Astaldi arremete contra el MOP por embalse Punilla: “Errores afectan seriamente la factibilidad de la concesión”

Foto: Resumen.

'Solicitamos que el panel dé cuenta de las incongruencias en el contrato actual de concesión y de sus consecuencias en la factibilidad de ésta, tanto en la producción de energía como en la disponibilidad de agua para los regantes', afirmó la empresa. Fuente: Diario Financiero, 21 junio de 2019.


Un nuevo frente de conflicto en su relación con el gobierno abrió el grupo italiano Astaldi luego que ayer solicitara compensaciones al Ministerio de Obras Públicas (MOP) argumentando errores en el diseño del Embalse La Punilla (VII Región) por un monto que van desde los 2,2 millones de UF (unos US$ 91 millones) hasta 4,16 millones de UF (US$ 170 millones) en el escenario técnico más complejo.

La reclamación se refiere a la construcción del proyecto de riego y de generación eléctrica adjudicado en 2016 a la Sociedad Concesionaria Aguas de Punilla, de la cual Astaldi tiene el 100% de la propiedad.

Ante el Panel Técnico de Concesiones, la empresa afirmó que en el marco de los trabajos de ingeniería de detalle del proyecto, los estudios a nivel topográfico en la zona de inundaciones «detectaron serios errores en los documentos contractuales en lo que concierne a la capacidad de almacenamiento mínima del embalse, que es el factor clave para la sustentabilidad de la concesión».

A través de un comunicado, la empresa asevero esta mañana que lo anterior «genera graves efectos en el cumplimiento de las obligaciones contractuales vinculadas a la entrega de agua para riego y además produce efectos económicos adversos en el Servicio de Producción de Energía Hidroeléctrica, que afectan seriamente la factibilidad de la concesión y que, por su tamaño, no pueden ser resueltas con modificaciones al diseño de la presa».

Concebido como un embalse multipropósito cuyo objetivo principal es asegurar el riego en un conjunto de comunas de la provincia del Ñuble como Chillán y San Carlos, el proyecto contempla la construcción de una represa con una altura de 137 metros y una capacidad de almacenamiento total de 625 millones de metros cúbicos (m3).

Asimismo, la iniciativa considera la de producción de energía hidroeléctrica con una capacidad de entrega de 525 GWH anuales al Sistema Interconectado Central.

El punto en cuestión que reclama la concesionaria se refiere a las especificaciones de la capacidad de almacenamiento mínima del proyecto. En concreto, reclama que los que errores los del MOP en el diseño de ingeniería que, a su juicio, determinan una disminución en niveles de 10% en relación a la capacidad de almacenamiento total de agua, por un volumen equivalente a 61,1 millones.

Con esta reclamación, el grupo italiano sumó un nuevo capítulo a las diferencias que ha sostenido con el Estado. A través de su brazo constructor, Astaldi protagonizó un duro conflicto con el MOP por la ejecución de las obras del hospital Félix Bulnes, que finalmente terminó con la salida de esta de las obras constructivas.

Asimismo, la italiana forma parte de la sociedad concesionaria del Aeropuerto Arturo Merino Benítez a través de su participación del 15% de Nuevo Pudahuel (que encabezan Aeroports de Paris y la Vinci Airports), firma que exigió una compensación por US$ 180 millones al MOP, argumentando ante el Panel Técnico de Concesiones un conjunto de retrasos en la aprobación de los proyectos de ingeniería definitiva.

Los comentarios están cerrados.