Salud detalla medidas de plan epidemiológico para Puchuncaví-Quintero

Realizarán vigilancia permanente en enfermedades respiratorias, harán fiscalización en zona industrial y activan vigilancia en los alimentos. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 3 julio de 2018.


Para este año, según confirmó la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Salud, la cartera implementará un plan epidemiológico para Quintero y Puchuncaví tras la contaminación de metales pesados existentes, que hacen que las comunas sean parte de las zonas saturadas y latentes que fueron declaradas en junio del 2015 por el gobierno de la ex presidenta Michelle Bachelet en la Región de Valparaíso. El seremi de salud, Francisco Álvarez, precisó la información en la Comisión de Salud del Senado, donde se dio a conocer el estudio de el Colegio Médico regional que alertó sobre el impacto a la salud de las personas dados los altos niveles de polución de arsénico y dióxido de azufré.

Ante esto, Álvarez, anunció que la herramienta de vigilancia se implementará con el Servicio de Salud Viña del Mar – Quillota y que principalmente verá las enfermedades respiratorias crónicas en la población que se encuentra en riesgos en las dos comunas. «Se está trabajando en el desarrollo de un sistema de vigilancia epidemiológica automatizado activo, denominado continuo, en conjunto con el Servicio de Salud Viña del MarQuillota, en enfermedades respiratorias agudas en el servicio de urgencia a nivel hospitalario», acotó la autoridad sanitaria.

VIGILANCIA EN SALUD 

¿Qué se hará? Lo primero que especificó el seremi de Salud que es que se debe aclarar qué «la epidemiología ambiental es un instrumento esencial en los programas nacionales para un control efectivo de los factores ambientales peligrosos para la salud de las personas». La herramienta, dijo, «proporciona una metodología científica para la medición y el análisis del estado de salud en poblaciones expuestas a factores ambientales nocivos». En definitiva, según explicó la autoiidad, «establece un vínculo entre estos y sus efectos, y, por lo tanto, facilita un marco de referencia para las estrate gias preventivas en la salud ambiental».

Álvarez precisó que «el modelo de vigilancia continua consiste en la recolección sistemática de información en torno a las atenciones de urgencias por causas del sistema respiratorio, sistema circulatorio y hospitalizaciones diarias y grupos etarios del Hospital Adriana Cousiño (de Quintero), donde se deberán ingresar diariamente los antecedentes a través de la plataforma del Departamento de Estadísticas e Información en Salud (DEIS)».

La información será recopilada por la Unidad de Epidemiología de la Seremi de Salud, quienes realizarán un seguimiento para detectar de manera oportuna situaciones de riesgo para la salud de las personas Una vez detectado cierto tipo de patología, Salud informó que se realizará el procesamiento y análisis respectivo de la información, y los datos serán utilizados para la toma de decisiones, la implementación de medidas preventivas y control de los riesgos o daños correspondientes a eventos ambientales. Sin embargo, esta no será la única acción, puesto que, a esta medición y seguimiento de enfermedades respiratorias crónicas, se suma – según informó la autoridad sanitaria regional-, una coordinación epidemiología permanente entre los diferentes sectores para generar un trabajo coordinado en eventos ambientales que se puedan presenten en ambas comunas. Como parte del desarrollo de la herramienta de salud, Álvarez destacó que habrá capacitación permanente a los delegados del área y los médicos de los servicios de urgencia en el tema de vigilancia epidemiológica ambiental, principalmente en estos establecimientos de salud. Las capacitaciones, acotó Álvarez, «se harán extensivas a contar del mes de agosto hacia la comunidad, con un equipo multidisciplinario-técnico empoderado en dichas comunas, principalmente con el enfoque sanitario-ambiental, con el objetivo de dar respuesta a la comunidad en esta materia».

FISCALIZACION

El plan epidemiológico que implementará salud incorpora, además, un área de fiscalización al entorno industrial para asegurar el cumplimiento de las empresas en materia sanitaria y vigilancia en los alimentos que se encuentran en la zona, principalmente marinos. Referente a las empresas, Álvarez recalcó que existen dos acciones: una asociadas a los establecimientos educacionales y otra en conjunto con la Superintendencia de Medio Ambientepara la supervisión de las empresas que se encuentran instaladas en el cordón industrial. «Existe un programa de fiscalización coordinado en escuelas y actividades industriales de la zona, para verificar el cumplimiento de normativa sanitaria asociada a establecimientos educacionales, salud ocupacional, seguridad química, aire, residuos peligrosos y estaciones monitoras de calidad del aire y desarrollamos las fiscalizaciones encomendadas por la Superintendencia del Medio Ambiente correspondientes al Plan de descontaminación (PPDA) Ventanas», aclaró el seremi de Salud.

En conjunto con la Superintendencia de Medio Ambiente, la fiscalización estará acotada a proyectos que cuenten con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y principalmente serán monitoreadas las normas de emisión para funciones de cobre, fuentes emisoras de arsénico y la norma de emisión para centrales termoeléctricas. Respecto a la supervisión de los alimentos, la autoridad sanitaria detalló que «mantenemos un programa de vigilancia especial de los alimentos de los productos del mar y hemos realizado las acciones de vigilancia de la calidad del agua potable que consume la población con atención en la evaluación de la presencia de arsénico». Además, dijo, «se elabora ron recomendaciones para limpieza de escuelas y se tiene implementado un programa de seguimiento de las mismas. Estas recomendaciones fueron entregadas a la Seremi de Educación y a las municipalidades, con quienes se mantiene una coordinación al respecto».

ESTUDIO SANITARIO

Como aporte a la información sobre la condición de salud de la población en las zonas de Quintero y Puchuncaví, la autoridad sanitaria explicó en la plataforma de la Seremi están disponibles los antecedentes regionales que fueron actualizados hasta el 2013. Se da a conocer que en Quintero la principal causa de muerte en hombres, entre el 2004 y 2013, fue el infarto agudo del miocardio y en mujeres la neumonía. Las mismas patologías que se presentan en Puchuncaví. Además, dentro de las 10 causas de muerte en ambas comunas los tumores malignos (cáncer) y enfermedades pulmonares, entre otras.

Los comentarios están cerrados.