Essal evita dar fecha exacta para reponer el agua en Osorno y piden decretar zona de catástrofe

La empresa argumentó que un nuevo corte, que afecta a 17.500 viviendas, se debe a la alta demanda y a la turbiedad del río Rahue. Fuente: 19 de julio de 2019.


Cerca de 17.500 hogares, según Essal, se encuentran todavía sin suministro de agua potable en Osorno y aún no se sabe con exactitud cuándo volverán a tenerlo. El número corresponde al 30% de los hogares de la ciudad afectados por el corte del servicio desde hace ocho días, luego del derrame de 1.100 litros de combustible en la planta potabilizadora Caipulli. La indignación entre los osorninos aumenta, lo que se vio reflejado en una nueva protesta ayer, en la que cientos de personas gritaron consignas como «¡fuera Essal!» y «¡no más mentiras!». Acompañados de concejales y dirigentes sociales, varios residentes de la sureña ciudad recorrieron sus calles e hicieron sonar cacerolas.

MOP ACUSA POCA CLARIDAD

La indignación también crece en las autoridades. La encargada de emergencias del municipio de Osorno, Karla Benavides, exigió a La Moneda que decrete zona de catástrofe. En tanto, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, dijo que lo sucedido constituye una «crisis humanitaria y sanitaria» y «es una situación indignante y ni Osorno ni ninguna otra ciudad de nuestro país se merece una empresa tan penquita como Essal».

«Desde el primer corte, la empresa ha sido errática en la entrega de la información, ha sido poco clara en los pasos a seguir y habido equívoca incluso en la entrega de los antecedentes al Gobierno», añadió, tomando las palabras de Sebastián Piñera, quien dijo que Es-sal entregó información «confusa y contradictoria».

De hecho, el gerente de operaciones de Essal, Andrés Duarte, aseguró que no puede entregar una fecha precisa para la reanudación total del suministro, aunque dijo que no debiera ser en más de tres días. Junto con dar por superada la emergencia por contaminación de hidrocarburos, de acuerdo a los análisis técnicos y de la seremi de Salud, expuso que por ahora están frente a un problema de disponibilidad de agua, ya que la demanda de superó las expectativas: «Siendo un caudal medio de la ciudad de Osorno de 370 litros por segundo en condición normal, el caudal demandado en horas punta de ayer (miércoles) fue de 670 litros por segundo».

Según Duarte, eso generó que los estanques se agotaran y que la capacidad de producción se viera superada, aloque sumó que las aguas del río Rahue están más turbias por las lluvias en la alta cordillera. El ejecutivo negó que Essal esté ocultando información.

SANCIONES 

Sobre las sanciones posibles contra Essal, el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, dijo que el nuevo corte del suministro significa «una nueva infracción de esta compañía y, por lo tanto, la Superintendencia (de Servicios Sanitarios) hará la investigación que corresponde y aplicará las sanciones que correspondan».

El superintendente Jorge Rivas no descartó que a Essal se le pueda quitar la concesión: «Ya se ha caducado concesiones; hay tres casos en estos treinta años. Por lo tanto, la ley sí puede operar . Rivas insistió que han buscado mejorar la ley para el sector sanitario, «que ya es muy antigua. Hace dos años que hay en tramitación un proyecto para reformar el sector y que nos podría dar más ambiciones y recoger un clamor popular después de un evento tan desastroso como este».

Los comentarios están cerrados.