COP25: Por qué Chile no tiene una ley de Cambio Climático

Consultada por la ausencia de legislación en la materia, Flavia Liberona, Directora Ejecutiva de Fundación Terram, aseguró que existen urgencias mayores como la descarbonización y un adecuado financiamiento para ejecutar las iniciativas que proponen los gobernantes. Fuente: La Tercera, 30 de mayo de 2019.


En diciembre de este año, Chile será sede de la cumbre de Medio Ambiente y cambio climático más relevante a nivel global. La Conferencia de las Partes – que se realizará entre el 2 y el 13 de diciembre en Santiago- es la instancia de la ONU en la que representantes de 197 países discuten y generan compromisos para impulsar políticas activas que protejan el planeta y se fijen criterios para el cumplimiento del Acuerdo de París.

Sin embargo, a siete meses de ese evento, Chile aún no cuenta con una legislación que ampare esos objetivos.

En julio de 2018, la ministra del Medio Ambiente de ese entonces, Marcela Cubillos, anunció el inicio del proceso de elaboración de la Ley marco de Cambio Climático y dio a conocer un cronograma donde se incluía la elaboración de un anteproyecto que se sometería a una Participación Ambiental Ciudadana (PAC) entre marzo y julio. Posterior a eso se ingresaría al Congreso la iniciativa para que comience su tramitación legislativa.

Pero, desde la cartera que actualmente es liderada por la ministra Carolina Schmidt, señalan que el anteproyecto aún no está listo y que se encuentra en etapa de revisión por parte de distintos ministerios. En declaraciones a La Tercera, la secretaria de Estado manifestó que esperan empezar en junio con la consulta.

Con esto, el proyecto se presentaría durante el segundo semestre de este año, previo a la COP25, lo que imposibilitaría tener una Ley Marco de Cambio Climático antes de que comience la cumbre.

El proyecto -que fue elaborado por el ministerio, en consulta con otras carteras- “busca establecer facultades y obligaciones de los organismos del Estado para la acción climática, a nivel vertical (nacional a local) como a nivel horizontal (distintos sectores)”. Pero además, señala la ministra, será flexible para ajustar medidas “de acuerdo a los cambios económicos o aprendizajes”.

Cambio climático y biodiversidad

Para la directora ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, si bien el retraso de la presentación del proyecto se explica entre otras cosas por el cambio de ministro que hubo –de Cubillos a Schmidt- y por la decisión de albergar la COP, también hubo poca claridad del Ejecutivo cuando se empezó a trabajar en la iniciativa. “Durante enero, el gobierno hizo algunos talleres, que yo diría fueron muy deficientes en términos de no tener claro lo que querían hacer, no había objetivos ni propuestas, entonces era más bien un modelo de lluvia de ideas más que talleres para la construcción de una ley”.

En ese momento, dice, desde Medio Ambiente indicaron que el proyecto se presentaría en abril para dar inicio a la consulta ciudadana. Y aunque hasta el momento eso no ha ocurrido, Liberona señala que igualmente, entre quienes participaron en el proceso de enero, nunca se pensó contar con una ley de cambio climático previo a la COP25: “Es impensable”, indicó.

Pero hay otros puntos que sí se deben abordar con más celeridad, asegura: la descarbonización y la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas. “La descarbonización si es el año 2040 no sirve. Que el Presidente (Piñera) se la juegue, que la ministra (Schmidt) se la juegue con cerrar termoeléctricas a carbón hoy para tenerlas cerradas para la COP. Esa sería una acción importante”, sostiene la bióloga que además es parte del consejo asesor presidencial para la cumbre.

Tal como la Ley de Cambio Climático, el proyecto de biodiversidad “no tiene para cuando”, dice Liberona. El tema, añade, es que “en Chile se dicen muchas cosas. Todos los gobernantes dicen muchas cosas lindas en materia medioambiental, pero cuando vas a mirar los presupuestos para ejecutar, te das cuenta que no hay plata, da lo mismo lo que digan”.

Ricardo Bosshard, director para Chile de WWF, es “muy necesario” contar con una Ley de Cambio Climático. “Hemos visto que el gobierno también lo entiende así, por lo mismo esperamos que ésta pueda incorporar todas las visiones y cumplir su trámite con normalidad”, señala.

Igualmente sostiene que “creemos que hay otros desafíos legislativos igual de urgentes y que se complementan, como por ejemplo la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, sobre todo al considerar que la protección de la naturaleza es también una herramienta para enfrentar el cambio climático y sus efectos”.

Emergencia climática

Durante esta jornada del miércoles, parlamentarios Revolución Democrática solicitaron al Presidente Piñera que se declare estado de emergencia climática en Chile. “Como sede de la próxima COP25 queremos que el gobierno asuma el liderazgo y ponga en el centro la salud de las personas, el bienestar de las familias y del medio ambiente. Hoy en día necesitamos urgente la declaración de una emergencia climática. El gobierno se debe poner a la altura de la alianza global más importante de la historia de la humanidad”, dijo la diputada Catalina Pérez, integrante de la comisión de Medio Ambiente de la Cámara.

La parlamentaria añadió que para esto se necesita una inversión de recursos más exigente, que podría darse a través de la creación de un Fondo Nacional específico: “Es clave que la ley de presupuestos a presentar para el año 2020 tenga avances significativos en esta dirección”.

Pero además, Pérez anunció que ofició al Mandatario para conocer el cumplimiento de la Estrategia Nacional de Adaptación al Cambio Climático y sobre el estado actual del Plan de Acción Nacional para el Cambio Climático, y también solicitará al Ministerio del Medio Ambiente información sobre en qué está la Ley Marco de Cambio Climático. 

Los comentarios están cerrados.