OMS en Bahía de Quintero reconoce que determinar responsables de intoxicación toma tiempo

“Venimos a transparentar el trabajo que ya está haciendo el país”, expuso la especialista Xinia Bustamante. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 13 septiembre de 2018.


En medio del asedio periodístico y tras sostener una reunión técnica con las autoridades regionales y comunales de Quinteroy Puchuncaví sobre los episodios de intoxicación masiva ocurridos en la zona en las últimas tres semanas, los especialistas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) – pertenecientes a la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, reconocieron la dificultad para identificar las causas de la emergencia por exposición a contaminantes que afectó a más de 600 personas. Los 4 especialistas, que estarán una semana en el territorio, fueron claros en decir que realizarán un trabajo exhaustivo en conjunto con las entidades públicas de la zona para obtener toda la información que será recopilada en un informe que se entregará con sugerencias al Gobierno chileno. La doctora Xinia Bustamante Castillo, experta en comunicación de riesgo de la OPS/OMS, recalcó que “venimos a transparentar el trabajo que se está haciendo. Somos un equipo técnico y como equipo técnico venimos al terreno a trabajar”.

La especialista explicó que existen diferentes tipos de emergencia, por ejemplo; dijo “cuando hay un brote epidémico lo que usted hace es investigar y buscar cuál es el agente o la causa biológica. En una exposición por contaminantes se requiere más tiempo para poder definir o asignar el causal. Por eso que la investigación que ahorita se está haciendo va a requerir mucho más tiempo porque no se puede asignar ahora un agente causal”.

Apoyo de OPS/OMS

¿Qué se hará? Bustamante expuso que “en este momento, hay una propuesta de cooperación técnica de venir a trabajar con los equipos locales en temas que tienen que ver con investigación para saber qué es lo que está sucediendo”. Aclaró que “venimos a trabajar con los equipos, porque venimos a hacer investigación para determinar qué es la causa. La información es fundamental para comprender y entender qué es lo que está sucediendo y la información está en una forma integrada y disponible para que los compañeros que están en el campo puedan tomar las mejores decisiones”.

Aunque proyectó una labor en terreno de una semana, Xinia Bustamante, explicó que con seguridad habrá un trabajo más largo de la OPS, el que se sumará al programa de cooperación permanente entre Chile y ese organismo. “Somos una misión que estamos aquí para atender una emergencia, pero hay una agenda de cooperación que continúa. De acá viene un informe que origina un plan de trabajo de cooperación que es una continuación al trabajo”, manifestó. Consultada sobre las razones por las cuales Chile no tiene normativas de emisión de gases y contaminantes tan exigentes como los planteados por la Organización Mundial de la Salud, Xinia Bustamante explicó que dichas normas son sólo sugerencias del organismo y que los países deciden.

Colegio Médico

La reunión marcó el inicio de un trabajo técnico profundo de los equipos de la OPS/ OMS y ante esto, los especialistas dieron una señal de credibilidad y esperanza a la gente, tanto así, que algunos quinteranos esperaron a los expertos a la salida de la reunión para pedir ayuda directa. El ambiente fue tenso e, incluso, el presidente del departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, que en la mañana había estado con la presidenta de la organización, Izkia Siches, en Quintero, entregó un informe a los científicos sobre los tres episodios de contaminación.

“Entregamos todos los antecedentes toxicológicos que disponíamos. Los efectos sobre la salud y varias incongruencias graves que ocurrie ron con críticas a las autoridades. Nuestra sugerencia es a largo plazo y lo más importante es que esto debe ser una emergencia sanitaria porque con eso permiten entrar a las empresas a tomar muestras, lo que ahora no se puede hacer”, dijo Tchernitchin. Para el médico cirujano, es indispensable “cambiar las normas ala OMS y que tengan relevancia jurídica”. Aclaró que “identificamos dos gases graves que afectan a las perso nas y uno está prohibido por un convenio internacional: el dimetil cloroformo y nitrobenceno. Los síntomas se asocian a estos dos gases”.

Acción legal

A la reunión con el equipo técnico de la OPS/OMS, también acudió la directora de la Defensoría de la Niñez, abogada Patricia Muñoz, quien confirmó que la entidad presentará una acción legal para resguardar a los menores. “Hemos resuelto presentar un recurso de protección en el cual vamos a solicitar que se decrete, por la autoridad correspondiente, una alerta sanitaria. De manera tal, se adopten las medidas que corresponden en razón de que la alerta amarilla que se decreta desde el punto de vista ambiental no es suficiente para poder satisfacer las necesidades de hacerse cargo, de manera real, de cuáles son los agentes contaminantes y poder establecer claramente qué tipo de toxicidad puede estar afectando, no sólo a los niños de esta ciudad sino que también a las personas que viven en la comunidad”, dijo Muñoz. La presidenta de la organización explicó que lo importante en el caso es resguardar la salud y la integridad de los menores que han sufrido contaminación en la zona. “Tomar conocimiento real de la situación de las personas de esta comuna”, recalcó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *