Plantas desalinizadoras generan más residuos tóxicos que agua

La mayoría de estos desechos terminan en la tierra o el mar. Fuente: El Mercurio. 15 enero de 2019.

By Comunicaciones

Plantas desalinizadoras generan más residuos tóxicos que agua

Unas 16 mil plantas de desalinización en el mundo producen más residuos tóxicos que agua potable, según el primer estudio mundial sobre la materia. Por cada litro de agua obtenido del mar o de aguas salobres, un litro y medio de barro salado, llamado salmuera, termina en el océano o la tierra, según la investigación publicada ayer en la revista Science of the Total Environment. La salmuera extremadamente salada es todavía más tóxica al estar compuesta por químicos utilizados en el proceso de desalinización, como por ejemplo el cobre y el cloro. La cantidad total de salmuera producida —más de 50 mil millones de metros cúbicos al año en el mundo— podría cubrir una superficie equivalente a las regiones de Tarapacá y Antofagasta con una capa de 30 cm, según calcula el estudio.

‘El mundo produce menos agua desalinizada que salmuera’, dijo a la AFP Manzoor Qadir, coautor del informe y científico del Instituto del Agua, Medioambiente y Salud de la Universidad de la ONU en Ontario (Canadá). ‘Casi toda la salmuera regresa al medioambiente, sobre todo al océano’, dijo. Toda esta sal adicional aumenta la temperatura de las aguas costeras y disminuye el nivel de oxígeno, lo que puede crear ‘zonas muertas’. ‘En estas condiciones, para los organismos acuáticos es difícil respirar. Necesitan O2 para sobrevivir’, agregó Qadir. Más de la mitad de la salmuera mundial procede solo de cuatro países: Arabia Saudita (22%), los Emiratos Árabes Unidos (20,2%), Kuwait (6%) y Qatar (5,8%). África del Norte, Medio Oriente y muchas pequeñas islas en lugares como el Pacífico dependen en gran medida del agua desalinizada.

Casi dos tercios de ella son para consumo, y el resto se utiliza como refrigerante en la producción de energía y también en la agricultura. Una de cada cuatro personas vive en regiones donde los recursos de agua son insuficientes un período del año, mientras que unos 500 millones sufren escasez todo el año. Desde 2015, el Informe de Riesgos Globales del Foro Económico Mundial incluye las ‘crisis del agua’ entre las amenazas globales, por encima de los desastres naturales y las migraciones. La escasez de agua tiene muchas causas, entre ellas una población global masiva que se acerca a los 8 mil millones de personas. Muchos grandes ríos ya no llegan al mar, las zonas acuíferas se secan y la contaminación también afecta al agua. Con el cambio climático, la situación empeorará. Por cada grado que sume el planeta, alrededor de 7% de la población mundial tendrá 20% menos agua, según el IPCC.

‘La tecnología de desalinización ha beneficiado a muchas personas’, dijo Qadir, ‘pero no podemos ignorar la producción de salmuera, que se convertirá en un grave problema en el futuro’. En 2025, el mundo contará con al menos 17.500 plantas. Hoy, más del 90% de las plantas de desalinización se hallan en países ricos, lo que demuestra que la tecnología es cara. Pero eso también significa que esos países tienen la capacidad de desarrollar formas de desechar la salmuera que no afecten tanto el medio ambiente, según Qadir.

  • 2 Comments
  • 15/01/2019

Comments

  1. Erwin Plett
    24/01/2019

    Lamentable este artículo que no se ciñe a la verdad y realidad por motivos que no conozco. Se habla de TOXICIDAD y BARROS SALADOS para ¿Causar pánico? ¿Demostrar que toda tecnología es mala?

    El artículo original: “The state of desalination and brine production: A global outlook” by Edward Jones, Manzoor Qadir, Michelle T.H. van Vliet, Vladimir Smakhtin y Seong-mu Kang, no llega a esas conclusiones falsas que tiene el artículo de El Mercurio del 15/01/2019.

