Modatima y diputado Ibáñez critican plan de sequía en Petorca

Dirigente cuestionó legitimidad de la mesa técnica y la eventual compra de derechos de agua en la provincia. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 22 agosto de 2018.


Ver declaración pública de Modatima acá. 

Las 28 medidas y los más de $ 15 mil millones anunciados por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para ir en rescate de la Provincia de Petorca no dejaron conforme al Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), quienes no sólo criticaron las iniciativas incluidas en el inédito programa, sino que también cuestionaron que se haya elaborado a través de una mesa público-privada integrada por empresarios de la zona.

«La primera crítica que hicimos fue a la falta de legitimidad del espacio, al carácter excluyente del mismo, porque sólo citaron a los grandes empresarios cuando hemos sido nosotros, los movimientos sociales del territorio, los que instalamos y denunciamos la situación del agua en la provincia», comentó el vocero de Modatima, Rodrigo Mundaca.

Pero más allá de la conformación de la mesa, el dirigente también mostró sus aprensiones sobre la mayoría de los puntos dados a conocer este lunes por el MOP, cuyo plan fue dividido en tres grandes ejes: gestión del agua, fiscalización y autorregulación, y fortalecimiento de los sistemas de Agua Potable Rural (APR).

En cuanto a las medidas que apuntan a conocer la disponibilidad actual de las cuencas de la provincia, si bien Mundaca reconoció que la información es necesaria, sostuvo que «aquí no sólo necesitamos un catastro sobre los derechos de agua, sino que -tal como se lo planteamos al ministro de Agricultura (Antonio Walker)- es fundamental realizar un balance hídrico que permita conocer cuáles son los puntos que se encuentran sobreexplotados, y quiénes son los empresarios que tienen más superficies plantadas versus derechos legalmente constituidos».

El dirigente de la zona también lamentó que el ministerio esté solicitando declarar Zona de Prohibición en doce sectores. «Nuestra experiencia nos dice que una declaración de esta naturaleza lo que hará es incentivar aún más el lucro con el agua, a través de los camiones aljibes». «Recordemos que entre 2010 y 2016 en la provincia se gastaron más de $8 mil millones comprando agua dulce y arrendando camiones», expresó Mundaca, quien además advirtió que un fortalecimiento a las fiscalización «puede tener sentido siempre y cuando se ponga en el centro de la discusión a los que roban agua».

Uno de los que también consideró como «insuficiente» las medidas impulsadas por el MOP fue el diputado por el Distrito 6, Diego Ibáñez (MA).

El parlamentario indicó que los anuncios «sólo permitirán regular y fiscalizar como una labor mínima del Estado y que a la fecha no ha resultado».

«Ya parece una tozudez del Gobierno en insistir con financiar planes con soluciones parche que no atacan el problema de fondo, que dice relación con la gestión del recurso planteada en un Código de Aguas que fue hecho entre cuatro paredes. Creo que hoy necesitamos que las medidas del plan vengan acompañadas de un cambio en la lógica de sobreexplotación agrícola, ordenamiento territorial y recuperación de derechos para la comunidad», sostuvo Ibáñez.

Critican eventual compra de derechos

Una de las mayores críticas que realizó Modatima fue a la decisión del MOP de estudiar, en caso de que sea necesario, la compra de derechos de agua. Para Mundaca, lo anterior «claramente incentiva aún más el modelo de lucro y usura que existe con el agua». «Esa idea confirma lo que ha dicho este Gobierno, que es dar certeza jurídica de que la propiedad privada del agua no se va a tocar y, por tanto, se mantendrá una situación de inequidad en los territorios», opinó el dirigente.

 

Los comentarios están cerrados.