Senadores y alcaldes piden a Schmidt un congelamiento del parque industrial

Foto: Claudia Pool.

Alertan sobre 600 hectáreas disponibles en Quintero. Ministra expuso en comisión. Fuente: El Mercurio de Valparaíso. 9 enero de 2019.


Una serie de opiniones cruzadas provocó la semana pasada el ingreso a la Contraloría del nuevo Plan de Prevención y Descontaminación para las comunas de Concón, Quintero y Puchuncaví, herramienta que pretende reducir en un plazo de 5 años las emisiones contaminantes de las tres comunas declaradas saturadas y latentes desde el año 2015.

En lo formal, el alcalde de Concón, Óscar Sumonte, envió un oficio a la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, a quien pidió explicar por qué no entregó la información sobre el plan antes de avanzar en su aprobación. El caso también movilizó a la senadora Isabel Allende (PS), presidenta de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara Alta, quien invitó a la secretaria de Estado a exponer el plan ante los senadores. Dicha visita se concretó ayer, en la sede del Congreso Nacional, en Valparaíso, en una sesión de la cual participaron también el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, y los alcaldes de Puchuncaví, Mauricio Carrasco; Puchuncaví, Eliana Olmos, y Concón.

En la instancia, la senadora Allende informó que la comisión acogía la petición de los alcaldes, en el sentido de pedir formalmente a la ministra Schmidt las medidas que permitan prohibir el ingreso de nuevas empresas contaminantes, principalmente respecto de las 600 hectáreas susceptibles de urbanizar de esta manera de acuerdo a los planes reguladores vigentes.

El objetivo, explicó la legisladora, es resguardar la zona antes de que entren en vigencia los instrumentos de protección, cuya plena implementación demora algún tiempo.

«En Quintero hay más de 600 hectáreas donde podrían instalarse más industrias. Estamos viendo esta moción, creemos que hay que darle apoyo, trabajarla (…) crear un instrumento que, al menos, impida que en la base de transición se genere una actividad contaminante», precisó la senadora.

La idea de congelar el parque industrial recibió el respaldo del senador Francisco Chahuán (RN), quien aseveró que pese a existir un plan de descontaminación «se requiere, adicionalmente, una norma de gases de hidrocarburos, se requiere una norma de arsénico y se requiere el congelamiento del parque industrial en el cordón de Quintero y Puchuncaví. Esa es la única forma de finalmente comenzar a pensar en un antes y en un después».

Los alcaldes insistieron ante la comisión de senadores en la necesidad de prohibir cualquier nueva iniciativa que pueda significar contaminación. Un ejemplo comentado en la instancia es el muelle multipropósito de Oxiquim, proyecto que recibió críticas tanto de senadores como alcaldes, debido a que significa un aumento en el tránsito de graneles, con efectos secundarios que, de acuerdo a los presentes, serían negativos y contrarios al espíritu que busca el plan de descontaminación.

El alcalde de Quintero, Mauricio Carrasco, dijo que «estamos solicitando que no se apoye ningún proyecto más en la bahía, creo que no resiste ninguna industria más en Concón, Quintero y Puchuncaví».

Lo de Oxiquim, añadió, «va en sentido contrario a descontaminar (…) Si queremos descontaminar y queremos mejorar, el Gobierno no puede autorizar nuevas concesiones y nuevas instalaciones».

En ese sentido, la alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos, precisó que es importante que una vez que el plan sea aprobado y puesto en marcha, «no haya nada más que se pueda instalar en la bahía de Quintero y Puchuncaví».

Una idea similar para su comuna expuso el alcalde de Concón, Óscar Sumonte, quien aprovechó la instancia para manifestar, nuevamente, su rechazo a la termoeléctrica Nueva Era, que impulsa la empresa estatal Enap.

«Compartiendo lo que han dicho los demás colegas, expongo la necesidad de este congelamiento y de que no se permitan más instalaciones de empresas contaminantes. Por eso hemos sido enfáticos en pedirle a la ministra y aquí, en la Comisión de Medio Ambiente, que no queremos una nueva termoeléctrica en la comuna de Concón».

Sobre estos dichos, la ministra Carolina Schmidt dijo que había un entendimiento sobre la petición de congelamiento, pero advirtió que la competencia del cambio de uso de suelo no depende de la cartera.

«En relación a las 600 hectáreas y la congelación del parque industrial, señalar que eso excede las facultades que como Ministerio del Medio Ambiente tenemos. En los planes de ordenamiento territoriales hay facultades que no están bajo la sumisión de Medio Ambiente, pero compartimos el sentimiento que, si bien puede haber permisos, socialmente es muy complejo que se instalen industrias en la zona (…) La población ha vivido una situación muy compleja que hace muy difícil ese incremento del parque industrial», reconoció Schmidt.

La senadora Allende calificó de «ambiguas» las palabras de la ministra del Medio Ambiente y advirtió que la postura tanto de los senadores de la comisión como de los alcaldes de las comunas en la zona saturada es concreta. «Nosotros tenemos una posición más clara: ninguna termoeléctrica a carbón, nunca más, ninguna nueva industria mientras estemos en esta situación y aplicando este plan».

Como lo señaló la ministra Schmidt, el cambio de uso de suelo no es de competencia de Medio Ambiente, sino que del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), entidad con la cual se comunicó este Diario hace más de una semana para consultar sobre el tema, pero hasta cierre de esta edición no hubo respuesta.

Los comentarios están cerrados.