Comisión de MA del Senado respalda introducir cambios a la Declaración de Impacto Ambiental

La Comisión de Medio Ambiente del Senado dio ‘luz verde’ a tres mociones parlamentarias que apuntan a fortalecer el cuidado de la naturaleza, entre ellas, facilitar que la comunidad se pronuncie en el proceso de Declaración de Impacto Ambiental. Fuente: Bio Bio Chile, 25 de abril de 2019.


Las iniciativas van en pro de facilitar que la comunidad se pronuncie en el proceso de Declaración de Impacto Ambiental; también resguardar los humedales llamados turberas -cuya vegetación ha comenzado a comercializarse- y proteger las áreas silvestres de pavimentación u otras intervenciones.

En cuanto a la primera medida, los legisladores respaldaron en general la moción en segundo trámite, que introduce cambios a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Dado que se trata de un artículo único, la Comisión continuará con el debate en particular. De esta forma, se fijó el 13 de mayo como plazo máximo para presentar indicaciones.

La propuesta apunta a que el plazo que otorga para solicitar participación ciudadana en las DIA, se extienda. En la actualidad, los interesados en el proyecto con afectación ambiental tienen un plazo de 10 días para hacer sus reparos, así se propone aumentarlo a 20 días.

En tanto, en condiciones de ser visto por la Sala quedó la segunda moción de los senadores Carolina Goic, Carmen Gloria Aravena, Ximena Órdenes, Francisco Chahuán y Alfonso De Urresti sobre protección de las turberas, que cursa su primer trámite.

La idea de la norma es protección de las turberas (humedales), con el objeto de preservarlas y conservarlas como reservas estratégicas para la regulación de la química atmosférica y de la hidrología, para la protección de la biodiversidad y para el turismo sustentable. Esto considerando que en los últimos años, se ha tomado conciencia del valor económico que implica la explotación de algunas de las especies vegetales que alberga.

Cabe considerar que se entiende por turberas un tipo de humedal que se caracteriza por la producción continua y progresiva de turba, la cual se deriva de la acumulación de materia (vegetal) orgánica en estado de semi-descomposición, debido a la combinación de saturación permanente de agua, bajos niveles de oxígeno y altos niveles de acidez que inhiben la sobrevivencia de organismos descomponedores.

Finalmente, los legisladores respaldaron las ideas matrices de la moción de los senadores Alfonso De Urresti, Carolina Goic y Carlos Bianchi, que busca limitar las obras de urbanización en las áreas silvestres protegidas.

La idea surgió a raíz de una noticia recientemente publicada, que relataba que el Ministerio de Obras Públicas había tomado la decisión ‘de asfaltar los caminos interiores del Parque Nacional Torres del Paine en la región de Magallanes’.

Frente a este y otros hechos, la iniciativa busca recoger la preocupación por los impactos que puede generar en un ecosistema existente en un área silvestre protegida, la idea de urbanizar alguna parte de él o pavimentar algunas vías o caminos interiores de un parque u otra área sobre la cual justamente se les otorgó este estatus, con el fin de evitar cualquier alteración a su condición natural y su conservación para las futuras generaciones.

De esta manera, parte del texto en debate señala: ‘La superficie de un parque nacional no podrá ser susceptible de urbanización ni edificación, sin perjuicio de lo que determine el respectivo Plan de Manejo en cuanto a las instalaciones precisas para garantizar su gestión y contribuir al mejor cumplimiento de sus objetivos como área silvestre protegida’.

Los comentarios están cerrados.