Intercambios Chile-Perú consideran los sectores agrícolas y energéticos

Tras el anuncio del Gobierno, el encuentro "2+2" pretende ahondar en las relaciones bilaterales con la nación vecina. El mercado peruano es el segundo destino de las inversiones nacionales, con más de 400 empresas chilenas que desarrollan más de 800 proyectos. Fuente: El Mercurio. 22 octubre de 2018.


Tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, donde se resolvió que Chile no tiene obligación de negociar con Bolivia un acceso soberano al océano Pacífico, el equipo de Cancillería ha puesto su foco en otro tema no menor: estrechar las relaciones bilaterales con Perú.

Con este objetivo, el próximo 7 de noviembre las carteras de Relaciones Exteriores y Defensa realizarán un encuentro con el país vecino denominado «2+2». En la cita se abordarán temas de integración fronteriza, operaciones de paz y la cooperación en materias como los desastres naturales, seguridad pública, la trata de personas y el narcotráfico.

Para el presidente del Capítulo Chileno del Consejo Empresarial Chile-Perú, Juan Eduardo Errázuriz, este tipo de iniciativas hacen surgir «enormes oportunidades para el crecimiento de la inversión en variados sectores, tanto en Chile como en Perú».

A diciembre de 2017, según datos proporcionados por la Direcon, el stock de inversión chilena directa en Perú alcanzaba a US$ 19.137 millones, representando un 16% de las inversiones privadas chilenas en el exterior.

El mercado peruano, en la actualidad, es el segundo destino de las inversiones nacionales, con más de 400 empresas chilenas que desarrollan más de 800 proyectos en ese país. De estos, el 68% pertenecen a servicios, el 20,8% a energía y el 8,6% a industria.

Errázuriz cree que la similitud entre ambas economías -sustentadas en el libre mercado-, con favorables perspectivas y abiertas a nuevas inversiones, permite que se continúen complementando y crezca el intercambio de servicios, aumentando las oportunidades. «La minería y la inversión inmobiliaria, por ejemplo, están creciendo en forma significativa», señala. Y agrega: «Creemos que la integración entre ambos países de toda su infraestructura, especialmente energética y ferroviaria, es uno de los desafíos pendientes, que debería ser abordado pronto».

Para el presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), Bernardo Larraín, hay dos sectores donde se pueden unir fuerzas entre ambas naciones. «Tenemos complementariedades muy fuertes en el agro, por diferencias estacionales, y por lo tanto uno podría cubrir un mayor período del año enfrentando desafíos en conjunto, en alianza con el mundo empresarial chileno y el peruano».

El líder del gremio industrial agrega que en materia energética también existen desafíos comunes. «Perú tiene potencial de renovables no convencionales, también potencial hidroeléctrico y una capacidad de gas muy fuerte en base a recursos propios que Chile no tiene», señala, destacando las oportunidades en el intercambio de gas y de energía eléctrica.

El país vecino, según el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, tiene un gran potencial, principalmente minero y agrícola, que son rubros donde Chile puede aportar mucho. «Hoy en Perú el 80% de la inversión es privada y, de este 80%, solo el 20% es extranjera, por lo que tiene una gran necesidad de inversión extranjera», dice el dirigente gremial.

En la misma línea, el gerente general de la Cámara Chileno-Peruana de Comercio, Juan Pablo Glasinovic, considera que las oportunidades vienen de la mano del mercado minero y alimentario. Los desafíos, según Glasinovic, están en trabajar para homologar talentos y capacidades.

El ejecutivo considera que además se debe avanzar en la adopción de estándares comunes, particularmente en materias de calidad y certificaciones, así como en materia ambiental y sanitaria. «Todo lo anterior redundará sin duda en mayores inversiones e intercambio, estimulando la integración de nuestros mercados», señala.

Las relaciones comerciales entre ambos países siempre han estado abiertas, dice Bernardo Matte, director de empresas del grupo Matte. «Las oportunidades cuando uno las ve, las toma», dice el empresario. «Pero en general en los distintos rubros en que estamos (en Perú), en el rubro energético, si aparece una oportunidad de nuevos negocios, la vamos a mirar».

Los comentarios están cerrados.