CDE estudia querella por emergencias medioambientales en Talcahuano, Quintero y Puchuncaví

El Consejo de Defensa del Estado pidió el análisis de los antecedentes del caso a su oficina en Concepción, con el objetivo de decidir la eventual presentación de una querella por las emergencias en las distintas comunas. Fuente: Biobío Chile, 10 de septiembre de 2019.


El Consejo de Defensa del Estado estudia la posibilidad de hacerse parte en la investigación por los episodios de contaminación en Talcahuano, Quintero y Puchuncaví, ocurridos en agosto de 2018, según información exclusiva de Radio Bío Bío.

Manuel Pizarro, director de Red Infancia y Movimiento por la Infancia de Quintero y Puchuncaví, sostuvo que no habían solicitado la intervención del Consejo de Defensa, sin embargo, la decisión de hacerse parte en la causa podría dar mayor fuerza a la investigación abierta por la iniciativa de los habitantes del cordón industrial.

De acuerdo a las fuentes de Radio Bío Bío, lo que incidirá en el estudio del CDE es que existan indicios sobre la responsabilidad de empleados públicos, por ejemplo de ENAP, en la contaminación que obligó a evacuar el Mall Plaza El Trébol en Talcahuano, y luego a la atención de docenas de personas por problemas de salud en la región de Valparaíso.

Ambos aspectos, subrayó el abogado querellante, Remberto Valdés, ya están totalmente acreditados y por ello es lógico que el CDE deba intervenir.

Además, lo que los abogados del organismo estatal deberán establecer como argumento para querellarse es la posibilidad que las emergencias hayan ocasionado un daño medioambiental, lo que según Katta Alonso, del Movimiento Mujeres en Zona de Sacrificio de Quinteros en Resistencia, es algo establecido desde hace tiempo por una serie de estudios.

Sobre la entrega de los detalles de la causa de parte del Ministerio Público al Consejo de Defensa, la Fiscalía Regional del Bío Bío indicó que a mediados de agosto se confirmó al organismo fiscal que la carpeta abarca delitos medioambientales, pero que por ser una investigación reservada y bajo secreto para terceros no podía compartir los antecedentes recopilados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *