Denuncian nuevo evento de contaminación en el lago Llanquihue

Situación quedó al descubierto el domingo, pasado al mediodía, en la costanera de Puerto Varas y fue fotografiado por un vecino con un dron. Fuente: El Llanquihue. 6 junio de 2018.


Fue el domingo pasado, cuando las condiciones del tiempo eran las optimas, que los vecinos se percataron de un nuevo evento de derrame de aguas servidas en el lago Llanquihue en la costanera de Puerto Varas.

Las imágenes fueron captadas con un dron frente al local Mesa Tropera, entre las 13.30 y las 14 horas, sin que hasta ayer se haya registrado un pronunciamiento respecto a este hecho provocado por el llamado “aliviadero de tormentas”.

Para los residentes que presenciaron este derrame fue llamativo que ocurriera esta situación, en circunstancias que no se registraron precipitaciones.

Los vecinos comentaron por las redes sociales este hecho, pidiendo una explicación por algo que se supone tiene que ocurrir cuando llueve, pero no cuando las condiciones atmosféricas son óptimas.

Aliviaderos

Para el concejal Luis Becerra, lo ocurrido el domingo es una situación gravísima. “De acuerdo a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, los aliviaderos de tormenta deben operar sólo en situaciones de fuerza mayor en que se incorpore aguas lluvias que superen sus respectivas capacidades máximas de diseño. Fuimos testigos que el pasado domingo no cayó una sola gota de lluvia”, adujo Becerra. El edil pidió que la sanitaria entregue una respuesta a los habitantes de Puerto Varas por este suceso.

De acuerdo al alcalde Ramón Bahamonde, en instancias como estas es donde hace falta la presencia fiscalizadora de la Superintendencia de servicios Sanitarios (Siss).

Desde Essal aseguraron que la activación de los aliviaderos de tormenta no sólo ocurre por intensas precipitaciones, sino que también por “acumulación de napas subterráneas”.

“La ausencia de un plan integral de gestión de aguas lluvias, materia asignada por ley a los órganos competentes del Estado, genera el colapso de los sistemas de alcantarillado por la incorporación irregular de aguas lluvias a su caudal. Essal está desarrollando desde el año pasado un completo plan de inversiones para mitigar los efectos de este problema y para ello está en permanente contacto con las autoridades que vigilan su cumplimiento. Reiteramos nuestro llamado a la población a no sobrecargar el sistema de aguas servidas, evitando la incorporación de las aguas lluvias a través de conexiones irregulares o a través de la apertura de las tapas de las cámaras de la red de alcantarillado para su uso como mecanismo de control de inundaciones”, indicaron desde la empresa.

Comments are closed.