Reparticiones definen cómo recuperar las 722 hectáreas quemadas en quebrada El Asiento

El objetivo es definir los ejes principales de la restauración del Santuario Los Cipreses. Fuente: El Observador de Quillota, 30 de marzo de 2016.


Eran cerca de las 14 horas del miércoles 9 de marzo cuando, por causas que se investigan, un gigantesco incendio se inició en el sector de El Asiento. De inmediato, una de las principales preocupaciones fue que el siniestro era cercano al Santuario de la Naturaleza de Los Cipreses.

Es que en la Quebrada El Asiento, en una extensión de mil hectáreas, se conservaban 500 ejemplares del Ciprés de la Cordillera, de más de mil años de antigüedad, junto a una gran biodiversidad botánica con 79 especies registradas, 59 nativas y 27 endémicas; que al final de tres días de intenso trabajo en la zona -declarada por la Onemi en Alerta Roja- las llamas finalmente destruyeron 722 hectáreas.

Tras el desastre, una delegación de profesionales de la Gobernación de San Felipe, el Ministerio de Medio Ambiente, el Gobierno Regional, la Municipalidad de San Felipe, Conaf y el Consejo de Monumentos Nacionales, realizó una expedición por la Serranía El Ciprés para evaluar en terreno los daños, que arrojó un saldo de un 60% de la superficie total de la reserva natural afectada por el fuego. Afortunadamente sólo el 10% de los cipreses resultaron quemados. Es decir, 43 árboles de un total de 450, por lo que rápidamente se desarrolló una reunión entre las autoridades y dirigentes de la comunidad para elaborar un plan de restauración.

RECUPERACIÓN DEL SANTUARIO

Para organizar la restauración del santuario, en el edificio del Gobierno Regional de Valparaíso una mesa de trabajo debido a la preocupación de la autoridad y la comunidad ante la necesidad de iniciar trabajos a corto, mediano y largo plazo. En la oportunidad, se discutieron tres grandes ejes: actualizar el plan de manejo existente, gestionar recursos para financiar la restauración y recuperación, y generar líneas de acción para evitar efectos de futuras lluvias en el terreno.

En este sentido, el gobernador Eduardo León, quien lideró la mesa, enfatizó que “esta mesa de coordinación es importante porque tiene bastantes factores en los que hay que trabajar. Una de esas direcciones, apunto al resguardo de las personas, por lo que hemos desarrollado una intensa organización en esa materia. Es por ello, que valoramos la voluntad de la comunidad de campo para proteger lo que se salvó del incendio que fue un alto porcentaje de cipreses y recomponer el bosque nativo que se quemó”, sostuvo.

En la práctica, las tareas más cercanas consisten en “realizar labores de contención de suelo y también labores de restauración ambiental, a través del manejo de la vegetación y un trabajo con la comunidad para establecer las acciones necesarias para restablecer el ecosistema”, explicó Claudio Ilabaca, director de Conaf.

A estas acciones se suma la querella interpuesta por la Gobernación en el Juzgado de Garantía de San Felipe, el pasado lunes 21, contra quienes resulten responsables del delito de incendio y daños a la propiedad a raíz del siniestro en el Santuario de la Naturaleza de El Asiento: “Con esta querella, lo que queremos es esclarecer los hechos. No queremos dar espacio a ambigüedades”, dijo el gobernador León, respecto de los rumores que hablan de un incendio intencional.

Finalmente, durante la reunión, el presidente de la comunidad agrícola Serranía El Asiento Jaime Valdés, expresó que esta nueva cita permite “encaminar cosas mucho más concretas. Hemos hecho los diagnósticos y la comunidad está jugada a participar directamente en el proceso de restauración”.

Comments are closed.