Primera recomendación de obras del nuevo gobierno eleva presencia del carbón en el SIC

Este combustible pasó de 12,8% a 31,2% del total considerado para 7 años. Informe incluye una unidad hidroeléctrica de características similares a una de las centrales de HidroAysén. El Diario 28 de marzo 2014.


La primera recomendación de obras para el Sistema Interconectado Central (SIC) realizada por las nuevas autoridades del Ministerio de Energía considera una mayor presencia del carbón en el crecimiento de la matriz de generación para el período 2017 y 2023.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) liberó hace unos días el Informe Técnico Preliminar (IPT) de precios de nudo, correspondiente a la fijación tarifaria de abril de 2014, que en la actualidad rige sólo para una parte del abastecimiento de clientes residenciales (el resto está asociado a contratos licitados).

Este documento incluye un programa o recomendación de 30 obras de generación a través de las cuales la autoridad refleja lo que está viendo en materia de evolución de costos de la energía y con ello, de paso, sobre la forma en la que podría evolucionar la composición del parque generador.

En este ejercicio que, según declararon en la CNE, “no expresa en ningún caso una opinión sobre la viabilidad de los proyectos” la autoridad estima que durante los siete años indicados el SIC podría sumar 2.189 MW de capacidad instalada, de los cuales el 31,2% corresponde a carbón para lo cual se consideran dos centrales para los años 2020 y 2021.

En segundo lugar, el plan de obras considera un 27,4% de capacidad eólica (600 MW) y en la tercera posición, con un 21% del total, aparecen unidades hidroeléctricas y de pasada, divididas en seis unidades con diversos tamaños.

La mayor presencia del carbón en la matriz queda en evidencia al comparar con el último ITP de la administración anterior, correspondiente a la fijación de octubre de 2013, donde el carbón representó el 12,8% de las obras programadas o recomendadas por la autoridad, con lo cual ocupó la cuarta posición, tras el GNL (14,8%), eólica (15,05%) y la capacidad hídrica que dominaba la matriz proyectada con el 51%.

Coincidencia hidroeléctrica

En la CNE explicaron que esta recomendación se construye, entre otras cosas, escogiendo entre los proyectos que están aprobados en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

En este sentido, un factor que llama la atención es que, siguiendo la tónica que comenzó en 2008, el primer plan de obras de este gobierno incluye un “módulo hidroeléctrico” que, como sucede hace seis años, es una unidad con especificaciones de capacidad que coinciden con una de las cinco unidades del complejo HidroAysén. En este caso el “módulo” es de 360 MW igual que la Baker 2 del polémico proyecto de Endesa y Colbún, la que -de acuerdo a la recomendación de obras- está contemplado que entre en operación en el año 2023.

En la versión de 2013 del ITP, en tanto, figuraban bajo el rótulo módulos 01 y 02, unidades con capacidades de 660 MW y 500 MW, que coinciden con centrales Baker 1 y Pascua 2.2.

“En general, los módulos que aparecen en el informe de precio nudo de corto plazo no son necesariamente asociables a un proyecto particular”, precisaron en la CNE.

Comments are closed.