Constructora y comunidad de Ritoque continuarán pugna por construcción de hotel

Titulares apelarán al Consejo de Ministros y al Tribunal Ambiental por rechazo de RCA en la Comisión. Vecinos piden al gestor bajar su proyecto. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 10 diciembre de 2018.


El rechazo de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) votado en la Comisión de Evaluación Ambiental(CEA) para la construcción de un hotel en Ritoque, Quintero, mandatado por la Constructora Riviera Ltda., generó diversas reacciones en autoridades locales, ejecutivos del proyecto y la comunidad, quienes tienen ideas dispares sobre el emplazamiento de la iniciativa en la comuna.

La mayor complejidad se da bajo la arista legal donde se presentan dos escenarios -uno administrativo y otro penal-, por la caducidad de los permisos de edificación, factor que fue clave para el rechazo de la iniciativa en el CEA y que será apelado por la empresa.

El representante legal de la Constructora Riviera Ltda., Álvaro Garfías, tal como lo postuló en la Comisión, aseveró que el proyecto no debería haber sido rechazado sino suspendido, y endureció su posición tras la declaración de la seremi Minvu, Evelyn Mansilla, que dijo que «a juicio de nosotros el procedimiento no debió haberse botado».

Estas palabras validaron la postura de la empresa que no desistirá del proyecto. Garfías anunció que presentarán los antecedentes al Comité de Ministros y al Tribunal Ambiental para revertir la decisión del CEA de rechazar la iniciativa ambientalmente.

«Previo a esa solicitud (suspensión del proyecto), presentamos dos «téngase presente» a la directora del SEA (Esther Parodi) advirtiéndole que el único argumento que podría haber rechazado el EIA (Estudio de Impacto Ambiental), como resultó, era la caducidad, que ya estaba con presunción de ilegalidad, por lo que, contrariamente a lo señalado por la Seremi Minvu, las autoridades estaban advertidas. Todos estos antecedentes y el proceder indiferente de la directora del SEA, respecto de esta situación, se expondrán al comité de ministros y al Tribunal Ambiental», advirtió Garfías.

El ejecutivo destacó que al SEA se presentaron las advertencias con fecha 26/10/2018 la primera (último envío) y con fecha 6/11/2018 la segunda y el Informe Consolidado de Evaluación se emitió recién con fecha 23/11/2018″.

Ante el anunció de Garfías fuentes de la Dirección Ejecutiva del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) informaron que «el Sistema de evaluación de impacto ambiental es un procedimiento altamente técnico y depende de otros instrumentos como los PR y los permisos de la Ordenanza General de Urbanismo».

Y confirmaron que «el Minvu es el servicio competente para emitir pronunciamiento» y «en el proceso de evaluación de impacto ambiental la seremi Minvu (Evelyn Mansilla) de Valparaíso tuvo todos los antecedentes a la vista y en su pronunciamiento declaró la incompatibilidad territorial del proyecto. «EIA Hotel Decameron Ritoque», según el ORD.: N° 314 de la Seremi Minvu de Valparaíso». En el documento, según fuentes del SEA, la seremi Minvu detalló que «el proyecto no es compatible con los usos de suelo establecidos en el instrumento de planificación territorial vigente, y por lo tanto, este Servicio se pronuncia inconforme».

Y precisaron que «durante el proceso incluso se le pidió un pronunciamiento excepcional a la seremi sin que entregara nuevos antecedentes. En base a este pronunciamiento el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso debe dar cumplimiento a la normativa».

Algunos actores sociales que viven en las inmediaciones donde se pretende construir el hotel, argumentaron que dado el rechazo del CEA y la postura de la Contraloría de recomendar caducar los permisos de edificación por no haber cumplido el plazo legal de tres años para inicios de la obra, «es necesario que la empresa desista del proyecto».

El presidente de la «Comunidad Rocas de Ritoque», Jorge Narea, dijo que «estamos contentos y de acuerdo con la decisión del SEA, que es lo que gran parte de la ciudadanía anhelaba. Si bien, estamos de acuerdo con las iniciativas privadas de desarrollo, éstas deben regirse por el marco regulatorio de la ley, proteger el medio ambiente y el derecho a una vida libre de contaminación. Lamentablemente este proyecto fue concebido y desarrollado a espaldas de la regulación vigente pasando por alto las consideraciones referentes a la preservación de napas subterráneas y vida silvestre».

Andrés León, de la organización Dunas de Ritoque, acotó que sabemos que «ellos (la empresa) tienen otras instancias legales para poder seguir intentando seguir adelante con el proyecto (…) . Están en su derecho, pero nosotros creemos que van a perder en todas las instancias y deberían desistir de la iniciativa».

Daniel Tello, de la Junta de Vecinos Ritoque Playa y Club Ritoque, recalcó que dado el historial de la empresa y los dictámenes de Contraloría «tienen que desistir, aquí no es sólo una cosa del director de Obras, él sólo acató ordenes de la Contraloría. La irregularidad estuvo con el director de Obras anterior suspendido de sus funciones por no acatar las ordenes de Contraloría». Referente a desistir del proyecto, Garfías dijo que no existe intensión de la empresa de tomar esa alternativa.

Los comentarios están cerrados.