Corte de Apelaciones frena el arribo a Talcahuano de buque con salmones muertos

La nave "Seikongen", con una carga de 100 toneladas de peces descompuestos, busca llegar al Biobío para que los desechos sean tratados y dispuestos en un vertedero. Fuente: El Mercurio. 12 agosto de 2018.


El buque de transporte de salmones «Seikongen», nave especializada en transporte de peces vivos que se hundió el año pasado frente a Chonchi, Chiloé, con 200 toneladas de salmones, no podrá atracar en Talcahuano.

Así lo estimó la Corte de Apelaciones de Concepción, que acogió una orden de no innovar incorporada en un recurso de protección que interpuso el alcalde de la comuna puerto, Henry Campos.

El recurso aún no se discute (podría verse este martes o miércoles), pero con la orden de no innovar la nave quedó impedida para atracar en los dos puertos de la comuna: San Vicente y Talcahuano, y en los muelles de la Base Naval de la Armada y de los Astilleros Asmar.

«Con esto logramos paralizar cualquier intención de que el buque ‘Seikongen’ llegara a nuestra comuna. Estamos muy felices por la decisión adoptada por la corte, pero tenemos que seguir avanzando en garantizar la seguridad de las personas», informó el edil.

La nave, que debe viajar unos 800 km para llegar a Talcahuano, fue sellada y se extrajo parte de su carga de salmones. Hoy está fondeada frente a Ancud, Chiloé, acompañada de un remolcador y de una patrullera de la Armada que la custodia.

No tiene motor ni combustible almacenado.

El plan para deshacerse de las 100 toneladas de salmón en descomposición que aún están dentro de la nave, en sus bodegas de estribor, contempla que sea remolcada hasta Talcahuano, lugar en que se descargarán los residuos para enviarlos, presumiblemente, al vertedero de Copiulemu, comuna de Florida, donde actualmente se envían los desechos provenientes de la pesquería industrial de la zona.

La Armada ha explicado que esta planificación es la más segura, pues en el Biobío hay empresas con experiencia en el tratamiento de este tipo de residuos. Sin embargo, la idea ha generado una fuerte oposición.

Primero en Talcahuano, pero también en la comuna de Florida, donde está el vertedero, y en las comunas por donde deberán pasar los camiones.

La orden de no innovar no se aprobó en forma unánime. El juez Claudio Gutiérrez rechazó la medida por considerar que «no existe antecedente cierto alguno que la embarcación a que se hace mención en el recurso haya zarpado, ni, si lo hubiere hecho, que su destino fuere alguno de los puertos de Talcahuano y, aún más, que los desechos a que se hace mención tengan como destino el vertedero de Copiulemu».

Empresas Marítimas, propietaria de la nave, informó que está en un proceso de diálogo con las comunidades del Biobío y con sus autoridades. La firma tomó recientemente muestras de la bodega donde están los residuos, y los resultados del análisis se conocerían el martes.

En Ancud, en tanto, se manifestaron ayer los pescadores artesanales, que piden que la nave abandone sus aguas. El asunto podría demorar días, pues la empresa aún trabaja en los detalles del traslado.

La empresa, en tanto, trabaja en conseguir las autorizaciones para remolcar la nave hasta Talcahuano.

Ver noticia relacionada acá.