Coronel exige realizar plebiscitos ciudadanos para decidir futuro de termoeléctricas

Organizaciones y ambientalistas de Coronel enfrentan una dura disputa legal y administrativa para conseguir que se respete el derecho constitucional de los habitantes de una comuna: el plebiscito. Fuente: Diario U. de Chile 08 de julio 2014.


Distintas son las trabas que el municipio, Contraloría y las empresas privadas han generado para evitar que en Coronel se llame a un plebiscito para decidir el futuro de las termoeléctricas en la zona.

Las organizaciones sociales y los trabajadores pesqueros han sido los mayores opositores a la creciente expansión de proyectos energéticos. Hoy exigen que se le consulte a toda la población si es que quieren que las empresas Bocamina I y II, pertenecientes a Endesa, y Santa María de Colbún continúen operando en el sector.

Luego de una férrea resistencia y numerosas movilizaciones, los concejales de la comuna accedieron a utilizar su facultad y exigir al alcalde Leonidas Romero que llamara a un plebiscito.

Sin embargo, Contraloría rechazó la opción por considerar que cuatro de las seis materias presentadas por el alcalde no son de competencia de las autoridades locales.

Uno de los principales impulsores de la vía plebiscitaria, el activista ambiental y hoy consejero regional Félix González, adelantó que pedirán al máximo tribunal que clarifique y precise las materias que ellos impulsan y por las que reúnen firmas.

“El mismo dictamen de Contraloría nos da la razón en que son plebiscitables al menos las dos materias nuestras: la aplicación del artículo 62 de la Ley de Urbanismos y Construcciones, que faculta a los alcaldes decretar el traslado de las empresas molestas y sobre el cambio de uso de suelo”, indicó González.

“Vamos a defender el plebiscito porque es un derecho que está en la Constitución, y porque también la contaminación está dañando la salud de las personas y hay personas fallecidas”, enfatizó el Core, quien asegura que existe un informe de la PDI donde se encontraron distintos metales pesados dañinos para la población.

El representante afirmó que insistirán en que se respete la voluntad ciudadana, ya sea por la vía de los concejales o por la recolección de firmas. Para que esto se haga efectivo, se necesita un número de firmas superior al 10 por ciento del último padrón electoral, cada una de ellas con firma notarial.

“Aquí tenemos claramente gente que quiere que haya plebiscito y estamos trabajando para eso, pero hay otras que no. La gente de Coronel tiene muy claro la diferencia. Los que sí queremos vamos a buscar todos los caminos y utilizar todas las vías para que se reestablezca el imperio de la ley y la gente de Coronel pueda votar”, explicó.

David Arriagada, uno de los voceros del Frente de Defensa de Coronel, explicó que en esta larga batalla se han enfrentado a distintos detractores. De hecho, planteó que el municipio ha tergiversado la información y ha recurrido a subterfugios y acciones dilatorias para impedir que se concrete el plebiscito.

Por otra parte, el dirigente manifestó que la misma población de Coronel aún no tiene una cultura de protección y cuidado de los recursos naturales, por lo que ha sido difícil que la comunidad se haga parte de las demandas.

“Con las empresas privada no tenemos diálogo”, indicó Arriagada: “Lo que aquí hacen es un completo engaño. Son personas que utilizan a la gente y lo único que hacen es sacar el maletín negro. Lamentablemente aquí en Coronel hay muchos sectores que son silenciados de esa forma”.

El dirigente no confía en los representantes comunales, ya que asegura “están cuidando cada uno su rebaño”. Respecto de la lucha por no permitir que las termoeléctricas sigan funcionando en Coronel, Arriagada finaliza: “Para nosotros es un deber y para las autoridades locales una obligación”.

Comments are closed.