Debate por financiamiento de la COP25 y compromisos en materia de cambio climático marcaron el Senado

En la primera jornada de debate quedaron de manifiesto las distintas posturas que existen sobre el procedimiento y la institucionalidad elegida para organizar esta cumbre con sede en Chile. Fuente: Senado, 9 de abril de 2019.


La urgencia de los desafíos para enfrentar el cambio climático, los compromisos y la política exterior de Chile, además del rol en la organización y financiamiento de la próxima COP 25 en Chile, fueron algunos de los temas que abordaron los senadores, en la primera jornada de debate en Sala del proyecto que establece el financiamiento, regula la ejecución y dicta otras normas para la implementación de la Conferencia Internacional para el Cambio Climático denominada COP 25.

Parte de este debate ya se había verificado, previamente, en la Comisión de Hacienda (Revise la nota relacionada), además el debate en general en Sala continuará en la jornada de este miércoles 10 de abril.

Si bien la mayoría de los senadores dejaron en claro que la realización de este encuentro internacional entre el 2 y 3 de diciembre próximo, no está en cuestión, sí hubo matices, en cuanto a las responsabilidades políticas en el procedimiento que se establece en el proyecto para la organización y el financiamiento a través de transferencias desde el Ministerio de Medio Ambiente a la Fundación Imagen Chile.

Asimismo, surgieron reparos respecto a si este modelo de institucionalidad para gestionar un evento de esta naturaleza es la más adecuada y si debería esta ley entregar a una fundación facultades que, en realidad, no tiene o no fue creada para esos fines.

Otros argumentos tuvieron que ver con la necesidad de «dar una señal como país para asumir los compromisos del cambio climático declarando sus metas en cuanto a la disminución de las emisiones, suscribiendo convenios como el de Escazú y promoviendo políticas claras respecto a los planes de descontaminación y cómo enfrentar los problemas en las zonas saturadas o de sacrificio como Quintero».

Por otro lado, senadores de gobierno valoraron la actitud proactiva de las autoridades para asumir el desafío de organizar esta cumbre, luego que Brasil desistiera en diciembre pasado. Destacaron además que será una “oportunidad histórica invaluable para afianzar un liderazgo de Chile en estas materias a nivel internacional”.

Respecto a las críticas por la institucionalidad para ejecutar los recursos y la organización, la ministra de Medio Ambiente, precisó que fue la fórmula más práctica que permitía comenzar a la brevedad con la logística y solicitó el respaldo a esta iniciativa.

Durante el debate intervinieron los senadores Ricardo Lagos Weber, José García Ruminot, Jorge Pizarro, Juan Antonio Coloma, Kenneth Pugh, Juan Ignacio Latorre, David Sandoval, Isabel Allende, José Miguel Insulza, Ximena Rincón, José Miguel Durana, Álvaro Elizalde, Francisco Chahuán,Guido Girardi. Además de la ministra de Medio Ambiente.

La iniciativa de ley tiene por objeto financiar, regular la ejecución y dictar las normas necesarias para que Chile asuma la presidencia y sea sede de la próxima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, denominada COP 25, a realizarse entre los días 2 y 13 de diciembre de 2019.

Se autoriza a la Fundación Imagen de Chile a celebrar actos y contratos por un máximo de 90 MMUSD hasta abril de 2020. Mediante esta ley se solicita al Congreso la aprobación de un presupuesto de 35 millones de USD (22 mil millones de pesos) para dar inicio a los procesos de licitación y preparación de la COP25, los que ser incluirán en la Ley de Presupuesto 2019.

Además, se incorporan los recursos a la partida 25, Ministerio del Medio Ambiente, Capítulo 01 Subsecretaría del Medio Ambiente, Programa 01 Subsecretaría del Medio Ambiente, Subtítulo 24 Transferencias Corrientes, Ítem 03 “A otras entidades públicas”.

Los recursos se entregan al Ministerio de Medio Ambiente, quien los transfiere a la Fundación Imagen de Chile, previa toma de razón por la Contraloría. La Fundación deberá rendir cuenta antes del 30 de abril de 2020.

Los comentarios están cerrados.