Bahía de Quintero: Las dudas y certezas a una semana de la primera intoxicación

Foto: La Tercera.

Más de 300 atendidos en hospital, medida precautoria para Enap, estudio en otras empresas de la bahía, querella de parlamentarios y la alerta amarilla continúa. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 28 agosto de 2018.


Hoy se cumple una semana desde que ocurrió la primera nube tóxica con personas intoxicadas en Quintero durante este año. Y aunque hay varias certezas respecto a las medidas que se han tomado a corto plazo, quedan dudas sobre lo que pasará a futuro, cuando la alerta amarilla que continúa durante hoy se termine, cuando los niños vuelvan a sus clases (se mantiene suspensión de éstas) y cuando finalice la investigación que hace la Superintendencia de Medio Ambiente a las empresas del polo industrial.

Hasta ahora se cuentan 301 personas intoxicadas que se han atendido en el hospital de Quintero, pues a las 290 cifradas el sábado, este domingo se sumaron 11 más: 7 menores y 4 adultos, ninguno de gravedad, pero hay dos hospitalizados, uno en el recinto quinterano y otro en el hospital Gustavo Fricke.

Se instaló un medidor de 120 gases, proveniente del Ministerio de Medio Ambiente, y se están gestionando otros medidores para dejar en manos de personal municipal de Quintero y Puchuncaví.

Ya hay un culpable, al menos para la opinión pública: Enap. El intendente regional, Jorge Martínez, ha ratificado desde la semana pasada, y tras cada Comité Operacional de Emergencia (COE) realizado en la zona, que hay evidencia suficiente para apuntarlos. Ayer lo dijo de nuevo: «Podemos confirmar que la única emanación que hay en la zona la semana pasada y que se repitió ayer en la mañana en cantidades menores porque hemos tenido menor cantidad de personas intoxicadas se debe a derivados de hidrocarburos, no teniendo material particulado presente, hasta el minuto, evidenciado. Seguimos con Enap respecto a unos trabajos que estamos haciendo, y la SMA les pidió paralizar ciertas faenas en algunos estanques y terminar algunas tareas de limpieza y traslado de algunos residuos que a juicio de ellos eso es lo que ha mantenido los niveles de contaminación. Mientras no se encuentre otra fuente contaminante eso no ha sido descartado ni confirmado».

En ese sentido, explicó que las intoxicaciones del domingo se deben a que «el retiro de los elementos contaminantes es algo que están haciendo y la empresa ha señalado que no pueden realizarlo de un minuto a otro porque es una tarea delicada, y que si no se hace cubriendo y protegiendo el espacio , podría provocar un efecto contaminante», advirtiendo que Enap les dijo el viernes «que esto demoraba de dos a tres días y nosotros estamos esperando que lo hagan a la brevedad posible porque es, hasta el minuto, la fuente contaminante que tenemos en la zona».

Además, sostuvo que «se van a cuadriplicar las fiscalizaciones» con más personal de la SMA. «Hay varias empresas que están siendo fiscalizadas muy intensamente, algunas de día completo, pero ninguna otra empresa en la que tengamos evidencia, por lo que no podemos afirmar ni negar otra empresa», dijo, precisando que uno de los informes sobre el cual los parlamentarios del oficialismo basaron una querella contra Enap, Codelco y otras empresas que trabajan con dióxido de azufre, tenía «un error de una coma».

Consultado sobre las críticas respecto a un eventual apresuramiento en sacar conclusiones y apuntar a Enap como responsable, Martínez respondió que «no hay ningún apresuramiento, hemos medido desde el inicio con equipos, hay un informe completo y no nosotros, sino los que han hecho la tarea de reunir las evidencias son órganos técnicos especializados, es la Superintendencia de Medio Ambiente, la Brigada de Medio Ambiente de la PDI, Salud, la Seremía de Medio Ambiente, son especialistas, profesionales que desde el miércoles de la semana pasada han venido siguiendo el desarrollo de Enap y, de hecho, el informe que suspende faenas y ordena terminar otros trabajos con urgencia lo hace la Superintendencia de Medio Ambiente y no nosotros. Descarto un apresuramiento, todo lo contrario. Teníamos indicios de Enap antes de que se tomaran las medidas, por los olores y todo, pero necesitábamos evidencias más duras».

Además, dijo que no hay un interés político: «Por favor… si encontramos a otra empresa le puedo asegurar que lo vamos a decir. No es fácil por el viento, por las faenas, millones de razones, pero tenemos un gran equipo desplegado en el territorio».

Para el futuro, más allá de los estudios de hoy, el intendente regional mencionó nuevamente la actualización y mejoramiento del plan de descontaminación, asegurando que la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, se comprometió a tenerlo listo en diciembre. «(Ella) Se ha comprometido a que el mejoramiento del plan de descontaminación de Quintero y Puchuncaví se va a hacer en conjunto con la comunidad participando, para que ellos sepan cómo vamos a garantizarles que pueden y deben vivir en un ambiente libre de contaminación y que su salud no va a ser puesta a prueba», dijo Martínez.

Otra medida a largo plazo es «establecer normativa de elementos gaseosos que hoy no están regulados y hay que establecer las normas mínimas o máximas. Hoy estamos actuando respecto a hidrocarburos en base a normas internacionales de la OMS para poder aplicar en el territorio. Respecto de los hidrocarburos no existe norma, y una de las tareas, entre otras, es crear a la brevedad la norma».

El subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, fue a Puchuncaví y anunció un hospital modular que comenzará a instalarse entre hoy y mañana, de dos a tres médicos, 5 a 6 enfermeros, más elementos técnicos y paramédicos.

«En 24 horas hemos dispuesto un puesto médico e avanzada en el hospital de Quintero, tenemos que ver dónde instalarlo, que va a conllevar atención médica especializada, elementos y una sala de procedimientos para aquellos enfermos potenciales que requieran algún procedimiento adicional, como oxígeno terapia, nebulizaciones bronquiales, y vamos a reforzar la atención con médicos pediatras para los niños y con broncopulmonares que van a venir a atender en forma intermitente semanalmente».

Consultado sobre mejoras al Hospital de Quintero a largo plazo, Castillo dijo que una vez se estabilicen las medidas actuales, se va a empezar a hacer los estudios preinversionales, para subir de complejidad al hospital a uno de mediana, como el de Quilpué. «Este hospital debería tener el doble de camas», dijo, afirmando que con fondos sectoriales «nos hemos comprometido a hacer el estudio preinversional y hacer el diseño del hospital», por lo que un nuevo recinto, que deberá contar con nuevos terrenos en Quintero, podría empezar su construcción definitiva «en dos a tres años más, nosotros queremos dejar listo el diseño. Hay que reponer esto con un nuevo hospital».

En tanto, el cese de nuevos permisos industriales y la designación de un fiscal exclusivo que investigue el origen de la crisis ambiental en Quintero y Puchuncaví pidió una comitiva del PPD, encabezada por el timonel de la colectividad, Heraldo Muñoz, que se reunió con el ministro del Interior, Andrés Chadwick. En la instancia, el excanciller formuló que «le hemos pedido que eche a andar el Plan de Descontaminación, que estuvo listo en enero de 2017, pero que lamentablemente la Contraloría puso objeciones».

Frente a esta materia, el contralor, Jorge Bermúdez, precisó en entrevista a CNN Chile que «el exministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena, presentó el año pasado un proyecto de descontaminación para Quintero y Puchuncaví que no descontaminaba. Por eso fue rechazado en el mes de noviembre por la Contraloría».

Los comentarios están cerrados.