SQM insiste en blindar flanco ambiental en Salar de Atacama y presenta nuevo plan de cumplimiento

Entre las acciones propuestas está la restricción de los niveles de extracción de salmuera como una medida de compensación que duraría todo el periodo en que se desarrollaría el Plan de Cumplimiento, desde el 1 de junio de 2018 al 31 de mayo de 2020. Fuente: La Tercera. 14 junio de 2018.


A pocos días del escándalo que generara la vuelta de los hermanos Julio y Eugenio Ponce Lerou, como asesores al directorio de SQM y los cuestionamientos públicos que hiciera el ex Vicepresidente de Corfo, Eduardo Bitran, la minera no metálica busca blindar su operación en el Salar de Atacama.

Ante la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), la compañía presentó un nuevo Plan de Cumplimiento (PdC) a fin de evitar la revocación de su permiso para operar en el yacimiento ubicado en la Región de Antofagasta. Ello luego que en noviembre del año 2016 la autoridad formulara cargos en contra de SQM Salar por graves infracciones, arriesgando una multa de 27.000 Unidades Tributarias Anuales (US$23 millones) e incluso la revocación de su Resolución de Calificación Ambiental que data del año 2006.

El PdC de Soquimich es uno de los planes más complejos que ha presentado un privado al regulador ambiental y va en línea con los que presentaron Pelambres, Alto Maipo y Sierra Gorda, debido al cuantioso monto de inversión que requerirá.

El costo económico para la compañía no ha bajado, por el contrario es sustancialmente mayor que el de antes. Se agregaron medidas en este nuevo plan; por ejemplo, la reducción de extracción de salmuera se duplicó.

Esta baja en la cifra del costro del plan es porque la SMA en una de las observaciones efectuadas a nuestro PdC presentado en Octubre indicó que por un criterio administrativo no correspondía considerar uno de los costos que habíamos incluido en el PdC de Octubre. Es por esto la baja de costo del plan.

El primer PdC de octubre de 2017 de SQM tenía un costo de $11.997 millones. Mientras que el último asciende a un total de $9.951 millones.

Según el escrito la incorporación de nuevas medidas o que requieren la validación de la autorización ambiental, serán objeto de la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental, que incorpore lo indicado en las acciones de este PdC Refundido, que será sometido a evaluación ante la Comisión de Evaluación de la Región de Antofagasta.

«En dicha instancia corresponderá evaluar los impactos asociados a la ejecución del proyecto y definir las medidas adecuadas, considerando la participación de los organismos con competencia ambiental y mecanismos de participación ciudadana», sostuvo SQM en presentación ante la SMA.

Según la formulación de cargos de la SMA, que recopiló fiscalizaciones iniciadas en 2013, SQM extrajo salmuera por sobre lo autorizado; afectó progresivamente el estado de vitalidad de algarrobos aledaños al proyecto y entregó información incompleta respecto de la extracción de agua dulce, niveles de pozos y formaciones vegetales, entre otras acusaciones.

Más aún. Según la autoridad la minera habría modificado las variables consideradas en los planes de contingencia sin contar con la autorización ambiental. Dichos planes estaban orientados a dar una respuesta oportuna frente a impactos no previstos en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de la iniciativa.

Propuestas de SQM para evitar una multa

Entre las acciones propuestas está la restricción de los niveles de extracción de salmuera sobre el Salar de Atacama. Esto como una medida de compensación que duraría todo el periodo en que se desarrolla el PdC. Desde el 1 de junio de 2018 al 31 de mayo de 2020.

SQM apuntó a una reducción del caudal total de extracción neta de salmuera respecto del caudal anterior en 3.773.319 m3. Además aumenta la frecuencia de monitoreo de indicadores de estado de planes de contingencia y sector Peine de mensual a diaria. Igualmente considera someter al SEIA los ajustes incorporando a los planes de contingencia del proyecto, mediante la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental.

Sin embargo, las críticas a la última propuesta de SQM, no se hicieron esperar. Alonso Barros, Director de la Fundación Patrimonio Desierto de Atacama, y quien representa a la Comunidad Indígena Atacameña de Camar cuestionó el PdC de la minera.

‘De alguna manera están negando todas las bajas de agua en las lagunas del Salar de Atacama. Están pasando por un centímetro de baja de nivel. Están haciendo una medida de compensación que no corresponde desarrollar en un Plan de Cumplimiento. Su función no es compensar daños pasados’, advirtió el abogado.

Origen de los desequilibrios

Según SQM, los antecedentes permiten concluir que la principal causa de los descensos observados en los indicadores de estado objeto de evaluación corresponde a ‘un cambio de origen natural en la dinámica de desborde de la laguna Barros Negros, el cual pasó de efectuarse mayoritariamente por el sector denominado Cola de Pez, hacia el sector sur’.

Y añadió: ‘el cambio en la dinámica de los desbordes observada en la laguna Barros Negros es un fenómeno de carácter natural, registrado en otros ambientes similares, que se habría iniciado hace más de 50 años de acuerdo a los registros históricos fotográficos de vuelos y satélites disponibles desde 1964, y al análisis de índices validados para el contenido de agua y humedal. En conjunto con lo anterior, se concluye que cuerpo principal de la laguna Barros Negros, tanto en altura, como superficie, se ha mantenido estable durante todo el período de registro’.

Los comentarios están cerrados.