Histórico acuerdo sobre Río Aconcagua por escasez hídrica entre el MOP y regantes locales

Acuerdo entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y los regantes de las cuatro secciones del Río Aconcagua impulsa la distribución del uso de las aguas para paliar la crisis hídrica. Fuente: Diario El Trabajo. 16 octubre de 2018.


Como un momento histórico calificó el Ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, la firma del acuerdo entre la cartera y los regantes de las cuatro secciones del Río Aconcagua para combatir la creciente escasez hídrica. El acuerdo se realizó luego de un trabajo que aunó esfuerzos de distintos actores de la zona y fue suscrito por los representantes de cada una de las organizaciones de usuarios de aguas existentes en las cuatro secciones del Río Aconcagua, que agrupan el 100% de canales con derechos de aprovechamiento de aguas de sus respectivas secciones y el Ministro Fontaine, quién firmó como garante de este protocolo.

El objetivo es determinar el reparto del agua para los regantes de todas las secciones, considerando la situación de sequía que vive el país y esta cuenca en particular. Este convenio de redistribución de aguas y otras medidas, respecto de las fuentes superficiales y subterráneas, es posible gracias a que se declaró la cuenca del Río Aconcagua como zona de escasez hídrica el pasado 29 de agosto. Con este decreto se puso a disposición de las zonas afectadas, las herramientas jurídicas que posibilitarán la implementación de acciones y el desarrollo de obras e instalaciones que permiten mitigar las consecuencias de la escasez. El convenio garantiza principalmente el abastecimiento de agua para los sistemas de agua potable rural en todo el sector y las aguas para riego que es cuantitativamente mayor al de consumo humano.

«Hemos logrado este acuerdo para administrar el agua para esta temporada de riego y dada la situación de escasez hídrica que enfrentamos. Este es un acuerdo que hace que los regantes se distribuyan el agua y es el tipo de acuerdo que nosotros queremos implementar no solamente para esta temporada sino que para las futuras con una planificación racional y una mirada a futuro para la cuenca.

Es también el tipo de solución que queremos aplicar en el resto del país», indicó el Ministro Fontaine. El Intendente Regional, Jorge Martínez, manifestó que «esto es un sueño en la región, años, décadas esperando acuerdo entre las cuatro secciones para el buen uso del agua compatible primero con satisfacer las necesidades del agua potable, el agua para la población consumo humano, pero que sea compatible con el desarrollo de uno de los ejes estratégicos más necesarios para nuestra región y uno de nuestros sueños también de desarrollo de convertirnos en una potencia agroalimentaria».

El gobernador de San Felipe, Claudio Rodríguez, también se mostró satisfecho con el acuerdo: «El cambio climático llegó para quedarse y es una preocupación de nuestro Gobierno. Hoy día estamos siendo testigos de uno de los años más secos de los últimos 40 años. Por eso este hito constituye un gran alivio para quienes estamos preocupados por garantizar el consumo de agua potable para las personas y por del agua de riego para los agricultores», señaló. Un aspecto importante es que el convenio permite también dar prioridad al agua para el consumo humano, en periodos de grave escasez hídrica. Al respecto, el subgerente zonal de Esval, Alejandro Salas, señaló que «el diálogo y la colaboración público-privada han sido claves para alcanzar este resultado y celebramos que hoy tengamos un marco que guíe el uso del agua y que priorice el consumo humano, ya que el Aconcagua es una fuente muy importante para la producción de agua potable del Gran Valparaíso y litoral norte».

Detalles del acuerdo

El programa considera medidas de corto, mediano y largo plazo, con acciones concretas que contempla nuevos pozos, piscinas de infiltración, modernos sistemas de medición y grandes obras como embalses. Así, el MOP en el corto plazo pondrá a disposición 48 pozos, más las obras de conducción para el mejor aprovechamiento de las aguas obtenidas; la construcción de otros nuevos y piscinas de infiltración para su puesta en servicio para la temporada 2019- 2020. Asimismo, se instalarán estaciones de medición para el adecuado monitoreo de caudal de rio y los niveles de extracción de pozos.

2 Comentarios

  1. Gwendolyn Ledger dice:

    No es histórico ya han habido varios otros acuerdos. Lo malo de la rotación periodística es que no permiten análisis, memoria, ni critica, solamente se reproduce lo que dice un comunicado. Lo próximo es que se va a decir que se descubrió América o algo así de burdo y nadie lo va a rebatir.

    • Carlos Bonifetti dice:

      De acuerdo con lo expresado por Gwendolyn Ledger.
      Tampoco se trata de firmar acuerdos rimbombantes para vestir las incongruencias con oropeles.
      Si hay menos agua disponible hay que sacar menos para cultivos intensivos -menos agua que los aportes para que no se depriman las napas- tan simple como eso. Dejar agua primero para pequeños agricultores y para consumo humano y si sobra, pensar en grandes cultivos como las paltas. Si no hay agua, olvídense de soñar con eso de ser ‘potencia alimentaria’. No se puede redistribuir lo que no existe ni hacer embalses si no hay agua conque llenarlos.