Expertos alertan de daños en las dunas tras impacto inmobiliario

Edificaciones en las dunas de Concón y Ritoque puede provocar daño irreparable y a largo plazo podrían causar su desaparición. Llaman a detener proyectos en Concón y restringir en Ritoque. Fuente: El Mercurio de Valparaiso, 24 de noviembre, 2015.


La biodiversidad y territorio de los dos más importantes campos dunares de la Provincia de Valparaíso: Concón y Ritoque son, según expertos, sistemas móviles complejos que requieren de alto cuidado por su valor incalculable, siendo la gran amenaza para estos territorios el desarrollo inmobiliario que podría causar daños irreparables en el territorio y hasta en largo plazo, su desaparición.

En síntesis, para los expertos de la Universidad de Valparaíso , Patricio Winckler doctor en Ingeniería Civil y Mauricio Reyes ingeniero civil y máster en gestión de desastres naturales:

“El desarrollo inmobiliario estrangula la duna”. Tras esta situación, según manifestaron, se hace necesario plantear mecanismos de protección a los territorios que son únicos en el borde costero.

“Los ecosistemas dunarios hay que cuidarlos porque son un indicador del estado de salud del territorio, es el último lugar del sedimento que baja por los líos.

Los procesos dinámicos del borde costero tienen que ser muy bien estudiados, muy bien dominados y muy poco intervenidos porque cuando intervienes estos procesos se pueden concretar amenazas dañinas para el ser humano y su sistema en esa zona”, afirmó Mauricio Reyes.

SITUACIÓN DE CONCÓN

El crecimiento inmobiliario en las dunas de Concón, según explicó Patricio Winckler, ha atentado contra la movilidad de las dunas, que no tienen una fuente de alimentación porque se formaron originalmente del mar.

“Las dunas estaban conectadas con el mar, el nivel del mar estaba más alto y esas eran arenas de playa y con todos los fenómenos tectónicos se levantó, el nivel del mar bajó y además hubo un levantamiento, por eso, se ven las dunas colgadas arriba.

Muy diferente escenario de las dunas de Ritoque que se alimentan del material que viene del Aconcagua”, recalcó. Y subrayó: “El mecanismo que hace que las dunas de Concón se muevan es el viento que vienen desde el mar, se encuentran con el farellón costero y se acelera; por eso, cuando uno viene de las dunas uno ve arena desplazada, eso es el transporte eólico de arena”.

Este movimiento, transforma a la duna, según explicó, en un sistema dinámico que se ve limitado por las construcciones que se han desarrollado en los últimos años, donde se anexa la construcción del camino Concón – Reñaca que imposibilita el movimiento de la duna.

“Hay que considerar que las dunas de Concón son unas dunas relictas, que estuvieron en contacto con el mar pero ya no lo están, ya no tienen alimentación de arena, eso significa que a largo plazo podrían desaparecer y el proceso se podría acelerar si se elimina lo que la contiene, que es la vegetación”, destacó Mauricio Reyes.

Además enfatizó que “una vez que se interviene y se comienza a modificar la ecología del lugar empieza a haber un desequilibrio en la duna y comienza a desaparecer, eso lo hace mucho más valiosa”. Esta degradación del campo dunar, según los expertos, se da principalmente porque se limitan los procesos naturales de la duna y ante la edificación en el lugar se produce lo denominado “Efecto Venturi”, que es una mayor capacidad de arrastre de sedimento (arena) porque el viento tiene una dirección focalizada. “El edificio obstaculiza el viento y lo concentra”, explicó Reyes.

DUNAS DE RITOQUE

En cambio, en las dunas de Ritoque que sí es un sistema que tiene alimentación, la situación es compleja porque – según explicaron- cualquier intervención de una edificación estática puede significar un daño irreparable al lugar que concentra, además, la presencia de un humedal en su territorio.

“El conjunto de dunas y humedal es muy sensible, el principio fundamental es tratar de mantener los humedales y dunas con algún tipo de uso blando, no intervención de obras duras, no meter edificios en dunas o humedales porque son sistemas sensibles”, aseveró Reyes.

Por su parte, Winckler precisó que “el mensaje que hay que dar es que corno las dunas son sistemas dinámicos lo ideal es la no intervención. Si se po nen estructuras duras en sistemas blandos, que se mueven, generan perturbaciones y esas pueden ser negativas y finalmente se puede ir la arena”.

PROHIBIR Y RESTRINGIR

Para los expertos, lo que menos causa daño a los territorios dunares es la visita de las personas en comparación al gran daño que puede causar el desarrollo inmobiliario in-sostenido. Ante esto las recomendaciones en las dunas de Concón es prohibir y frenar el crecimiento inmobiliario, mientras en Ritoque es restringir.

Por eso, generaron un llamado a revisar los planes reguladores comunales para ver bien cuáles son las privaciones en un territorio que es declarado como área verde. Además, respecto al campo dunar de Concón y la alta afluencia de público que hay para la temporada estival, afirmaron que se debe aplicar restricción al ingreso de vehí culos menores, que pueden causar desaparición de la vegetación por los surcos que se crean en la arena, lo que genera que la duna pierda su firmeza.

“El acceso a vehículos menores debería estar totalmente restringido, moto y jeeps no deberían entrar, se debería hasta cercar el lugar. En tanto, respecto a la visita de las personas, si hay 5 mil personas ahí van a tener un impacto pero es mucho peor lo de una moto a un jeep en el lugar”, explicó Winckler.

En tanto, Reyes recalcó que “es positivo que la gente vaya a esos lugares, tenernos sistemas prístinos muy cerca, la gente no valora lo ecológico porque no está educada y es bueno tener un acercamiento con ellos”.

PARCHES DE VEGETACIÓN

Patricio Winckler, destacó que “la duna tiene parches de vegetación, si tienes una persona que pasa por ahí no le hace daño, en cambio en masa se generan surcos y por ahí se desarrolla una canalización del viento que genera un efecto progresivo, lo que se agrava con un jeep o una moto. Eso hace que se pierda la vegetación y sea reemplazada por los canales donde el viento se canaliza, eso es un efecto menor que el inmobiliario”.
Recuadro :
“El valor de la duna es muy grande, sin embargo en el mercado inmobiliario vende un estilo de vida que no tiene que ver con la duna”

Comments are closed.