Hoy comienza plan del Gobierno para retirar las centrales a carbón de la matriz energética

En mayo pasado, más del 40% de la generación eléctrica en el país provino desde esta fuente, siendo la de mayor participación. Fuente: El Mercurio. 11 junio de 2018.


Para hoy están convocadas las organizaciones contactadas por el Gobierno para iniciar la planificación de la descarbonización de la matriz energética. Se trata de la constitución de la mesa público-privada pactada a comienzos de año entre el Ministerio de Energía y la Asociación de Generadoras, compuesta por las compañías Enel, Engie, Colbún y Aes Gener.

“Buscamos tomar la posta del acuerdo voluntario que se suscribió entre el Ministerio de Energía y las empresas generadoras a base de carbón”, explica la ministra de ese ramo, Susana Jiménez, quien liderará la discusión. Agrega que “el objetivo es que una vez sensibilizado y expuestas todas las aristas, podamos alcanzar un acuerdo entre las generadoras y el Gobierno, que permita establecer un cronograma gradual de retiro o reconversión de las centrales de carbón”.

La idea, dice la ministra, es reunirse periódicamente para en el plazo de un año contar con el cronograma en el que uno de los principales desafíos será implementar el reemplazo de la energía que es producida a base de carbón. Este mineral en mayo pasado representó el 42,7% de la matriz energética del país y se proyecta que vaya disminuyendo en paralelo con la entrada de las energías renovables.

“El carbón hoy representa más del 40% de la generación eléctrica y le da seguridad y suficiencia al sistema eléctrico chileno, es la principal fuente de generación eléctrica. Además, hemos visto que la transición energética nos está llevando rápidamente a la incorporación de las renovables, por lo que per se hay un desafío en la incorporación de estas, por el rol que juegan en la suficiencia del sistema”, comenta el vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Generadoras, Claudio Seebach.

A la fecha, ya existen firmas que han presentado avances en esta materia, como ocurre con Engie, que fue la primera en anunciar el cierre de dos unidades térmicas en Tocopilla, solicitud que ya fue aprobada por el Coordinador Eléctrico y se concretará en los próximos meses.

Gremio de las renovables lamenta estar ausente

Dentro de la lista de participantes que integrarán la instancia público-privada se incluyeron asociaciones de consumidores, municipios, sindicatos, académicos e incluso organismos internacionales, como la organización de conservación internacional WWF.

Sin embargo, hubo varios gremios que se quedaron fuera, como el de las renovables. El director ejecutivo de la asociación Acera, Carlos Finat, sostiene que “queríamos ser parte de esto y nos parecía muy natural que así fuera, hemos sido impulsores de alcanzar una matriz 100% renovables, por lo que estamos sorprendidos con esto”. Agrega que “para que la mesa sea exitosa y adquiera legitimidad, tiene que haber una representación más amplia”.

De parte del Gobierno, aseguran que la idea es iniciar la discusión con quienes pactaron el acuerdo y en el proceso abrir instancias para escuchar a los demás interesados. La ministra Jiménez comenta que “van a surgir presiones de instituciones que se sienten padrinos de esta iniciativa, el interés es escucharlos a todos, pero la convocatoria inicial es entre quienes suscriben el acuerdo y las miradas particulares que se establecieron”.

1 Comment

  1. Carlos Bonifetti dice:

    Una forma inteligente de aumentar la generación con EE RR es fomentar la producción de energía eléctrica con paneles solares (FV) tecnología madura, cuyos costos de inversión han disminuido notablemente. Las casas, a lo largo de Chile, con paneles en el techo FV pueden generar de modo distribuido con varios [kW] de potencia, más allá de sus propios consumos, cambiando la mezquina reglamentación actual de “net metering” para instalaciones de EE RR de <100 [kW], que propende al auto-consumo, ojalá sin excedentes para inyectar a la red a través del empalme. Si hay excedentes, o no se paga nada al productor o se le paga "a regañadientes" con una tarifa muy baja. Esto debe cambiar hacia fomentar la venta de la máxima energía FV que sea prácticamente factible y precios de compra adecuados y justos para los productores.

    Evidentemente esto es una competencia de generación para las empresas eléctricas distribuidoras, muy sana por lo demás, ya que así los precios de la energía más competitiva podrían bajar.

    Esta proposición, de la que se viene hablando, desde hace ya larga data, tiene dos enormes ventajas: 1) Aumento de la generación con EE RR y disminución de la generación con combustibles fósiles; 2) Aumento de los ingresos de la familias devenir en micro-empresas productoras de energía eléctrica y por ende, disminución de gran desigualdad de ingresos entre lo grupos más ricos y los más pobres.

    Tarea para trabajar en una buena ley para ello por parte del Ejecutivo y del Congreso.
    Obras son amores y no buenas razones. Se deja planteado el desafío.