1. Levantar un mapa de vulnerabilidad energética del país, identificando a las familias que no cuentan con electricidad y otros servicios energéticos, con miras a acortar las brechas existentes.
  2. Modernizar la institucionalidad energética para aumentar la eficacia gubernamental y prestar un mejor servicio a la ciudadanía, en particular de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles y de la Comisión Chilena de Energía Nuclear.
  3. Reducir en un 25% el tiempo de tramitación ambiental de los proyectos que se acojan al Plan +Energía, respecto a los plazos registrados en los últimos cuatro años.
  4. Alcanzar cuatro veces la capacidad actual de generación distribuida renovable de pequeña escala (menor a 300 kW) al 2022.
  5. Aumentar en al menos 10 veces el número de vehículos eléctricos que circulan en nuestro país.
  6. Modernizar la regulación de la distribución eléctrica mediante un proceso participativo, de manera que se permita recoger las nuevas realidades del sector energético y faciliten su implementación, en forma eficiente y competitiva.
  7. Regular los biocombustibles sólidos como la leña y sus derivados, otorgando al Ministerio de Energía las atribuciones necesarias para establecer especificaciones técnicas y el reglamento de aplicación para la comercialización de la leña en zonas urbanas.
  8. Establecer un marco regulatorio para la eficiencia energética que genere los incentivos necesarios para promover el uso eficiente de la energía en los sectores de mayor consumo (industria y minería, transporte y edificaciones), y crear una verdadera cultura energética en el país.
  9. Iniciar el proceso de descarbonización de la matriz energética a través de la elaboración de un cronograma de retiro o reconversión de centrales a carbón, y la introducción de medidas concretas en electromovilidad.
  10. Capacitar a 6.000 operarios, técnicos y profesionales, desarrollando competencias y habilidades en la gestión y uso sostenible de la energía, en el sector eléctrico, de combustibles y de energías renovables, certificando al menos a 3.000.
  11. Integración energética a nivel regional con países vecinos.

Comments are closed.