Glaciar se desprendió por intensas lluvias y provocó un fatal aluvión

Varios factores jugaron en contra: precipitó donde había nieve, el sedimento se juntó con el río Burritos y entró al pueblo. Fuente: Las Últimas Noticias. Fecha: 18 de diciembre de 2017.


El desprendimiento de parte de un glaciar a unos 1.200 metros de altura fue el origen del aluvión que el sábado pasado arrasó con gran parte de la Villa Santa Lucía, en Chaitén, y que hasta ahora deja 11 víctimas fatales, 15 personas desaparecidas y otras 12 lesionadas de diversa consideración.

Miriela Ulloa, jefa del Departamento de Geología Aplicada del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin), informó que personal de esa entidad realizó un sobrevuelo por las montañas del sector y que, a pesar de la gran nubosidad en la zona, lograron algunas fotografías aéreas que develaron el problema.

‘Se observaron en la quebrada grandes trozos de hielo desprendidos. Las nubes no permitieron confirmarlo, pero se sobreentiende que dada la cercanía del glaciar Yelcho con la quebrada que después conecta con el río Burritos, podría ser esa una de las causas que ocasionaron el gran aluvión que después se abrió como un abanico frente a la Villa Santa Lucía’, explicó la geóloga del Sernageomin en reunión de comité de la Onemi.

‘Las grandes precipitaciones concentradas en esta zona, del orden de más de 120 milímetros en 24 horas, fueron bastantes intensas y de una isoterma muy alta (1.600 metros), sobre la altura del cordón glaciar Yelcho (1.200 metros)’, agregó.

El aluvión se propagó en dirección oeste a este, sobrepasando la Ruta-7, más conocida como Carretera Austral, en dirección norte sur hacia el poblado.

El fenómeno es analizado por expertos en Geografía.

Marcelo Lagos, jefe del Departamento de Geografía Física de la UC, dijo que ‘el detonante principal fueron las precipitaciones concentradas en 24 horas, sobre 120 milímetros. La isoterma cero -el umbral de altura desde el cual hacia arriba la precipitación es en forma de nieve y hacia abajo en forma de lluvia- estaba en los 1.600 metros y las montañas cercanas a la villa, por el occidente, tienen una altura de unos 1.200 metros. En las partes altas, estas montañas tienen presencia permanente de nieve y glaciares no muy consolidados. Y como la isoterma cero estaba muy alta, todo el hielo y la nieve que estaba en las cimas se vio expuesto a estas lluvias cálidas’.

El experto precisó que ‘de acuerdo con las imágenes captadas, en las laderas más distantes se pueden observar fragmentos de hielo que están dispersos. Probablemente en las partes más altas ocurrió un colapso, el hielo cae por la pendiente, que es muy elevada, y a medida que va avanzando por suelos de origen volcánico, con mucho sedimento, se transforma, junto a la vegetación, en una masa densa que kilómetros más abajo se encuentra con el cauce del río Burritos, que ya venía con su caudal crecido por las lluvias. Cuando el río Burritos llega a la planicie, hay un cambio de pendiente luego de una curva. El río viene paralelo a la Carrera Austral y antes de llegar a la Villa Santa Lucía, tiene un cambio de dirección. Y ahí todo este flujo no sigue el cauce, sino que desborda en forma de abanico y afecta a la localidad’.

Pablo Osses, magíster en Economía Agraria, mención recursos naturales y medio ambiente de la Universidad Católica, complementó. ‘La parte donde nace el río Burritos es una ladera sur oriente, que es donde hay más frío, por recibir menor radiación solar. Dada la altura se acumulan hielos y pequeños glaciares. Hay arriba un pequeño cordón glacial. Entonces, en esta época del año, como aún hay frío, todavía no se produce el deshielo. Con esos antecedentes, si tenemos una cuenca donde hay glaciares arriba, donde hay hielo, y le tiras este frente cálido, con mucha lluvia, y además con isoterma alta, lo que significa que en la parte superior cayó agua nieve, que es como una sierra sobre el hielo, lo más probable es que haya cortado un pedazo grande y eso ya desencadena un movimiento en masa’.

‘En resumen, si sumas alta intensidad de lluvia cálida, hielos acumulados por naturaleza, hielos acumulados por época del año y alta pendiente, se da una activación perfecta de aluvión’, dijo el geógrafo.

A las 22:15 de este domingo, varios canales de TV daban cuenta de una evacuación de emergencia después de escuchar un fuerte estruendo parecido al que despertó a los vecinos el sábado por la mañana. En un comunicado, la ONEMI detalló que ‘se declaró una evacuación preventiva para 350 personas en Villa Santa Lucía, debido a ruidos estridentes en la zona afectada’. Hasta la madrugada, la alerta solo era preventiva y no se reportan nuevos aluviones.

Por Cristóbal Palacios

Los comentarios están cerrados.