    Tecnología de Desalinización:
    Lo que hoy se usa mayoritariamente es Osmosis Reversa. Es una filtración a altas presiones (200bar) en la que se usan grandes flujos de agua de mar para limpiar físicamente en forma constante las membranas, Si no se taparían como le pasa a todo filtro. Se obtiene un 50% de agua potable del agua de mar.

    Toxicidad:
    El agua de mar natural es salobre y “tóxica” (las personas se mueren si la toman con 0,35% de sal natural), por lo que, si se le quita la mitad como agua potable a través de la Osmosis Reversa, esa agua queda más salobre (0,7% de sal), pero no se trata de un barro, ni de una salmuera (> 5% de sales) sino que agua de mar con algo más de sal, nada más, sin cambiar su toxicidad natural.

    Balance de masa simple:
    A una planta de desalinización entra 100% agua de mar, se produce 50% agua potable y se concentran las sales en el 50% de flujo de agua que se descarga (la que en el artículo se le llamada equivocadamente salmuera).
    Los 1,5 “lt de barro salado” por litro de agua potable producida es un claro error de cálculo, o interpretación mal intencionada, ya que el agua de descarga con 0,7g/lt de sal ni siquiera es comparable con el agua del Mar Muerto, con 35g/lt, que claramente no es ningún barro.
    La eliminación de la sal más concentrada filtrada del agua podría ser el problema aludido. No hay aumento significativo de la temperatura del agua de descarga. Esta descarga, con aprox. 50% del caudal que entra, podría cambiar la salinidad y disminuir la cantidad de oxígeno en el agua en el sitio puntual de su eliminación, si no se diluye correctamente. En realidad, la dilución se hace en unos centímetros de la salida.
    Nota: no hay “sal adicional” por las plantas desalinizadoras, sino que la sal ya está en el agua marina original. Lo que se hace es extraer el agua pura, que es lo que pasa en el ciclo natural de evaporación en los mares día a día, y que llueve después también.
    Pero OJO: El agua que pasa por las 16 mil plantas de desalinización (100 millones m3/ día), similar a la descarga del río Baker en Chile, a nivel mundial es una fracción completamente despreciable del volumen de agua de los mares.
    Contaminantes:
    La limpieza química se hace dos veces al año con álcalis y ácidos como en toda industria de alimentos. En una operación normal no se usa cobre, y el uso de cloro como detergente (que está presente también en la sal de mar como sal “NaCl”) sólo se utiliza en procesos de higienización, como se hace en toda la industria alimenticia diariamente. El proceso de limpieza de membranas utiliza algunos productos químicos, incluidos cloro, ácido clorhídrico y anti-incrustantes (que evitan depósitos calcáreos como en toda caldera), químicos que pueden ser nocivos en altas concentraciones, pero no a las diluciones como emanan de las plantas desalinizadoras.

    Estas plantas requieren de electricidad para las bombas (unos 3kWh/m3). Si la electricidad proviene de Plantas Termoeléctricas si hay altas emisiones de GEI. Si la electricidad usada es de fuentes Hídricas, Solares o Eólicas no se le puede atribuir ese tipo de emisiones contaminantes a las Plantas Desalinizadoras.

  2. Felipe Ladron de Guevara
    15/01/2019

    El planeta y la naturaleza es un equilibrio en si mismo, cada componente unido a otro forma parte de este equilibrio. Si se saca agua salada del mar y se separan sus componentes, se genera inmediatamente un desequilibrio generando contaminación. Si no somos capaces de ver del todo cada componente y hacernos cargo de aquello que no utilizamos, la tecnología entonces deja de ser factible. Lo demás es ser reactivo frente al impacto.
    Por otra parte uno podría pensar que el beneficio de obtener agua potable es mayor, sin embargo los residuos se acumulan y mas temprano que tarde la balanza se inclinará hacia el mayor impacto negativo por tener un pasivo ambiental inmanejable tal como ocurre hoy en día con las miles de toneladas de plástico que flotan en el mar y que sin saber comemos en nuestra mesa.

Comments are closed.