Distribuidores de gas natural admiten alto riesgo de accidentes
By Comunicaciones Terram

Distribuidores de gas natural admiten alto riesgo de accidentes

Por uso continuo de propano aire ante desabastecimiento desde Argentina. Gerente general de la asociación del sector, Carlos Cortés Simón, realizó un llamado al Gobierno para que actúe a nivel político y se resuelva la crisis.El Mercurio 01 de octubre de 2007.

GUSTAVO ORELLANA V.

Por primera vez en toda la crisis del gas, los distribuidores de gas natural admitieron que el uso de propano aire puede causar accidentes y conlleva graves riesgos a las personas porque las redes domiciliarias están diseñadas para operar con gas natural y no con otro combustible, al menos de manera continua. El problema es que Metrogas en Santiago lleva más de tres meses operando ininterrumpidamente con este combustible, causando desgaste en sus cañerías, lo que pone en riesgo la seguridad de las personas.

Según el gerente general de la Asociación de Distribuidores de Gas Natural (AGN Chile), Carlos Cortés Simón, el principal responsable de esta situación es el gobierno argentino, que ha incumplido el acuerdo de suministrar, al menos, 1,5 millón de m{+3} diarios que alcanzan para abastecer el consumo residencial y comercial en la Región Metropolitana, obligando a las empresas a usar sus plantas de respaldo que, en Santiago, no alcanzan a cubrir el 100% de la demanda.

"Hay un riesgo de que, al tratarse de gas propano diluido, es decir, un proceso industrial, éste puede verse interrumpido, implicando un riesgo técnico asociado al funcionamiento de los sistemas. Pero, además, y lo que es más grave, hay un riesgo en lo que dice relación a la seguridad de las personas, y es lo que más nos preocupa", dijo Cortés.

Este riesgo se debe a dos razones: por una parte, el mayor desgaste que provoca el uso de propano aire a las redes, y por otra, al tratarse de un combustible más pesado, en caso de fugas permanece en las cercanías del origen de la rotura (el gas natural se eleva), elevando el riesgo de accidentes.

"El funcionamiento del sistema de respaldo de manera permanente es de la máxima inconveniencia y no es aconsejable, porque los sistemas no fueron diseñados para funcionar de este modo y en ningún lugar del mundo abastecen de manera permanente a poblaciones tan numerosas como la de la zona central", afirmó.

Planta de respaldo en Peñalolén

Cortés explicó, además, que el Gobierno está en pleno conocimiento de esta situación y que ha hecho las gestiones para que Argentina envíe, al menos, el 100% del suministro residencial y comercial, pero que hasta ahora no ha tenido resultados.

Por eso realizó un llamado al Gobierno para llevar a un nivel político y no a nivel técnico las conversaciones ante el gobierno argentino. "Se requieren gestiones del más alto nivel para que la contraparte cumpla con su compromiso original, que ha sido quebrado", aseguró Cortés.

Pero no sólo los riesgos de accidentes preocupan a los distribuidores de gas, sino también la seguridad del abastecimiento. Metrogas ha intentado por todas las vías iniciar de una vez por todas las obras de su planta de respaldo en Peñalolén, pero esto ha chocado con trabas administrativas que aún tienen en vilo al proyecto.

La construcción de esta tercera planta de la distribuidora en Santiago es clave para asegurar el suministro del sector oriente de la capital, ante un escenario de cero gas.

Sin embargo, Cortés admitió que, dado el actual escenario, la planta de Peñalolén no entrará en los plazos estipulados (invierno de 2008) por lo que hay un alto riesgo de que en episodios de corte total de gas desde Argentina existan racionamientos. 

  • Sin comentarios
  • 30/09/2007