Enap ejecuta plan de inversiones para evitar nuevos derrames de hidrocarburos en Quintero

El proyecto, que implementa medidas de seguridad e incorpora nuevas tecnologías, partió en 2014, para ser ejecutado en cinco años. Fuente: El Mercurio. Fecha: 16 de diciembre de 2017.


La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) está desarrollando un plan de inversiones destinado a impedir que vuelvan a ocurrir accidentes que generen derrames de hidrocarburos al mar, en la bahía de Quintero.

El proyecto se inició en 2014, luego que fueran derramados 38 mil litros de crudo desde el barco tanquero «Mimosa», al cortarse las amarras y tubería flexible mientras se realizaba una maniobra de descarga.

El plan, que está en pleno desarrollo y que considera una inversión de US$ 20 millones durante cinco años, tiene tres ejes de acción, según un informe entregado por la empresa: la modernización de infraestructura, la implementación de las mejores prácticas internacionales y el estudio a largo plazo de soluciones relacionadas con la transferencia de combustible de forma segura. Este proceso ha sido supervisado por la Armada para constatar el avance de las medidas comprometidas.

En cuanto a infraestructura, el informe de Enap asegura que se han realizado mejoras en sus cuatro terminales, entre ellas un sistema de cierre con válvulas de acople y desacople rápido, que permite desconectar la tubería flexible que transporta los hidrocarburos desde el barco a los terminales con mayor rapidez ante una emergencia.

También se concretó la instalación de un sistema de seguridad que actúa en caso de una tensión excesiva en los flexibles, evitando que se rompan y bloqueando el paso del petróleo. A ello se suma un moderno sistema de monitoreo de tráfico marítimo, una alerta de tensión de espías y una estación de monitoreo meteorológico, que entrega información en tiempo real sobre velocidad del viento, presión barométrica, temperatura ambiente y humedad relativa. La estación permite advertir las condiciones adversas que pudieran poner en riesgo las operaciones y puede entregar predicción meteorológica.

El plan incluye también el uso de flexibles de doble carcasa para dar mayor seguridad a las operaciones con combustibles IFO y crudos.

Respecto del terminal Monoboya -principal terminal de crudo de Enap Refinería Aconcagua-, este año se realizó una mantención preventiva programada de gran envergadura, con una inversión cercana a los US$ 3 millones y que tomó alrededor de 70 días, dotándola de nuevas tecnologías que buscan minimizar los riesgos de su operación.

La monoboya mide 4,8 metros de altura y tiene un diámetro exterior de 12,5 metros.

Además, durante este año se elaboró un plan de acción y nuevos procedimientos cuyo cumplimiento será auditado por la Autoridad Marítima.

En un taller internacional organizado por Enap y que concluyó el viernes, el gerente de la Refinería Aconcagua, Patricio Farfán, señaló que se ha trabajado activamente para construir una nueva relación con la comunidad basada en la confianza.

CAPACIDAD
Por la monoboya se descargan mensualmente cerca de 450.000 m {+3} de petróleo crudo.

Por Audénico Barría

Los comentarios están cerrados.