Gobierno ordena elaboración del plan de descontaminación de Bahía de Quintero con urgencia

Resolución de Medio Ambiente publicada en el Diario Oficial reduce a la mitad los plazos para diseñar la norma aplicable a las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví. Fuente: La Tercera. 4 de octubre de 2018.


Más dudas que certezas existen hoy en las empresas que operan en el cordón industrial Quintero-Puchuncaví respecto de los próximos pasos que busca dar la autoridad para resolver la crisis ambiental que afecta a esa zona.

Diversos ejecutivos consultados ayer reconocieron, en reserva, que no tienen indicios de los lineamientos que podría tener el plan de descontaminación en que trabajará el gobierno, y apuntan a que, por ahora, se trabajará en dos frentes: detectar oportunidades para reducir la carga de trabajo y así disminuir las emisiones; y, además, entregar toda la información para colaborar con las autoridades.

Esto, porque uno de los principales motivos de preocupación es que mientras no se sepa cuáles son las metas que el gobierno planea exigir, no se pueden definir las medidas y posibles ajustes precisos. Por lo mismo, lo que se buscará hacer es entregar toda la información operativa para que el plan de descontaminación sea eminentemente técnico.

Otro aspecto que preocupa a algunas empresas es que el plan de descontaminación no se centre en algunos contaminantes, sino que evalúe la cuenca como un todo, analizando compuestos que hoy no están siendo medidos como, por ejemplo, los compuestos orgánicos volátiles (COV), que hoy no son monitoreados.

Distintos escenarios

Otro foco será ir avanzando en modelamiento de escenarios asociados a la baja de emisiones que proponga la autoridad. Es decir, proponer internamente medidas para cumplir con eventuales exigencias, para estar preparados en caso de que la autoridad ordene bajar los contaminantes.

El abogado asesor de empresas y exfiscal del Ministerio del Medio Ambiente, Jorge Cash, estima que el inicio del trabajo del plan de descontaminación permitirá a las empresas ganar tiempo, en el sentido de que les permite seguir negociando los valores asociados a los compromisos en materia de reducción de emisiones.

“En consecuencia, la decisión de comenzar de cero la elaboración del plan y no haber retrotraído el procedimiento administrativo, probablemente tiene ese propósito subyacente”, indica Cash.

“Asimismo, es recomendable que el gobierno sea prudente en sus anuncios en materia ambiental. Las expectativas que se generan en las zonas afectadas pueden revertirse rápidamente en contra del propio gobierno. La gradualidad y el realismo deben ser los principios que inspiren el actuar del gobierno, sin perder el sentido de urgencia. Lo peor que puede ocurrir es que les gane la ansiedad”, complementa.

Los comentarios están cerrados.