Quintero: tres establecimientos educacionales evacuados por presencia de gases en exteriores y alcantarillados

Foto: Claudia Pool.

Este martes, la Superintendencia de Servicios Sanitarios y el municipio revisarán los alcantarillados colindantes para “descartar emergencias ambientales”. Fuente: La Tercera, 17 de junio de 2019.


Dos jardines infantiles y un colegio fueron evacuados en Quintero por avisos de olor a gas, entre el 14 y 17 de junio.

El viernes, el municipio y Bomberos determinaron la presencia de gas metano en el alcantarillado del Colegio Santa Filomena, por lo que procedieron a evacuarlo.

Este lunes, a las 10.30 horas, el jardín infantil Michelle Bachelet comunicó la misma advertencia. Tras concurrir Bomberos y la PDI, el municipio informó que “se determinó la presencia de gas desconocido en el ambiente que se originaba al exterior del recinto”.

15 minutos más tarde, el jardín infantil Bambi notificaba y evacuaba por el mismo motivo. “Llegó la ambulancia porque algunas tías y niños se sintieron mal, con dolor de guatita”, explicó a La Tercera la apoderada Valeria Carrasco, quien justamente se encontraba allí. En este tercer caso la municipalidad concluyó que “había gas metano y ácido sulfhídrico proveniente del alcantarillado del recinto”.

Este martes, la Unidad de Medio Ambiente de la municipalidad de Quintero y la Superintendencia de Servicios Sanitarios inspeccionarán las cámaras de los alcantarillados colindantes a los tres establecimientos educacionales afectados, “con el propósito de descartar emergencias ambientales producidas por resumideros o por el propio alcantarillado”.

No obstante, la agrupación Mujeres de Zona de Sacrificio Quintero – Puchuncaví en Resistencia rechazó la explicación técnica emanada desde la municipalidad. “Es una excusa tan tonta. Le echan la culpa al alcantarillado, pero eso es imposible, sobre todo un día con lluvia. Los olores se sienten todos los días. Siempre está hediondo a gas”, manifestó a La Tercera Cristina Ruz, integrante del movimiento.

Esta opinión fue compartida por Andrés León, presidente de la ONG Dunas de Ritoque, quien dijo que “con la lluvia menos se estacan los gases (en el alcantarillado). No están midiendo bien y justo se han presentado peaks de dióxido de azufre. Es coincidente”.

Los comentarios están cerrados.