Denuncian que embarcaciones del sur contaminan las aguas de la caleta de Coquimbo

Preocupación existe entre quienes visitan y trabajan en el borde costero de Coquimbo, al observar contaminación por diversos desechos en el mar. Desde la caleta señalan que son sus pares de otras regiones quienes ensucian las aguas. La autoridad marítima llama a realizar las denuncias correspondientes y la Seremía de Medio Ambiente observó en terreno la contaminación, incluso con hidrocarburos. Fuente: Diario El Día. 29 julio de 2018.


Molestia y preocupación existe en la caleta de Coquimbo debido a la contaminación que se ha observado en los últimos meses en el borde costero. Así lo han hecho saber a El Día pescadores, visitantes y operadores turísticos de embarcaciones de paseo.

Es que, al parecer, no sólo se trata de los desechos eliminados por la comunidad y que llegan al mar, sino que también los residuos que eliminan los propios trabajadores del mar, tanto en su vida sobre la embarcación como en el proceso de la pesca.

La situación fue denunciada por el patrón de nave menor y buzo comercial y que ahora está a cargo del Catamarán Corsario, Ivar Rojas. El joven trabaja desde los 12 años en el mar y mientras espera turistas para la salida de la nave por la costa coquimbana, se dedica a limpiar la cantidad de desechos que la corriente traslada hasta el muelle en la que se encuentra el catamarán.

Diferencias culturales

Rojas señala que siempre están preocupados de la limpieza del lugar debido a que son uno de los sectores turísticos más concurridos de la comuna puerto, pero lamentablemente cuando se inicia la temporada de la pesca de la albacora, entre los meses de marzo y septiembre, llegan muchas naves del sur del país que no tendrían la misma conciencia ambiental. «Esta temporada ocurrió lo mismo que el año pasado».

«Cuando es la pesca de la albacora se nota la contaminación. Uno puede ver bolsas, sacos, comida, restos de alcohol. Este puerto es turístico y estas naves son pescadores de otros lados como Talcahuano, Lebu, Lirquén, Constitución o Puerto Montt, que son bahías contaminadas que están sucias y no viven del turismo. Pareciera que tienen otra cultura que es botar todo al mar», señala Ivar. Al llegar a la caleta se puede observar cerca de 20 lanchas pesqueras de diversas ciudades del centro sur de Chile, fondeadas en la bahía y con sus tripulantes viviendo. «Pero pueden llegar a 60 lanchas, no puedo decir que todos contaminan, pero sí que existe un grupo que no tiene la misma cultura respecto al manejo de los residuos», agrega el trabajador del catamarán.

Contaminación que les molesta. Aunque Ivar reconoce que también se ha hecho un trabajo con los mismos locatarios, pescadores y trabajadores turísticos del sector para generar la conciencia ambiental que por años costó crear en el puerto de Coquimbo. En la actualidad, especialmente en verano se puede ver el borde costero limpio, por ello les molesta que exista contaminación. Especialmente cuando a la Región de Coquimbo llega también un gran número de turistas en vacaciones de invierno, de septiembre y fines de semana largo que observan y les molesta ver suciedad en el agua. Así lo señala Andrea González, quien visita a sus familiares desde Concepción y decidió visitar la caleta en sus vacaciones.

«Me gusta venir a la caleta, pero se puede ver que hay basura, algunos días más que otros. Siempre hay bolsas y otras cosas», añade la turista. Por esto último, Ivar ha intentado realizar diversas gestiones y denuncias en la Autoridad Marítima, pero «me dicen que debo traer una foto».

«La gente cree que somos nosotros los que contaminamos cuando estamos todos los días limpiando».

Preocupación por el mar

Un llamado a sumarse la concientización mundial respecto al cuidado de los mares realizó el capitán de Puerto Edgardo Palma, luego de informarse de la contaminación del borde costero causada supuestamente por las embarcaciones del sur del país.

Explica que una de las funciones de la Autoridad Marítima cuando sale una patrullera es fiscalizar los focos de contaminación, por ejemplo en faenas de pesca, revisando el manejo de residuos y sus procedimientos. «La autoridad marítima local, como representante de la DIRECTEMAR tiene entre sus áreas de trabajo la preservación del medio ambiente y el resguardo de los ecosistemas de mar, ríos y lagos, razón por la que se efectúan fiscalizaciones, dando cumplimiento a toda la normativa medioambiental», explica Palma.

Además participan en mesas de trabajo con opiniones técnicas cuando se analizan o revisan proyectos que se desarrollarán en el borde costero. «Una de las cosas en que generalmente participa la Armada y trata de hacer partícipe a la comunidad entera es en las limpiezas de playa que se hacen cada año», añade.

Entre la principal contaminación que producen los pescadores y empresas pesqueras se encuentra la eliminación de residuos combustibles, pero que lamentablemente es difícil de pesquisar, cuando los barcos están navegando. «Las mezclas oleosas son bien escandalosas. Cuando cae una gota al agua se expande y genera gran impacto. Hay otras mezclas menores, en cantidades ínfimas, que la naturaleza sola la diluye».

Respecto a la eliminación de desechos, el capitán de Puerto Edgardo Palma señala que no se registran denuncias de contaminación por parte de embarcaciones pesqueras que lleguen en temporada de albacora.

Añade que los buques grandes tienen un proceso de manejo de residuos y cuando llegan a puerto lo desembarcan. «Yo no sé cuántos barcos botan la basura al mar y es muy difícil detectarlo. Yo no puedo decir que sean las embarcaciones del sur. Generalmente los pescadores tienen esa conciencia respecto al cuidado del mar, pero yo no entro a la cultura de las personas». Palma explica que los tripulantes de una embarcación deben realizar coordinaciones previas en el muelle al que llegarán para eliminar sus desechos orgánicos y basura. Llama a quienes observan personas botando basura al mar se acerquen a la Capitanía de Puerto a realizar la denuncia correspondiente.

«Nosotros nos haremos parte de esa denuncia y si es constitutivo de delito se fiscaliza y toman medidas».

Trabajo con pescadores

Consultados por la situación por un equipo de El Día, el seremi de Medio Ambiente, Cristián Felmer, se dirigió hasta la caleta coquimbana para observar en terreno. En el lugar encontró no sólo desechos, sino que también manchas por hidrocarburos, lo que es aún más preocupante. «Fuimos y constatamos que efectivamente pescadores y probablemente algunos del sur, están tirando basura a la bahía».

«Esto es irregular y hay que fiscalizar y sancionar», explica el seremi, quien señala que se oficiará con las muestras obtenidas en el lugar a Sernapesca y la Gobernación Marítima para que inicien acciones en el lugar «porque no podemos permitir que se ensucie la bahía de Coquimbo». Por otra parte se reunirán con el municipio de Coquimbo y la Autoridad Marítima para realizar una campaña de educación a los pescadores, «porque ellos tienen un lugar para echar su basura y lamentablemente se veían muchas bolsas plásticas en el agua, por eso acá creo que hay un tema sancionable y también educable».

Para la seremía de Medio Ambiente es importante mantener la calidad de las aguas y la limpieza del borde costero, no sólo por el trasfondo respecto a la pesca artesanal, sino que también turístico.

Los comentarios están cerrados.